Kiosco

El Periódico de Aragón

El futuro del estadio

La Romareda soñada

El Ayuntamiento de Zaragoza trata de despejar todas las dudas que revolotean sobre su ubicación para asegurarse la candidatura

Servicios 8 Accesos al estadio de La Romareda. | ANDREEA VORNICU

Está siendo un proceso largo y tedioso, pero poco a poco se van despejando algunas incógnitas sobre el futuro de La Romareda, a la espera de conocer cómo será y cómo se pagará. Si algo está claro es que el nuevo estadio se queda donde está, que tendrá unos 42.500 asientos y cuatro estrellas. Las que necesita para poder ser una de las sedes del Mundial de 2030 y albergar entre cinco y seis partidos.

Una cita internacional que ha obligado al ayuntamiento a pisar el acelerador --bueno, eso, y las elecciones de 2023-- para poder enviar un proyecto convincente a la Federación Española de Fútbol antes del 30 de septiembre.

Por ahora, el ayuntamiento cree que tiene una base sólida para defender que la actual ubicación de La Romareda cumple con las exigencias de la FIFA. Así lo dice un informe encargado por el ayuntamiento a la consultora Idom, que la Federación Española de Fútbol tendrá que confirmar. En este estudio se explica que con «actuaciones provisionales, temporales y reversibles en lo relativo a transporte público, los aparcamientos, los anillos de aproximación, y los espacios VIP y zonas de servicio» se dará respuesta a todas las exigencias que acompaña una cita de estas características.

Un perímetro con dos anillos en los que los VIP tendrán su hueco, su zona de acceso particular y hasta de aparcamientos. También la posibilidad de picotear en los stand de alimentación que se colocarán en la parte trasera del campo, desde la que se verá el centro internacional de comunicaciones, y donde se instalarán los quioscos y las tiendas oficiales de artículos promocionales.

En principio, Zaragoza, de ser elegida una de las sedes, podría albergar entre cinco y seis partidos, ninguno de ellos será la semfinal o la final. Cuantos más mejor, claro está, pero no por ello hay que perder las perspectiva de que el nuevo estadio que se construya debe dar respuesta a las necesidades diarias de la ciudad, ha recalcado el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano.

Perímetro de seguridad propuesto en La Romareda.

Hoteles cinco estrellas

A pesar de que la ubicación reúne gran parte de las condiciones de la FIFA, todavía quedan algunas por resolver, como la oferta hotelera. Desde el ayuntamiento ya se trabaja para elevar de categoría varios hoteles de cuatro estrellas, dado que la FIFA pide que haya entre «tres o cuatro» de cinco estrellas a una distancia máxima de 40 kilómetros de la sede. «Estamos trabajando en ello y hay hoteles de cuatro estrellas que por una cuestión fiscal no pueden tener cinco a día de hoy», ha explicado el concejal de Urbanismo.

Las subsedes

También está por ver dónde se ubicarán las subsedes. La FIFA incluye entre sus condiciones la existencia, «como mínimo», de cuatro subsedes o centros de entrenamientos a una distancia de menos de 40 kilómetros.

El informe no entra en esta cuestión, ya que este problema sería «exactamente el mismo» si la nueva Romareda se construyera en otro barrio, señaló Fernando Martínez, de Idom, que sugirió la Ciudad Deportiva del Zaragoza y los campos de la Federación Aragonesa de Fútbol como emplazamientos válidos, aunque habría que sustituir su césped, ahora artificial, por otro natural.

Los campos de España no son los de Qatar

El caso de Zaragoza, una ciudad candidata con un campo que todavía no existe o que está en proceso de reforma o ampliación, no es tan extraño. Sucede en el Santiago Bernabéu de Madrid, el Camp Nou de Barcelona, el Mestalla de Valencia, La Rosaleda de Málaga, o el San Mamés Bilbao. Estos estadios y sus emplazamientos son aptos bajo criterios FIFA, pero también deberán adaptar sus entornos.

Si algo dejaron claro desde Idom es que no hay que soñar con los estadios que se han construido en Qatar para la cita de 2022. En esta ciudad se han levantado ocho estadios diseñados con un plan de reconversión o desmontaje para, una vez finalizado el Mundial, ser desmontados o reconvertidos a diferentes usos como viviendas o usos comerciales diversos.

Compartir el artículo

stats