Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

POLÍTICA MUNICIPAL
ENTREVISTA María Navarro Concejala de Hacienda del Ayuntamiento de Zaragoza y portavoz del Gobierno de PP y Cs

María Navarro: «No hemos esperado al año electoral para bajar impuestos e inaugurar calles»

La concejala de Hacienda responde a las preguntas de este diario justo después de haber presentado el presupuesto para el año 2023

María Navarro, en el 'hall' de la planta noble del Ayuntamiento de Zaragoza. ANDREEA VORNICU

Vayamos al grano, ¿le gustaría ser alcaldesa de Zaragoza?

Tenemos al mejor alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón. Yo soy consejera de Hacienda.

Sí, pero yo le pregunto si le gustaría ser alcaldesa.

Tenemos al mejor alcalde de Zaragoza. No hay nada más que contestar.

¿Se plantea dar el salto a otras instituciones, como el Gobierno de Aragón?

Yo estoy de consejera hasta mayo de 2023. Y tenemos al mejor alcalde.

En las quinielas para sustituir a Azcón, si decide dar el salto a las Cortes, compite con Natalia Chueca. ¿La ve como una rival?

Somos el mejor equipo de Gobierno que ha tenido Zaragoza. Natalia es una excelente consejera de Servicios Públicos y tenemos una fantástica relación y las seguiremos teniendo hasta el final.

Qué prudente.

(Silencio y cara de sorpresa) Digo la verdad.

¿Cómo son las relaciones con su socio de Gobierno, Cs?

Muy buenas. Los concejales de Cs son unos profesionales y leales al proyecto al que nos comprometimos en 2019.

Las principales diferencias con Cs, al menos públicas, han estado relacionadas con las exigencias de Vox y las cesiones del PP en temas como la violencia machista e intrafamiliar. ¿Cómo les ha afectado?

Cuando no tienes mayoría hay que llegar a acuerdos. En este gobierno siempre hemos llegado a acuerdos en base al interés general de la ciudad. Todos los pactos que hemos hecho con Vox han sido por el interés general de Zaragoza. Vox ha tenido que renunciar a cosas que nos han pedido, y nosotros y Cs también.

¿Es difícil llegar a acuerdos con Vox?

Tenemos la suerte de que el portavoz de Vox en el ayuntamiento (Julio Calvo) tiene sentido común y hemos sido capaces de dejar, a veces, nuestras intenciones o proyectos para llegar a acuerdos en base al interés general, que es lo que tiene hacer la política. La confrontación siempre es mala para todos.

«No entiendo que el PSOE no se siente a negociar el nuevo campo de fútbol de La Romareda»

María Navarro - Concejala de Hacienda de PP y Cs

decoration

Hablando de confrontación. La semana pasada, durante la comisión que preside, la concejala Carmen Herrarte acusó a Irene Montero de llegar a ministra por haber sido «fecundada por un macho alfa». ¿Cree que esta afirmación es machista?

No fueron afortunadas. Fueron tremendamente desafortunadas las palabras de Carmen. Ella misma lo dijo.

¿El Gobierno de PP-Cs es feminista?

Yo me declaro feminista porque creo en la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Si el feminismo lo entendemos así, yo me considero feminista.

Esta semana aprobaron el proyecto de presupuestos. ¿Se ha negociado con Vox?

Julio Calvo sabía que íbamos a presentar el presupuesto pero es verdad que no lo conocía. Negociaremos con Vox y, si quieren los demás, con los demás.

El año pasado escenificaron un acuerdo con la ultraderecha un día antes de aprobar y presentar el proyecto de presupuestos y este año Vox ni si quiera lo conocía. ¿Qué ha cambiado?

El año pasado pudo haber algún error. Es verdad que nos hicimos una foto un día antes de aprobar el presupuesto, pero en un día es imposible cambiar un proyecto de Gobierno y tuvo que hacerse a través de enmiendas. No ha cambiado nada pero vamos a intentar hacer las cosas mejor que el año pasado, que quizá hubo un poco de descoordinación.

