Kiosco

El Periódico de Aragón

La capital como referente

El turismo de congresos en Zaragoza se recupera y este año dejará más de 50 millones

Las previsiones para 2023 son muy buenas y podrían repetirse las cifras de 2019

El primer gran congreso presencial que se celebró tras la pandemia fue en Zaragoza. | JAIME GALINGO

Zaragoza se ha convertido en una ciudad de congresos. Tras el parón de la pandemia, la capital ha recuperado la actividad y el impacto económico que tendrá la celebración de estos eventos superará los 50 millones este año. Es casi el doble que en 2020, pero la mitad que en 2019, antes del covid.

Según el director de Zaragoza Congresos, Miguel Ángel Argente, la resaca de la pandemia y sus consecuencias está superada y las previsiones para final de año y 2023 son «excelentes». Prueba de ello es que en el último cuatrimestre de 2022 se van a celebrar siete seminarios de impacto nacional e internacional con cerca de 4.000 asistentes que se alojarán en la capital, se desplazarán en sus taxis y transporte público, comerán, harán turismo, descubrirán la ciudad y compartirán sus fotos en sus redes sociales. La mejor publicidad.

La capital aragonesa se ha convertido en un referente para la celebración de congresos dentro y fuera de España. La situación geográfica de la ciudad permitió colocarla en el mapa de posibilidades y, las conexiones a través de AVE, carretera y avión, la oferta de 10.000 camas hoteleras, la gastronomía «cada vez más valorada y potenciada» –según Argente--; los precios comedidos, el esfuerzo del consistorio por promocionar a la ciudad y el buen resultado de cada cita, han conseguido que Zaragoza compita con Madrid y Barcelona para albergar seminarios como el World News Media Congress.

En 2021, el primer congreso presencial de España, con más de 3.000 asistentes, se celebró en la capital. Un año en el que, pese a las circunstancias pandémicas y todas sus restricciones, se celebraron 136 seminarios, un 60% más que en 2020, cuando apenas fueron 85 y semipresenciales. La nota negativa es que fueron un 70% menos que en 2019.

En 2020 las previsiones municipales eran inmejorables. «Iba a ser el mejor año de la historia», recuerda Argente. El impacto que iba a tener en la ciudad la celebración de estos congresos iba a superar los 100 millones de euros de 2019. Pero todo se truncó.

La FIMA es una de las principales ferias que se organiza en Zaragoza. | ÁNGEL DE CASTRO

Esta cifra podría alcanzarse en 2023, un ejercicio sobre el que Zaragoza Congresos tiene depositada mucha confianza. Entre otras cosas, porque España ostentará la Presidencia de la Comisión Europea, un cargo que arrastra la celebración de seminarios a nivel europeo de los que, muchos de ellos, se harán en la capital, asegura Argente. «Estamos trabajando en ello y las perspectivas son muy buenas», insiste.

Otro termómetro para constatar que el turismo de congresos se está recuperando es el nivel de promociones y el número empresas y compañías que se han adherido al proyecto. Actualmente hay 132 asociadas, un 17% más que en 2015. «Desde la Expo del Agua, en 2008, no había registrado un pico similar. Demuestra que hay confianza», insiste el responsable de Turismo Congresos, que augura que los años venideros serán cada vez mejores porque la capital aragonesa ha logrado consolidarse. Ese, recalca, ha sido el gran éxito de la ciudad, que quiere dejar atrás los malos resultados provocados por la pandemia y aprovechar las buenas cifras registradas tanto en 2021 como este año.

Para 2023 ya se sabe que se celebrará el congreso de la Federación Internacional Motociclismo Europeo, el XXXIX Bienal de Química de la Real Sociedad Española de Química o el de la Sociedad Española de Odontología Digital y Nuevas Tecnologías.

Compartir el artículo

stats