Kiosco

El Periódico de Aragón

Consecuencias del cose de la energía

La partida de la 'Operación plazas y avenidas' de Zaragoza se usará para pagar la luz

Se ha detraído dinero de proyectos que no iban a poder culminarse este año

La plaza Reina Sofía de San José se adecuará antes de final de año. ANDREEA VORNICU

El Ayuntamiento de Zaragoza utilizará la partida reservada para la Operación plazas y avenidas para pagar las facturas de la luz. Son solo dos de los proyectos que se sacrificarán o, más bien, se retrasarán para poder hacer frente al gasto de la energía, que podría alcanzar los 45 millones a final de año, el doble de lo presupuestado.

El Gobierno de PP-Cs aprobó el pasado jueves una modificación de crédito de cerca de 4 millones de euros en una sesión extraordinaria para «cubrir el déficit presupuestario generado por el incremento exponencial del precio de la energía eléctrica». Según consta en el expediente, se ha decidido detraer dinero de aquellos proyectos que no tenían una asignación suficiente o que no iban a poder ejecutarse este año por una cuestión de plazos, de manera que 3,7 millones de euros se utilizarán para hacer frente a las facturas.

Entre los proyectos que se han quedado a cero o prácticamente sin asignación económica destaca la Operación plazas que anunció Jorge Azcón durante el debate del estado de la ciudad, que ha pasado de tener 100.000 euros a quedarse en 10.000. Cierto es que este año estaba previsto impulsar la redacción de los proyectos, que se ejecutarán durante 2023. Con la cuantía resultante tras la modificación es posible que estos trabajos se retrasen.

No sufrirá mejor suerte el plan de renovación de avenidas, que se queda sin los 100.000 euros presupuestados para este año. No obstante, el ayuntamiento seguirá adelante con las reformas incluidas en el presupuesto de Ecociudad, entre las que destaca la avenida Navarra; o con aquellos proyectos con partida propia o que puedan se sufragados con otras, como la reservada a la mejora de la escena urbana.

Infradotaciones

También sucederá con el plan de adecuación de puentes diseñado por el área de Infraestructuras, que pierde 100.000 euros y se queda con 200.000; los Baños Judíos, cuyo proyecto ya estaba infradotado, pasa de los 50.000 euros a los 10.000. Es decir, que no se va a hacer nada en ellos.

Para Podemos, esta modificación de crédito supone un «engaño» ya que los «proyectos estrella» anunciados «a bombo y platillo» por el alcalde, como la Operación plazas y avenidas, se quedan con 10.000 euros como consecuencia de «los recortes».

La formación morada también criticó al Gobierno de PP-Cs por las cantidades «irrisorias» en las que se quedan programas como la mejora del Canal Imperial, que pasa de 100.000 a los 1.000 euros; las mejoras en el campo de fútbol y los vestuarios de Ranillas, que de 200.000 euros se queda en 2.000; o la rehabilitación de la antigua cárcel de Torrero, cuya partida se reduce de los 100.000 a 20.000 euros. Algo parecido sucede con el entorno de Pignatelli, donde «se recortan» 350.000 euros en dos partidas para obras de urbanización y para asistencia externa del Plan Especial Zamoray-Pignatelli, denunció la formación.

Compartir el artículo

stats