Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

pleno municipal

El debate sobre La Romareda: el ayuntamiento estudiará si se pueden reusar los tres proyectos previos del campo de fútbol

Azcón y Serrano acusan al PSOE de intentar «ralentizar» el plan del nuevo estadio. Royo acusa al equipo de Gobierno de «oscurantismo» en el proceso

Serrano y Rivarés, este viernes en el pleno municipal. ANDREEA VORNICU

Los técnicos municipales del servicio de Arquitectura del Ayuntamiento de Zaragoza revisarán los tres proyectos que el consistorio ha encargado hasta la fecha, a lo largo de los últimos 20 años, para construir un nuevo estadio de fútbol en la ciudad. Lo harán para conocer si alguno de estos diseños podría ser reutilizado en parte para la reforma pretendida actualmente de La Romareda, si bien parece complicado que se rescate nada de aquellos trabajos, de Sicilia, Bofill y Lamela, y por los que la ciudad pagó en su momento unos 5 millones de euros en total.

Este es el único avance que se produjo este viernes con respecto al nuevo estadio de fútbol que el ayuntamiento quiere levantar en la ubicación del actual campo de fútbol, puesto que lo demás no fueron más que reproches de una y otra parte. El PSOE fue quien presentó una moción que incluía dos peticiones: que se revisaran los proyectos del pasado para conocer si, técnicamente, podrían reutilizarse, lo cual fue aceptado por el resto de grupos; y que se constituya un grupo de trabajo conformado por todos los grupos políticos para negociar y diseñar el modelo de gestión del futuro estadio, el proyecto de campo que se desarrollará, y cómo se llevará a cabo la financiación de las obras. Esta segunda parte no fue admitida ya que PP, Cs y Vox votaron en contra.

Por parte del concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, y del alcalde, Jorge Azcón, vieron en la propuesta del PSOE un intento por «dilatar en el tiempo» el proyecto de construcción de un nuevo campo de fútbol en la ciudad, puesto que creen que los socialistas no quieren que el PP y Cs puedan apuntarse el tanto de haber sacado adelante este plan, que lleva 20 años acumulando fracasos.

Por su parte, el concejal socialista Horacio Royo criticó que todo lo que se va conociendo sobre los planes de PP y Cs para la nueva Romareda sea «a través de prensa» o porque se lo han «sacado con sacacorchos» a Serrano, mientras que el resto de grupos municipales permanecen como «meros espectadores». «Es todo oscurantismo», dijo.

Se refería el socialista a lo que ocurrió la semana pasada durante la comisión de Urbanismo, cuando Serrano, diciendo pero sin decir, explicó de forma muy velada que las intenciones de su equipo de Gobierno pasan por una concesión del estadio municipal para que sea una empresa, que fácilmente sería el Real Zaragoza SAD, la que se encargue de pagar un nuevo campo a cambio de quedarse con los ingresos que genere el equipamiento.

Cesión con condiciones

Asimismo, Fernando Rivarés, de Podemos, opinó que más allá de los trabajos técnicos que se lleven a cabo, son los políticos los que tienen que decidir sobre el modelo de concesión que se establece. Por ejemplo, ha dicho, que si el estadio va a generar unos ingresos de entre 10 y 14 millones, se podría licitar esa cesión a cambio de un canon, un porcentaje de los beneficios y la construcción de algún equipamiento en la ciudad a cambio de lo que vale el suelo de La Romareda, que son 60 millones.

Asimismo, el morado y también Pedro Santisteve, de ZeC, pidieron que esa concesión no se haga para «30 o 40» años, sino para «15 o 20» porque en ese plazo ya se habría recuperado la inversión inicial. Por otra parte, Serrano aclaró que antes de sacar a licitación la concesión habrá un proyecto básico que permitirá saber cuánto costará, aproximadamente, el campo, pero que el diseño no se someterá a un concurso de ideas. 

Apoyo a un «pacto por el deporte» con la DGA y la DPZ

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza aprobó este viernes, por unanimidad, una moción de Podemos para hacer un pacto por el deporte y a la que se sumó una enmienda de Ciudadanos, para que también se adhieran el Gobierno de Aragón y la DPZ. Se pretende así constituir una mesa de trabajo para analizar todas las deficiencias en materia de equipamientos deportivos que tiene la ciudad, que en estos momentos no puede albergar según que campeonatos por carecer de las instalaciones adecuadas. Además, 35 equipos federados de la capital se han quedado fuera de los pabellones públicos. La concejala de Deportes, Cristina García, García reconoció que ni el presupuesto municipal para deporte ni el de la DGA, inferior, es suficiente. 

Compartir el artículo

stats