Kiosco

El Periódico de Aragón

Pleno municipal

La Navidad pasa factura: Zaragoza debate sobre el gasto de las luces en pleno mes de mayo

El ayuntamiento aprueba varias facturas de las pasadas fiestas y recupera el debate sobre la necesidad y la idoneidad de aumentar la dotación en la ornamentación

La concejala de Economía e Innovación, Carmen Herrarte, con el portavoz de ZeC, Pedro Santisteve. | ÁNGEL DE CASTRO

Tras un atípico fin de semana de mayo, con una ola de calor marcando temperaturas históricas, en el Ayuntamiento de Zaragoza han tratado de bajar la temperatura recuperando del debate de las luces de Navidad. En mayo, sí. Un rifirrafe que poco tenía de novedoso. Los mantras eran los de siempre. A favor o en contra.

No es que en el ayuntamiento estén pensando ya en cómo sorprender a los zaragozanos en las próximas fiestas navideñas, sino que Hacienda todavía tiene que pagar alguna que otra factura de las pasadas. Hoy se votaban dos expedientes relacionados con el montaje de las dichosas lucecitas de 134.097,81 y 688.129,47 euros a favor de la UTE Alumbrado Zaragoza por los «trabajos complementarios de ornamentación navideña 2021». En el paquete se incluían otros dos recibos de 148.843,99 y 1.020,27 euros relacionados con trabajos realizados durante los meses de noviembre y diciembre.

Y como cualquier ocasión es buena, la oposición ha aprovechado el momento para dos cosas: criticar el gasto municipal en luces de navidad y, de paso, el plan de comercio local. Porque para la izquierda no es casualidad que estas facturas rocen el millón de euros.

No lo es porque coincide con el importe que el Gobierno de PP-Cs detrajo de la partida destinada al fomento del comercio de proximidad. Así lo ha denunciado el concejal de Podemos, Fernando Rivarés, que también ha cuestionado las calles seleccionadas para embellecer, iluminar y atraer clientes durante una de las mejores épocas para los comercios.

«A lo mejor la ornamentación no está bien elegida. ¿Qué es mejor, iluminar las grandes avenidas o las más pequeñas, donde está el comercio de proximidad», ha preguntado. Por si alguien no había pillado la ironía, la socialista Ros Cihuelo ha aclarado que en las arterias principales solo se beneficiaba a las grandes firmas y franquicias, pero no a los comercios de barrio. Ahí queda dicho.

El consistorio se ahorra en la factura de la luz 900.000 €

El plan de ahorro energético impulsado por el Ayuntamiento de Zaragoza ha permitido reducir la factura de la luz en 900.000 euros, además de las emisiones de CO2. 

La concejala de Hacienda, María Navarro, ha dado a conocer esta cifra durante la sesión plenaria en la que los grupos de la oposición han criticado el gasto que ocasionaban las luces navideñas.

El área de Urbanismo diseño un plan de contención del coste energético del alumbrado público con el que se preveía ahorrar 1,3 millones al año y que contempla dos grandes medidas de carácter temporal. 

Por un lado se modificaron los horarios de encendido y apagado del alumbrado público y, por el otro, se acordó apagar la mayor parte del alumbrado público ornamental que ilumina edificios y monumentos en la ciudad. También se decidió apagar la calefacción antes de la fecha prevista.

Desde Zaragoza en Común, más allá de criticar lo que se gasta el consistorio en los leds de colorines, Alberto Cubero ha denunciado la tardanza del equipo de Gobierno de PP-Cs para aprobar las facturas. «Van a cobrar medio año tarde», ha aclarado el edil, que ha afeado que el consistorio se haya gastado «un millón de euros en luces de navidad mientras los hosteleros no tienen ayudas directas y el plan de comercio local está sin ejecutar».

Desde el PSOE, Cihuelo ha elevado hasta los 4 millones el coste que le supone a la capital aragonesa la ornamentación, entre su adquisición, montaje y consumo. «Andan lloriqueando todo el día por lo que cuesta la energía y los 36 días de navidad son los más caros», ha afirmado.

Hasta 4 millones, ha dicho, que la concejala de Hacienda, María Navarro, negó, aunque no ha concretado a cuánto ascendió el consumo extra de energía durante las fiestas navideñas. El secreto mejor guardado del Gobierno de Azcón.

Tampoco lo ha hecho la responsable de ese tan cuestionado plan de comercio local, Carmen Herrarte. «La ambientación de las calles y la iluminación forma parte del plan de comercio local que no se han leído», ha asegurado la concejala, que ha defendido con uñas y dientes este programa y ha tratado de silenciar las críticas, aunque sin éxito, porque no ha convencido a los grupos de la oposición, que han insistido en que la calle Alfonso o Independencia tienen poco de comercio local.

Y por si había alguna duda, la responsable de Infraestructuras, Patricia Cavero, ha dejadi bien claro que desde el equipo de Gobierno «vamos a seguir iluminando la ciudad». Ahí queda. 

Compartir el artículo

stats