¿Quiere decir que escenificar ante los medios el acuerdo antes de aprobar las cuentas fue un error?

No, no. Para nada. Reunirte con alguien que te ha apoyado en la investidura es lo normal y lo leal.

Las primeras impresiones de Vox sobre los presupuestos no son buenas. ¿Confía en que los apoye?

Me gusta ser prudente. No estoy en disposición de decir nada. Primero que se lo estudien y presenten las enmiendas, pero Zaragoza tiene que tener unos presupuestos. No podemos dejarnos guiar por una cita electoral en perjuicio de los ciudadanos.

En la presentación de las cuentas dijo que eran unas «cuentas de cierre». ¿Es un cierre de ciclo?

Es de cierre pero porque hemos cumplido con todo lo que nos comprometimos con los ciudadanos. Hemos bajado la deuda en más de 200 millones, hemos ahorrado a los bolsillos de los zaragozanos más de 50 millones, hemos tenido que afrontar una situación muy complicada como el aumento del coste de la energía y del tipo de interés, ayudamos a los que más lo necesitan, con política de hechos y más de 100 millones todos los años en Acción Social. Sobre las inversiones no hay más que pasear por la ciudad para ver que tenemos muchas obras en avenidas y calles muy demandadas por los vecinos. Un ayuntamiento se tiene que preocupar en lo que se tiene que preocupar.

¿En qué?

En ayudar a los que más lo necesitan, en bajar los impuestos, en hacer las inversiones que necesitan los barrios. Es que a mí cuando me dicen que hemos hecho cuatro calles me pregunto si Tenor Fleta no es una obra de ciudad, o las avenidas Navarra y Cataluña. O el centro cívico de Hispanidad, la escuela infantil de Parque Venecia, la de Arcosur o la plaza Salamero. Es un presupuesto que mantiene la senda de todos los años. Lo bueno de estas cuentas es que hemos mantenido desde el primer año el contrato con el que nos comprometimos con el ciudadano. ¿Qué quiero decir? Que no hemos esperado a año electoral para bajar los impuestos, para inaugurar Tenor Fleta, o rebajar la deuda. A esto me refiero con el cierre, que llevamos haciendo la misma política cuatro años. Este presupuesto refleja que los acuerdos están cumplidos.

Algunos llevan años en boca de todos.

También está el cambio de toda la iluminación led de toda la ciudad en los próximos años, 76.000 bombillas. Dime qué ciudad lleva un proyecto tan ambicioso. La nueva Romareda no está en el proyecto pero precisamente porque habrá alguien que nos la va a financiar, que es algo que no había ocurrido. Yo creo que es un presupuesto que mira al futuro. Sí. Y además deja sentadas las bases de este ayuntamiento.

La oposición dice que es poco «ambicioso».

Siempre lo ha dicho. Todos los años. Siempre lo mismo. Que llega tarde, que es poco ambicioso. Es lo mismo. Me gustaría que la oposición, si cree que es poco ambicioso, presente enmiendas para ver qué alternativa tienen.

Vox está en la misma línea.

Es normal, es que la oposición tiene que hacer su trabajo. Todos tendremos que ceder si queremos que haya un acuerdo. Yo soy la primera que estoy en disposición de ceder siempre y cuando se presenten enmiendas que sean mejores para la ciudad y posibles.

«Tenemos la suerte de que el portavoz de Vox tiene sentido común para llegar a acuerdos»

María Navarro - Concejala de Hacienda

decoration

¿Seguirán cediendo en materia de Cooperación al Desarrollo e Igualdad?

En igualdad hemos incrementado el presupuesto. No ha habido menos dinero para igualdad. Sobre Cooperación, pese a las enmiendas de Vox, seguimos siendo de las ciudades que más invierte.

Cuando llegó al Gobierno decía que la situación de las cuentas era «catastrófica». ¿En qué punto están?

