Kiosco

El Periódico de Aragón

Movilidad Urbana

La ‘app’ de Zaragoza para pagar con el móvil estará en el primer semestre de 2023

Se licitará el diseño y en un año se probará en el tranvía, bus, bicis, patinetes y motos | Lo gestionará el Consorcio de Transportes con un millón de euros de los fondos europeos

Los autobuses de Zaragoza han incorporado nuevas validadoras. EL PERIÓDICO

El Ayuntamiento de Zaragoza ya ha dado el último paso para la lanzar el procedimiento administrativo que servirá para implantar en la ciudad la primera app municipal que permitirá a todos los ciudadanos integrarse en el teléfono móvil cualquier modalidad de pago en el transporte público. Desde el billete sencillo, abonos, tarjetas bus, ciudadana y Lazo... y hacerlo con un funcionamiento inteligente que reconozca los transbordos gratuitos o los descuentos para los sectores de la población que tengan bonificación (mayores, jóvenes, familias numerosas...). Esto último es, ahora mismo, la mayor complejidad en el mercado. Pero ya está casi todo a punto para empezar a diseñarla con el objetivo de que se implante, como mínimo en pruebas con el público en general, «durante el primer semestre de 2023».

En la próxima primavera, el móvil será una herramienta principal para moverse por la ciudad. Y por todo el área metropolitana, ya que incluirá el bus urbano de la capital, el tranvía, pero también las 20 líneas que gestiona el Consorcio de Transportes del Área de Zaragoza (CTAZ). Una app que, al menos en esta primera fase debería incluir también todos los sistemas de movilidad compartida, las bicicletas, pública y privadas; los patinetes eléctricos; las motos de alquiler en la ciudad; y puede que hasta los coches compartidos. El proyecto es ambicioso y no se descarta incorporar la reserva de plazas en aparcamientos públicos o el servicio de taxi, así como la zona azul y naranja, que está pendiente todavía de adjudicar el nuevo contrato en Zaragoza.

Fuentes oficiales del ayuntamiento explicaron a este diario que, de momento, el consistorio «ya ha finalizado los pliegos técnicos» y se los ha remitido al Consorcio de Transportes que, mediante una encomienda de gestión, se encargará de redactar los pliegos administrativos y lanzar el concurso público del contrato que permitirá adjudicar el diseño de esta app municipal.

Es el sistema mobility as a service que tan buenos resultados están dando en otras ciudades y para el que Zaragoza hizo una «consulta pública previa en el mercado para que las empresas explicaran la tecnología más puntera y efectiva que ofrecen en la actualidad», añadieron las fuentes consultadas, quienes destacaron que esta información era relevante para que en su lanzamiento la app «no naciera ya desfasada».

La Policía multa a 233 patinetes y 145 bicis en una semana

La última campaña de control y vigilancia de vehículos de movilidad personal (VMP) realizada por la Policía de Zaragoza entre el 16 y el 22 de mayo ha constatado que los usuarios de patinetes son más imprudentes. De los 378 sanciones impuestas, 233 han sido a VMP, frente a los 145 ciclistas. En cuanto a los motivos, 212 multas están relacionadas con la conducción temeraria o por zonas prohibidas, como las aceras. Representen el 57% del total de las multas, y 118 han sido a patinetes frente a las 94 de las dos ruedas. Por estacionar los vehículos en lugares prohibidos, la Policía ha firmado 57 sanciones, la mayoría (48) a patinetes. Más igualados están los números en el caso de los controles de alcoholemia y drogas, con 27 sanciones a VMP y 25 a bicis. 

Se licitará «lo antes posible», apostillaron, aunque todavía no hay fecha fijada ni plazo de ejecución previsto para ese contrato que será clave en su puesta en marcha. Imprescindible como también lo fue obtener «un millón de euros» de los fondos europeos Next Generation para movilidad. Se anunciaban a finales del pasado mes de marzo, con los casi cuatro millones repartidos a la capital aragonesa y el Consorcio de Transportes junto a los 856.084,81 euros para el carril bici que unirá Zaragoza con el barrio de Santa Isabel, el polígono de Malpica y la conexión con La Puebla de Alfindén; los 958.677,68 euros para la mejora de la accesibilidad en paradas y renovación de equipamientos urbanos; y los 1.177.538,55 euros para construir nuevos carriles bici dentro de Zaragoza capital.

«Cámara de compensación»

Dentro de los trabajos a realizar en el diseño de esta app municipal, una pieza clave en este engranaje será la llamada «cámara de compensación», que es la fórmula por la que cada pago que realiza el usuario se haga efectivo y se ingrese a la empresa correspondiente. Al final, la conexión con el pasajero es más sencilla, ya que cada billete o uso se carga en su cuenta bancaria asociada a la app municipal o abono instalado en la misma, pero de ahí a que el sistema reconozca a qué empresa dirigir esos ingresos es complejo, aseguran las fuentes consultadas. Sobre todo, no hay que olvidar, que este también debe reconocer los posibles transbordos o descuentos por las bonificaciones de las que el usuario pueda ser beneficiario.

No obstante, remarcan desde el consistorio, queda tiempo suficiente para dirimir estas dificultades técnicas y hay tecnología en el mercado para que esto no sea un obstáculo para implantar el pago con el móvil en Zaragoza en 2023. Mientras, en paralelo, algunas contratas ya trabajan en otra pieza clave: las validadoras. Empresas como Avanza ya están probando modelos e instalando en algunos vehículos máquinas que, obligatoriamente, deberán convivir con las validadoras tradicionales. Incluso estos días es posible ver a bordo de algún vehículo varias modalidades para la validación. Junto a las tradicionales se han incorporado una maquinas con una lente especial de lectura para el pago con el móvil y también códigos QR para el pago con billetes sencillos. La nueva movilidad, con el móvil como billete estrella, está cada vez más cerca en la ciudad.

Compartir el artículo

stats