Kiosco

El Periódico de Aragón

El conflicto en el transporte público

Avanza retira su última oferta tras el silencio del comité

Los sindicatos rechazan la propuesta y los salarios de la plantilla se congelarán | No hay ninguna reunión prevista para tratar de acabar con las jornadas de paros

Viajeros del bus esperan, en orden, a acceder al vehículo. | ANDREEA VORNICU

Se acabó el tiempo. La empresa que gestiona el autobús urbano de Zaragoza, Avanza, ha retirado la oferta económica cumpliendo así su advertencia. El comité, que sigue adelante con los paros, ha mantenido su posición pese a los avisos de la dirección de que los salarios de los trabajadores se congelarían si antes del 31 de julio no aceptaban su última propuesta económica.

Las negociaciones sobre el convenio colectivo se rompieron el viernes de la semana pasada, después de las tres reuniones impuestas por el ayuntamiento, que instó a las dos partes a buscar un acuerdo antes de que finalizara el mes.

La empresa dejó muy claro que no tenía opciones de mejorar su oferta, que incluía una subida salarial por encima del 8% y una cláusula de revisión del 11,25% al cierre de convenio que, sumados todos los conceptos retributivos se elevaría hasta el 15,98%. Con esta propuesta, un conductor con 5 trienios de antigüedad que percibe un salario bruto anual de 35.852 euros actualmente, pasaría a cobrar 41.582 en 2024. Así, la subida salarial en cuatro años era de 5.730 euros brutos al año, 478 euros mensuales.

Ultimátum

El presidente del comité, José Manuel Montañés, del sindicato Sattra, reiteró ayer que no aceptaban la oferta porque es insuficiente y tildó de «ridículo» el ultimátum de la empresa. Una posición que ha generado malestar en el seno del comité, con las posturas divididas y enfrentadas.

Según pudo saber este periódico, Sattra y el CUT serían los dos sindicatos que se niegan a firmar la propuesta, mientras que CCOO, UGT y CSIF estaban dispuestos a sellar la paz social si la empresa aceptaba algunos cambios. Tanto es así, que Sattra abandonó la reunión del jueves tras un encontronazo con el resto de miembros del comité, a quienes acusó de «plegarse a las amenazas de Avanza».

La plantilla tampoco comprende la posición tan tajante de los negociadores del convenio. Pudo comprobarse en el último referéndum, el del 7 de julio, cuando acudió a votar el 47% de los 1.236 empleados. Menos de la mitad de los trabajadores se pronunció sobre la nueva convocatoria de paros durante los meses de verano y de endurecerla a partir de septiembre. Solo Sattra y el CUT estaban a favor de continuar con los paros.

Ahora hay que esperar a ver qué solución encuentran desde el Ayuntamiento de Zaragoza para el conflicto. Sobre la mesa está la propuesta de la oposición de contratar a un mediador externo, como se hizo en 2016, o que se busque a nuevos interlocutores.

Mientras, los paros volverán a celebrarse durante esta semana estival, convocados para los martes, miércoles y jueves se efectúan entre las franjas horarias de 8.00 a 9.30 horas; de 3.45 a 15.15 y de 19.00 a 20.30 horas.

En septiembre, con la vuelta al cole, los paros parciales (una modalidad que afecta poco a los bolsillos de los conductores) se endurecerán y se ampliarán a todos los días de la semana.

Compartir el artículo

stats