Cuando llegamos era la más endeudada. Es verdad que Zaragoza en Común (ZeC) redujo la deuda, pero porque la ley le obligaba a destinar el remanente de tesorería a amortizar deuda. El PSOE endeudó a la ciudad por encima de los mil millones de euros y nosotros en tres años, con pandemia y con una situación económica como la que tenemos, hemos reducido la deuda en más de 200 millones y otros 22 millones en carga financiera. ¿Que todavía hay que reducirla más?, sí, aún está en 625 millones. Cuando llegamos era catastrófica porque no podíamos ni pedir fondos al Gobierno de España porque éramos una ciudad no elegible. Por no hablar del descontrol que había en el pago de las facturas, en la contratación.

Han hablado mucho de la herencia recibida, pero ¿qué herencia van a dejar ustedes?

Una Zaragoza en marcha, viva, dinámica. En lo que son cuentas municipales ordenada y organizada. Ha cambiado la dinámica de la ciudad y después de cuatro años con este Gobierno se puede ver una capital muy diferente donde se han realizado inversiones históricas que llevaban años paralizadas; una Zaragoza que baja los impuestos y que quiere atraer empleo e inversión, que mira a Europa, comprometida con el medio ambiente, con la sostenibilidad y la movilidad. La ciudad, a pesar de lo que nos ha tocado, ha cambiado muchísimo y tiene un largo recorrido.

Después de recibir 67 millones de los fondos europeos, ¿siguen creyendo que el reparto es sectario?

También se decía que los proyectos de Zaragoza eran de mala calidad. Pues mira, no, no son de mala calidad. Ahora el reto que tenemos por delante, que no es tontería, es ejecutar esos proyectos porque ninguna administración estábamos preparada para algo así. 

¿Cómo van a notar los ciudadanos en su bolsillo la bajada de impuesto?

En el IBI ya no podemos bajar más. Somos la ciudad de España que más bajo tenemos el tipo general del IBI. Es decir, hemos cumplido el programa electoral. No podemos hacer más, no podemos bajarlo más porque tengo una ley que me impide bajarlo más del 0,4. En plusvalías por heredar estamos bonificando como en ningún otro ayuntamiento. Hemos hecho un plan fiscal de atracción de inversiones que bonificará impuestos tan importante como el IBI, el IAE o el ICIO. Hemos hecho ordenanzas verdes, bonificado a familias numerosas. Los vecinos ya saben lo que hemos hecho.

¿Cómo compensan la bajada de ingresos?

Se reestructura el gasto.

¿Gastos superfluos, que diría Vox?

Depende. Tendríamos que entrar al detalle y nos llevaría mucho tiempo.

¿Habrá bilateral con la DGA?

Debe de haberla porque tenemos problemas con el Gobierno de Aragón desde hace años que no están resueltos. Es mejor el acuerdo que la confrontación.

Al principio de la legislatura las relaciones con Javier Lambán eran buenas, pero cada vez hay más tensión entre ambas instituciones. ¿Qué ha pasado?

Yo no entiendo… (piensa). Es política para adultos, es decir, hay que sentarse a llegar a acuerdos. No entiendo que el PSOE no se siente de manera responsable para que Zaragoza tenga un nuevo campo de fútbol. No lo entiendo porque es una necesidad y este ayuntamiento se ha gastado mucho dinero en proyectos que no han salido adelante y es una deuda que tenemos con la ciudad. Comprendo de qué va la política, pero no que se actúe así si realmente se quiere a una ciudad, me choca. Siempre le hemos tendido la mano y creemos en la lealtad institucional. Hay veces que las estrategias políticas nos despistan.

¿El PSOE no apoya el plan Romareda por estrategia política?

No lo sé. Ellos sabrán, pero no comprendo cómo no nos sentamos para hacer un campo de fútbol para la ciudad.

Ya la última. ¿Jorge Azcón sería un buen presidente del Gobierno de Aragón?

Jorge Azcón es un buen alcalde y hará lo que considere. Es un gran político y el mejor alcalde. 

Compartir el artículo

stats