Kiosco

El Periódico de Aragón

SITUACIÓN ECONÓMICA

Los comercios de Zaragoza auguran "meses complicados" si no hay más incentivos

La inflación y la incertidumbre lastran la ansiada recuperación tras la pandemia. Los empresarios piden bajar impuestos para compensar la caída del consumo

La calle Delicias, una de las arterias comerciales antaño más ajetreadas, no pasa por sus mejores momentos. ÁNGEL DE CASTRO

Dos años después del inicio de la pandemia, el ansiado crecimiento que debía llegar con el fin de las restricciones se ha visto truncado por el alza de los precios y la incertidumbre generada por la guerra en Ucrania. En estas circunstancias, cuando los bolsillos no están dispuestos gastar, el comercio minorista es uno de los sectores que más sufre. Y en Zaragoza, con el verano por delante, una época tradicionalmente mala, auguran «meses complicados» si no se incentiva el consumo por parte de la administración.

Según el último informe de comercios al por menor del Instituto Nacional de Estadística, el pasado mes de marzo las ventas de este sector descendieron en Aragón un 6,2% con respecto al mismo mes del año anterior. La caída es mayor que la media en España, que se queda en un 5,5% por debajo de marzo de 2021.

Por ello, desde la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia (Ecos), piden a los gobiernos central y autonómico que tomen medidas para combatir el alza de la inflación y, así, incentivar el consumo. «Habrá que ver si tienen efecto las medidas para bajar los precios de la energía, pero habrá que tomar más decisiones porque el consumo está estancado e, incluso, descendiendo según los subsectores», explica el secretario general de esta entidad, Vicente Gracia.

Según explican desde esta federación, a mediados del año pasado comenzó una ansiada recuperación con la mitigación de los efectos nocivos de la pandemia en el consumo. «Pero con el encarecimiento de las materias primas, que ya empezó el año pasado, y con el estallido de la guerra en Ucrania todo se ha estancado», dice Gracia.

Aquel mes en el que Putin decidió invadir Ucrania las perspectivas no eran malas. Entonces, afirma Gracia, el nivel de las ventas del comercio minorista podía estar un «10%» por debajo de los números que se dieron en 2019, justo antes del covid. Pero la ansiada recuperación se ha truncado. «Se nota sobre todo en los subsectores en los que el periodo de maduración de la decisión de compra es más largo, como las tiendas de coches, muebles y electrodomésticos», cuenta Gracia.

Rebajar impuestos

Es por esto que desde Ecos reclaman incentivos fiscales que acompañen a las decisiones ya tomadas para reducir el precio de la energía y limitar la inflación. «Hace falta recuperar la confianza de los consumidores», pide Gracia.

En las asociaciones de comerciantes de los barrios de Zaragoza la sensación es la misma. «Ahora están trabajando los sectores que llevan dos años sin hacerlo, sobre todo los que tienen que ver con los eventos. Ropa de caballero, restaurantes...», explica Aurora Sáchez, de la asociación Yo compro en Las Fuentes. «El año lo empezamos contentos pero se ha ido complicando. Y mucha gente estaba esperando al Volveremos para empezar a gastar», explica esta comerciante sobre el programa de incentivos al consumo que pondrá en marcha mañana mismo el Ayuntamiento de Zaragoza.

En Delicias la situación se repite. «Es verdad que el goteo de cierres que hubo durante la pandemia ha cesado. Pero la cosa no está fácil. Con la subida de los precios el consumo se ha paralizado. No hay alegrías. Tenemos nuestras esperanzas puestas en el Volveremos porque luego viene el verano y ya se sabe que en Zaragoza es una época mala para el comercio», cuenta Felipe Sánchez, de la asociación de comerciantes de este distrito. «Ahora están trabajando las joyerías, las peluquerías y este tipo de comercios porque han vuelto las bodas y las comuniones», añade Sánchez.

Compartir el artículo

stats