Kiosco

El Periódico de Aragón

EXPO ZARAGOZA 2008

Belloch: "Llevo 14 años aguantando la inactividad en la Expo"

El exalcalde recibe un reconocimiento de parte de la asociación Legado Expo por su contribución con la muestra internacional

Juan Alberto Belloch, en el centro, y Juan Ibáñez, a la derecha, este domingo en el Acuario de Zaragoza. JAIME GALINDO

Juan Alberto Belloch ha recibido este domingo en el Acuario de Zaragoza un reconocimiento por parte de la asociación Legado Expo por la contribución del exalcalde con la muestra internacional. "Sin su trabajo, señor Belloch, nada de esto estaría aquí", le ha dicho el presidente de la entidad, Juan Ibáñez, quien ha reconocido entre bromas que lleva "14 años pensando diariamente qué le iba a decir" a Belloch cuando lo tuviera delante. Al acto ha asistido también el que fuera gerente de la Expo 2008, Jerónimo Blasco.

Tras un sentido y emocional discurso de Ibáñez, en el que ha reivindicado el legado de la Expo 2008 pero en el que también ha denunciado la situación de abandono de alguna de las obras y edificios que se hicieron hace ya 14 años, Belloch ha tomado la palabra para agradecer el trabajo de la asociación, pero también para azuzar a los responsables políticos que, tras la muestra internacional, dejaron todo a su suerte.

"Llevo 14 años aguantando la inactividad de los políticos con la Expo. Cuando salían noticias de la Expo no quería leerlas, era todo negativo", ha reconocido el exalcalde y exministro. Por ello, ha pedido a la asociación Legado Expo, que precisamente lucha por el mantenimiento de las infraestructuras de la muestra, que "no reblen". "Si hace falta ya os echaré una mano sin que nadie se entere", ha mencionado entre risas Belloch.

En su intervención tras recoger una estatuilla, Juan Alberto Belloch ha resumido lo que fue la Expo para él en tres momentos. El primero fue cuando, dando un paseo por el Ebro, tomó la "decisión irrevocable" de que Zaragoza tenía que acoger la muestra internacional. "No podía soportar el estado en el que estaba el Ebro", ha recordado.

El segundo momento fue cuando se anunció que la capital aragonesa había sido la elegida para celebrar la Expo de 2008. "Fue la emoción política más intensa de toda mi vida. Y eso que he tenido muchas", ha declarado Belloch, que vivió aquel momento junto con la entonces vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias.

"Parece Nueva York"

Por último, Belloch ha querido recordar cuando se inauguró el puente del Tercer Milenio, obra del ingeniero Juan José Arenas de Pablo. "Estaba mi hija, que entonces tenía 10 años. Pusimos unas mesas y un atril en mitad del puente pero lo iluminamos todo. Y recuerdo que mi hija me dijo: 'Parece Nueva York'. La silueta de la ciudad había cambiado. Por todo eso valió la pena", ha reconocido el que fuera alcalde de la ciudad durante 12 años (2003-2015).

Para el presente, Belloch ha dicho que espera que algún día, aunque él "no lo llegue a ver", se finalice el trabajo que se comenzó hace ahora 14 años y se utilicen los edificios que quedan vacíos. Por ello, ha alabado el proyecto del Gobierno de Aragón con los 'cacahuetes', donde van a construirse viviendas. "Es cojonudo", ha espetado. Asimismo, se ha referido a la portavoz socialista en el ayuntamiento, Lola Ranera, que estaba presente, para decirle: "Espero que algún alcalde, en este caso alcaldesa, entienda la importancia de llenar de vida el recinto Expo". "Lo he hablado con todos los presidentes autonómicos, el último con Lambán, para pedirles que hicieran algo", ha añadido.

Previo al discurso de Belloch, el presidente de la asociación Legado Expo ha puesto en énfasis en lo que supuso la muestra internacional como inyección de moral: "Demostramos que somos una tierra con rasmia suficiente como para hacer lo que nos propongamos. Aquel verano creímos en nosotros, pero cuando acabó la Expo todo se volatilizó y el sentido de ciudad que habían demostrado todos los partidos políticos se fue río abajo".

Ibáñez ha denunciado el mal estado en el que se encuentran algunas obras y zonas del recinto Expo pero ha dicho que espera que algún día la asociación que preside deje de ser necesaria, porque eso significará que todo está ya en orden. La entidad la conforman más de 800 socios y no recibe ningún tipo de subvención pública. "Si no no podríamos decir lo que queremos", ha argumentado.

Ya en 2014 esta asociación reconoció a José Atarés, alcalde antes que Belloch, por su contribución para que Zaragoza acogiera la Expo de 2008.

Compartir el artículo

stats