Kiosco

El Periódico de Aragón

UN CONFLICTO SIN FIN

La plantilla de Avanza vota este miércoles si endurecer la huelga del autobús en Zaragoza

Avanza y el comité se reúnen de nuevo para tratar de avanzar en las negociaciones. Los paros, si se aprueban, serán todas las semanas y hasta el próximo mes de enero

El director de Avanza en Zaragoza, abre la puerta de la sala de mediación para reunirse con el comité, la semana pasada. ANDREEA VORNICU

Día clave para el devenir del conflicto en el servicio del autobús urbano de Zaragoza. Aunque ya van muchas jornadas decisivas, la de este miércoles no será una más puesto que la plantilla debe votar en referéndum la nueva propuesta de huelga elaborada por el comité. Los nuevos paros comenzarían el 12 de julio y se prolongarían hasta el 8 de enero, por lo que de aplicarse supondría alcanzar los dos años de afecciones en las líneas de bus por una pugna laboral que tiene como origen la firma de un convenio colectivo que lleva años caducado.

En las últimas semanas se han intensificad las negociaciones entre las partes, siendo las reuniones que más continuidad están teniendo en el tiempo casi desde que estalló el conflicto en febrero de 2021, cuando se aprobó la primera convocatoria de huelga, si bien las tensión entre Avanza y el comité llevaba ya tiempo en aumento, aunque no fuera visible de cara al exterior.

Ahora, la situación es mejor y el ambiente parece más proclive al acuerdo, a pesar de la nueva convocatoria que hay sobre la mesa. El comité afirma que, si las negociaciones avanzan, están dispuestos a retrasar el comienzo de la huelga. «Hay tiempo de negociación de sobras hasta la fecha de inicio de los paros y si es necesario se alargara, siempre y cuando la negociación avance en todos los aspectos», señalaron los representantes de la plantilla en un comunicado reciente. «Se están dando pasos en la buena dirección», han llegado a afirmar también.

Pero si los trabajadores dicen que sí a la nueva huelga, que será «más dura» según advirtió el comité actual, que no es el mismo que convocó los paros en febrero de 2021, el acercamiento que se ha dado entre la empresa y la parte social podría romperse, aunque no parece. Una vez se sepa el resultado se verá si la empresa estaba esperando a conocer el sentir de la plantilla para avanzar ya sin posibilidad de volver atrás en la negociación o si los acercamientos que se han dado en los últimos días han sido en vano.

Con todas estas cartas sobre la mesa, los trabajadores deberán decidir este miércoles si aceptan la siguiente propuesta de huelga: en julio y septiembre, desde el día 12, los trabajadores de Avanza pararán martes, miércoles y jueves, en tres franjas horarias de una hora y todas las semanas, no como hasta ahora, cuando la huelga se daba una semana sí y otra no.

Paros todos los días y todas las semanas

Y ya a partir de septiembre, los paros se intensificarán porque serán de lunes a domingo, también en tres franjas de una hora cada día y todas las semanas, sin alternar ni descansar.

Esta situación podría cambiar el curso de la negociación, puesto que la empresa siempre ha preferido utilizar, en los últimos meses, las semanas que no había paros para reunirse con el comité. Ahora los paros se darían todas las semanas, por lo que las conversaciones se darán siempre con la presión de la huelga en la calle.

Sea cual sea el resultado, que fácilmente se decantará hacia el lado del sí a la huelga, el servicio del autobús urbano en Zaragoza lleva acumuladas ya más de un centenar de jornadas afectadas por los paros. Pero también es cierto que las negociaciones no han estado nunca tan cerca de fructificar como ahora, como confirman las dos partes, a pesar del trabajo que queda por hacer. En lo que se refiere al aumento salarial, las posturas están próximas, y es el tema organizativo el que ha protagonizado las últimas discusiones, incluso dentro de los propios sindicatos. Además de referéndum, este miércoles habrá también una nueva reunión entre Avanza y el comité en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje. Una oportunidad más para acabar con un conflicto antes de que la nueva convocatoria agrave el conflicto.

Compartir el artículo

stats