Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Polémica en Zaragoza

Cs ve "lamentables" las palabras de Herrarte sobre Irene Montero y la izquierda insiste en su dimisión

La edila admite que estuvo «desafortunada» en las formas, que no en el fondo | La oposición pide su cese y Azcón dice que es «desproporcionado»

La concejala de Cs y responsable de Economía en el Ayuntamiento de Zaragoza, Carmen Herrarte. ANDREEA VORNICU

En Ciudadanos no gustaron nada las palabras de Carmen Herrarte sobre Irene Montero, esas en las que dijo que «está donde está por haber sido fecundada por el macho alfa». Unas «desafortunadas» declaraciones, como ella misma ha definido, que le han servido para estar en el foco de la polémica, para que la desautorice su propio partido (del que meses atrás renunció a todos sus cargos) y para que PSOE, Podemos y ZeC pidan su dimisión en el Ayuntamiento de Zaragoza

En petit comité muchos dicen que su ataque a la ley del Solo sí es sí y que ha personalizado en Montero es más propio de Vox que de un concejal del centro. Sea como fuere, Herrarte se ha visto en la obligación de salir a pedir disculpas «por las formas» que no por el fondo. 

Lo ha hecho después de que el portavoz de Cs en el Congreso, Edmundo Bal, criticara su actitud y tildara de «absolutamente impresentables» sus declaraciones. Por recordar, Herrarte afirmó que «las mujeres de centro derecha han salido adelante por sus méritos, sin cuotas, frente a otras como Irene Montero que está donde está porque le ha fecundado el macho alfa, por eso es ministra --referencia a Pablo Iglesias-- Otras están donde están porque se han hecho pipi en la calle o han enseñado un pecho en una iglesia».

Cs pide respeto

Para Bal (que votó en favor de la ley de Montero), es «lamentable» que un miembro de su partido diga esas «barbaridades» respecto a una persona con la que discrepa. «Ya entenderán ustedes que yo soy quien más puedo discrepar con Irene Montero en todas sus políticas, pero desde luego siempre la voy a tratar con respeto y es lo que también le pido, por supuesto, a todo el mundo que haga con nosotros», ha declarado ante los medios. El coordinador general de Cs Aragón, Daniel Pérez, ha dado por zanjada la polémica tras la rectificación de Herrarte. 

Poco después ha sido el turno el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, el que ha calificado de «poco afortunadas» sus palabras. Lo ha repetido hasta en tres ocasiones, aunque, ha dicho, no son tan graves como para pedir su dimisión o para ser cesada.  

«La ministra, que ha aprobado una ley que rebaja las penas y que permite que salgan a la calle agresores sexuales, violadores y pedófilos, sigue tranquilamente en el Ministerio pero una consejera del ayuntamiento tiene que dimitir por declaraciones poco afortunadas. Creo que no es proporcional», ha declarado Azcón, que ha insistido en que el verdadero problema es que ha entrado en vigor «una ley errónea que debería modificarse de forma inminente». Esta ha sido la postura oficial del Gobierno de Zaragoza, pues unos y otros han repetido lo mismo. También la propia Herrarte.

Herrarte pide perdón por sus formas

El martes por la tarde, después de la comisión de Hacienda y de que los medios de comunicación se hicieran eco de sus afirmaciones, Herrarte admitió que no había estado correcta y que «había estado poco afortunada», aunque ratificaba sus palabras. Este jueves, en una convocatoria de prensa convocada de urgencia, ha reconocido que sus declaraciones fueron «tremendamente desacertadas» y que no le dolía «en prendas rectificar».

Ha estado «desacertada», admitía, porque pudo haber ofendido a «alguien» y porque había «desviado» la atención de lo que es realmente importante, «que es que hay una ministra --Irene Montero-- que ha sacado una ley (solo sí es sí) que está permitiendo que violadores, pederastas y todo tipo de delincuentes sexuales estén viendo reducidas sus condenas y estén saliendo a la calle».

Para Herrarte es «es desproporcionado que por una frase inconveniente se pida una dimisión cuando una ministra ha hecho una ley que está sacando a la calle a violadores». Y ha subrayado que no hay que «centrarse en la anécdota de una frase desafortunada», sino en «la gravedad» de la norma.

Cubero, Ranera y Rivarés, este miércoles en la rueda de prensa en la que han solicitado la dimisión, la reprobación y el cese de Herrarte. EL PERIÓDICO

Pero para la oposición no se trata de una anécdota, al contrario. Por eso solicitarán su dimisión, reprobación y cese en el pleno de la semana que viene. «Cuando dijo esas palabras estaba hablando como Gobierno. Pero el problema es que no se trata de una cosa de ayer, sino que llevamos toda la legislatura aguantando faltas de respeto por parte de esta señora mientras el alcalde lo que hace es reírse y estimular las posturas de Herrarte», ha dicho la portavoz del PSOE, Lola Ranera.

«Todo el mundo comete errores, yo muchas veces, pero he pedido disculpas», ha afirmado el concejal de ZeC, Alberto Cubero, mientras que el de Podemos, Fernando Rivarés, ha lamentado que «Herrarte está obsesionada con amplificar las campañas de odio contra Pablo Iglesias e Irene Montero».

Compartir el artículo

stats