Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

AUTOCONSUMO

Zaragoza instalará placas solares en los 88 colegios públicos de la ciudad para ahorrar energía

Comenzará por el centro Torre Ramona, en las Fuentes, y después se licitará un contrato para que los operadores privados se hagan cargo de la inversión a cambio de suministrar energía barata al consistorio

Cubierta del colegio Torre Ramona, en Las Fuentes, donde se colocarán las primeras placas solares de este nuevo plan de autoconsumo. AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

El Ayuntamiento de Zaragoza va a cubrir de placas fotovoltaicas los tejados de los 88 centros escolares públicos que hay en la ciudad para ahorrar energía. El primer colegio en el que se colocarán será el de Torre Ramona, en el distrito de Las Fuentes, y se hará con cargo a las arcas municipales. No obstante, en los 87 centros restantes, será una o varias empresas privadas la que, a través de un contrato con el consistorio, lleven a cabo la instalación de los sistemas generadores de energía.

Se trata por tanto de dos proyectos diferentes pero que persiguen un mismo fin: conseguir energía más barata y renovable en tiempos en los que los precios de la electricidad suponen un grave problema tanto para las familias como para las administraciones. Para este 2022, se espera que la factura energética del Ayuntamiento de Zaragoza se dispare hasta los 60 millones de euros, el doble de lo pagado en 2021.

De ahí nace la necesidad de acometer este tipo de actuaciones, ha explicado este martes el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, si bien el proyecto para instalar placas solares en todos los colegios públicos de la ciudad surgió ya en 2019, cuando el consistorio encargó a los técnicos municipales un informe para evaluar qué cubiertas eran adecuadas para instalar placas fotovoltaicas. En mayo de 2020 ese documento ya estaba listo y en septiembre se remitió al departamento de Educación del Gobierno de Aragón, quien, según Serrano, no ha respondido oficialmente en todo este tiempo.

No obstante, ha dicho el responsable de Urbanismo, el consejero de Educación de la DGA, Felipe Faci, explicó en una entrevista que valía con que el Ejecutivo autonómico "se diera por enterado", pero que no tenía que conceder ningún tipo de permiso puesto que es el consistorio el que se encarga y sufraga el mantenimiento, la conservación, la limpieza y el pago de la energía de los centros públicos que hay en la capital aragonesa. Una vez esclarecido este asunto, el ayuntamiento ha puesto en marcha su plan.

Así, el proyecto comenzará por las cubiertas del colegio público de Torre Ramona, en el que se va a crear una instalación fotovoltaica de 25 kilovoltiamperios. La colocación correrá a cargo de las arcas municipales y supondrá una inversión de 48.396,88 euros. El edificio cuenta actualmente con 12 unidades de Primaria y seis de Infantil y está compuesto por una planta baja (con biblioteca, oficinas de administración, gimnasio, salón de actos, laboratorio, comedor, cocina, aseos y una vivienda) y otras dos plantas elevadas en las que se distribuyen todas las aulas. En el techo se pondrán en total 49 módulos de placas.

A licitación en las próximas semanas

Pero esta es solo la primera pata del proyecto, puesto que para la ampliación de esta red de placas solares se ha optado por un sistema de colaboración público-privada, como en tantas otras iniciativas impulsadas por el equipo de PP y Cs. Así, una empresa privada o varias se encargarán de colocar las placas en los 87 colegios restantes (de los que una decena están en los barrios rurales) y después venderá la energía producida al consistorio pero a un precio "muy inferior" al que paga ahora el ayuntamiento, afirmó Serrano.

Según las previsiones del concejal, este contrato podrá salir a licitación en las próximas semanas, puesto que "en estos momentos estamos en pleno proceso de elaboración de los pliegos y estimamos que esté listos a finales del mes de octubre", ha dicho Serrano.

En esos pliegos es donde se detallará la inversión aproximada que supondrá la instalación de las placas en los 87 colegios sobre los que se van a colocar, aunque a priori el consistorio calcula que rondará los 12 millones de euros. También en ese documento es donde se fijaran las condiciones en las que la empresa que se haga con el contrato tendrá que vender la energía, si bien el cliente único será el Ayuntamiento de Zaragoza.

El consistorio usará el 80% de esa energía eléctrica para el autoconsumo en los propios centros educativos, mientras que el 20% servirá para alimentar otros equipamientos municipales cercanos. Las instalaciones proyectadas quedarán instaladas, si se cumplen los plazos, el verano que viene, puesto que para evitar molestias a los alumnos y profesores se harán las obras en el periodo vacacional.

En total, se prevé instalar placas en las cubiertas de 215 edificaciones de esos 88 colegios públicos, en una superficie global de 83.158 metros cuadrados. La potencia final será de unos 11.639 kilowatios, lo que permitirá una producción anual de 17.459 megawatios anuales. Esta electricidad de origen solar permitirá ahorrarse al ayuntamiento unos 2,1 millones de euros en la factura de la luz de los centros educativos. Actualmente el recibo energético de estos equipamientos asciende hasta los 7 millones sumando el gasto del gasoil y el gas.

El hecho de que la mayor parte de la energía vaya a destinarse al autoconsumo de los propios colegios (un 80%) garantiza, por otra parte, que el ayuntamiento vaya a poder optar a subvenciones de la Unión Europea en materia energética. El dinero que se reciba (si se recibe algo) servirá al área de Urbanismo para pagar la factura de la luz, pero no llegará a los operadores encargados de instalar las placas fotovoltaicas y que venderán la electricidad al consistorio. "En el caso de obtener esas subvenciones el ahorro será para el Ayuntamiento de Zaragoza e irán a pagar la factura", insistió Serrano.

Como es habitual en los últimos meses, el proyecto ha sido presentado en el consistorio sin olvidarse del Gobierno de Aragón, al que el concejal de Urbanismo ha lanzado un dardo por no haber respondido a las peticiones del ayuntamiento. "Hasta la fecha, en los centros de titularidad municipal, se han ido instalando, con cargo a los presupuestos municipales, instalaciones fotovoltaicas que contribuyen a la reducción de los consumos y, por tanto, a la disminución del recibo de la luz", ha explicado Serrano (Cs). "Sin embargo, no ha ocurrido así en los colegios de titularidad del Gobierno de Aragón donde, hasta el momento, se nos había impedido llevar a cabo la instalación de placas fotovoltaicas", ha añadido.

"Hicimos un estudio de prefactibilidad y tenemos estudiadas las cubiertas e instalaciones municipales de todos los edificios donde desarrollar este tipo de proyectos, pero carecíamos del permiso expreso de la DGA. Tras las últimas declaraciones en prensa del concejero de Educación, en las que se presume su autorización, ponemos en marcha el proyecto que ya teníamos preparado", ha zanjado el concejal de Urbanismo.

Compartir el artículo

stats