La bomba cayó poco después de las 9 de la mañana en los micrófonos de Onda Cero, donde el presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, repasaba la actualidad correspondiente. Ya se sabe, la sedición, la ley del solo sí es sí, el CGPJ... Hasta de la selección de Luis Enrique habló antes de pararse en el anuncio, que bastó que fuese a medias para sacudir el día político en la comunidad.

No dijo el nombre de Azcón "por respetar que sea el protagonista quien lo anuncie", dijo. Tampoco hizo falta. "¿Se llama Jorge?", le dijo Alsina con cierto retintín. Se escapó en la respuesta el gallego hablando del respeto a los tiempos y las decisiones regionales. ¿Y la alcaldía? "Que sea ella quien lo diga", cerró.

Esa elección del pronombre personal en femenino despejó el enigma que ha rodeado el futuro de Azcón desde que subió al trono del PP aragonés, si bien en las últimas semanas en el círculo popular se daba por hecho que su destino era pelear con Javier Lambán por la presidencia de la comunidad.

Ni una hora después tuvo que hablar el que aún es alcalde de Zaragoza, que estaba inaugurando una calle en Juslibol. Dijo que el asunto no está hecho, que era solo una "opinión" de Feijóo, una manera de mostrarle su confianza. Pero no hubo forma de dar marcha atrás. El gran jefe de Génova había hablado.

Jorge Azcón durante su visita al barrio de Juslibol, este miércoles. EL PERIÓDICO

Ese anuncio a medias deja puesto el foco en el sillón del consistorio, al que optan sobre todo dos concejalas, María Navarro y Natalia Chueca, encargadas de las áreas de Hacienda y Servicios Públicos, respectivamente. La primera tiene un recorrido y un peso político superior, además del respaldo de una buena parte del partido. La segunda viene desde atrás en la carrera, pero en su contra pesa que ha estado al frente de la consejería que ha sufrido dos de las huelgas más largas de la ciudad: la de parques y jardines, y la del autobús urbano.

Aún hay un tercer nombre que gira en algunas quinielas y que aparece en una importante encuesta que cruza la ciudad estos días. Es el de Mar Vaquero, con experiencia al frente de un consistorio aunque sea más pequeño –fue alcaldesa de María de Huerva 12 años– y que ha llevado el peso del grupo parlamentario desde que se relegó al expresidente Luis María Beamonte a un mudo segundo plano.

Raro sería que quien más controla ahora la política autonómica y parlamentaria en el PP, por el perfil capitalino de Azcón, se fuera a cubrir una plaza municipal para la que no tiene experiencia previa. Pero los partidos avanzan a veces por caminos inexplorados. 

"Opinión cualificada"

A nada de eso se quiso referir Azcón, que admitió que, "evidentemente", la opinión del presidente del partido "es una opinión cualificada", pero insistió en que la decisión se tomará "en Aragón" entre "finales de diciembre y enero".

Habló en futuro, despejó todas las preguntas sin moverse de su posición inicial, sin entrar en "especulaciones" sobre su línea sucesoria en el consistorio, y fue categórico al afirmar que no hay una determinación final todavía. "Una cosa es que Feijóo tenga una opinión y otra cosa es que la opinión definitiva es la mía".

Alberto Núñez Feijóo junto a Jorge Azcón, el pasado martes en el Palacio de Congresos de Zaragoza Jaime Galindo

Malabares hizo una hora después, a las 11 de la mañana, Ana Alós, para tratar de convencer de que es el órgano regional el que controla los tiempos y las decisiones.

La secretaria general del PP en Aragón incidió en que las palabras de Feijóo son "una opinión" y llegó a asegurar que "a lo mejor" sus declaraciones fueron casi una cuestión lingüística. "A esto nos lleva este lenguaje inclusivo de ellos o ellas candidatos. Es que somos todos candidatos a algo, no tiene mayor trascendencia", defendió Alós como pudo antes de afirmar que se le están buscando "tres pies al gato" y que el anuncio oficial llegará "en días".

La secretaria general del PP de Aragón, Ana Alós, en la rueda de prensa ofrecida esta mañana. Javier Cebollada / EFE

Alós En cualquier caso, el anuncio a medias de Feijóo puede acelerar los tiempos en el PP aragonés, que deberá presentar en los próximos días el cartel completo para tratar de impedir un vacío en el ayuntamiento. Por ahí va a entrar la oposición aquí y allá.

Te puede interesar:

El PSOE no dejó pasar ni media mañana para atizar a Azcón, con la alcaldable Lola Ranera pidiendo desde la sala de prensa del ayuntamiento la dimisión del presidente de los conservadores en la comunidad. «"Azcón es el candidato de Génova, está utilizando la alcaldía al servicio de Génova y por eso Génova le presenta como candidato", aseguró la socialista, que cree que Azcón "abandonó" la Alcaldía hace más de un año.

Sea como fuere, el anuncio de Feijóo sorprendió en las filas del PP aragonés porque este llega apenas una semana después del gran acto del partido en el Palacio de Congresos de Zaragoza, donde ni el uno ni el otro dieron pistas sobre la pregunta que flotaba en el aire desde que Jorge Azcón fue elegido presidente del PP de Aragón, hace ahora un año.