Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

POLÍTICA

Las compañeras de gobierno de Herrarte rechazan sus palabras sobre Montero

Coinciden en que estuvo «desafortunada» pero defienden su continuidad en el equipo

Las concejalas de PP y Cs Carmen Herrarte, Natalia Chueca, María Antoñanzas, María Navarro y Sara Fernández. JAIME GALINDO

Con más respaldo en las filas del PP, que en su propio partido Cs, fue difícil que las concejalas que forman la coalición de gobierno dijeran oficialmente algo distinto a Jorge Azcón sobre las declaraciones de Carmen Herrarte criticando a Irene Montero por los efectos de ley del solo sí es sí. La respuesta fue clara: había estado «poco afortunada» y que sus palabras no eran motivo de dimisión ni de cese. 

La vicealcaldesa y compañera de filas, Sara Fernández, lamentó las «expresiones» utilizadas por Herrarte para referirse a la ministra de Igualdad. «No nos representan», declaró Fernández, que señalo que defendía la posición defendida por su partido, que tildó de «lamentables» las palabras de la edila.

En concreto, durante la comisión de Hacienda afirmó que «las mujeres de centro derecha han salido adelante por sus méritos, sin cuotas, frente a otras como Irene Montero que está donde está porque le ha fecundado el macho alfa, por eso es ministra -- referencia a Pablo Iglesias--. Otras están donde están porque se han hecho pipi en la calle o han enseñado un pecho en una Iglesia».

Fernández aseguró que «no compartía» esta afirmación «equivocada» y valoró la decisión de la concejala de pedir disculpas antes los medios de comunicación. Una rectificación en la que la propia Herrarte dejó claro que solo hacía «por las formas».

La responsable de Igualdad en el consistorio, también de Cs, María Antoñanzas, mencionó lo importante que es que las políticas sean «ejemplarizantes». «No puedo compartir esa frase», declaró, porque «tenemos una responsabilidad como representes políticos».

El respeto como principio

En la misma línea respondió Cristina García (Deportes), que subrayó la importancia de «respetar» a los que piensan distinto. «En política el respeto siempre tiene que estar presente», señaló.

Desde la bancada popular, Natalia Chueca mostró todo su apoyo a Herrarte. «Reconozco que estuvo totalmente desafortunada, pero lo importante no es la frase, es el fondo», matizó. Según Chueca, «el error de Montero sí que es motivo de dimisión» porque se están solicitando revisiones a la baja de las penas de los violadores.

Según la concejal del PP, «como los insultos suelen venir de la izquierda, cuando llegan del otro lado llaman más la atención». «Parece que estamos inmunizados porque no se ha reparado en que Cubero (concejal de ZeC) llamó machistas a los jueces y a los grupos empresariales», declaró.

Para la portavoz del PP, María Navarro, y presidenta de la comisión de Hacienda en la que estalló la polémica, su socia de Gobierno estuvo «tremendamente desafortunada». También tuvo palabras para la oposición, y criticó su decisión de abandonar la comisión después de escuchar a Herrarte. 

El error de la ley

Todas, salvo Patricia Cavero, Paloma Espinosa y Carolina Andreu, con las que trató de contactar este periódico sin éxito, coincidieron en que había estado desafortunada, que había errado en su crítica a la ley del Solo sí es sí al personalizarla de esa manera en Irene Montero en lugar de centrarse en el error de aprobar una norma que está permitiendo un goteo de revisiones de penas. Eso sí, ninguna dijo que se estaban "excarcelando a violadores" como sí dijo Herrarte el martes. Ayer ya no.

También lamentaron que, así, solo se ha conseguido desviar la atención en la norma y en las palabras de Cubero, en las que dijo que «hay determinados sectores como la Justicia o empresas de comunicación patriarcales y machistas que nunca estuvieron de acuerdo con en esta ley». «¿Por qué no se habla de eso?», insistió Chueca.

Compartir el artículo

stats