Kiosco

El Periódico de Aragón

TRANSPORTE PÚBLICO EN ZARAGOZA

Conflicto del bus en Zaragoza: El Gobierno PP-Cs apoya recurrir a Trabajo "pero sin paros"

La concejala reclama suspender la huelga como un «gesto de buena voluntad» al comité al agotar la vía del SAMA / Recuerda que en el 2011 ya dio solución a otra situación similar antes de que acabara la contrata

Una usuaria espera en la parada bajo un intenso calor en el horario de los paros en la huelga del bus, esta semana. ANDREEA VORNICU

El equipo de Gobierno PP-Cs del Ayuntamiento de Zaragoza, y más concretamente su responsable de Movilidad, Natalia Chueca, han dado este miércoles su apoyo a la propuesta del comité de empresa de Avanza de pedir la mediación de la Dirección General de Trabajo para intentar explorar alguna solución que ponga fin al conflicto con la dirección y, con ello, a la huelga en el autobús.

«Esta solución me parece bien, una vez que se ha superado el proceso de negociación en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) sin poder llegar a acuerdos», ha asegurado Chueca en declaraciones a EL PERIÓDICO DE ARAGÓN. «Que lo pidan los propios trabajadores refleja que tienen interés por seguir negociando, por lo que nos alegramos de que no se quede estancado», ha añadido la concejala, quien ha apostillado que les pide, de nuevo, que «suspendan los paros mientras se articula esta nueva mesa para reanudar las conversaciones como gesto de buena voluntad».

No es la primera vez que Chueca reclama esto a los representantes sindicales de Avanza, pero ahora, a su juicio, «no tiene sentido mantener las afecciones en el servicio y que los ciudadanos sigan pagando las consecuencias» y menos antes de que se abra una nueva vía de negociación que, quizá, dé con la solución definitiva. Sobre todo «antes de que empiece a explorarse» ese acuerdo.

Aunque es complicado que se produzca esa suspensión, que sería la segunda vez en pocos meses que hace el comité, ya que la anterior, antes del verano, tampoco sirvió de mucho en el SAMA. Pero ahora esta mediación se da por agotada y Trabajo abre la puerta a la esperanza.

En opinión de Chueca, la propuesta de la empresa de subida salarial que, finalmente, fue retirada al no haber acuerdo, era «generosa» y podría haber servido para poner fin a unos paros en el servicio que estos días de agosto los usuarios siguen sufriendo. Aunque confía que la intervención de Trabajo pueda zanjar el conflicto como lo hizo en 2011, también en los meses de verano y en una situación de estancamiento en las negociaciones.

«Entonces el comité y la dirección de la empresa llegaron a un acuerdo que fue el que se incluyó posteriormente en los pliegos de condiciones de la nueva contrata», ha recordado la edila, aunque ese pacto luego no terminó lo bien que se esperaba. El incremento salarial acabó congelado en 2013 porque los nuevos pliegos de la contrata, adjudicada a Avanza (la que está en vigor ahora) suponía una «infradotación» en el coste efectivo del contrato.

Eso suponía recorrer tres millones de kilómetros menos que los licitados y asumir la masa salarial pactada con Trabajo para los más de mil empleados de la empresa o reducir esa plantilla. Finalmente, se hicieron 153 despidos, que semanas después se acabó rescatando. La solución, un laudo judicial de obligado cumplimiento en 2013 que obligó a recuperar a los despedidos, al ayuntamiento a asumir el coste de esos finiquitos y a añadir 500.000 kilómetros más a un contrato que acababa de adjudicar.

El PSOE insiste en que medie Azcón

Sin embargo, Chueca mantiene su decisión de no intervenir en la negociación, que es exactamente lo que le pide el principal partido de la oposición, el PSOE, que este miércoles, a través del concejal Antonio Barrachina, reclamaba al alcalde, Jorge Azcón, que medie en el conflicto del autobús tras «romperse por completo» las negociaciones, expresó la preocupación por la «deriva» que está tomando y las «graves afecciones» para los ciudadanos, «que son los grandes perjudicados» ya que han de soportar esperas «de más de 20 minutos en las paradas, con altas temperaturas en estos meses de verano». El gobierno de la ciudad está «poniéndose del lado de una de las partes, crispando todavía más las negociaciones», lamentó. 

Compartir el artículo

stats