Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

ATENCIÓN SANITARIA

Confusión por los traslados de profesionales sanitarios al centro de salud del Barrio Jesús

Los trabajadores del Arrabal y La Jota creen que las plantillas «no se deberían tocar» y temen que no se reduzcan las demoras / Señalan que van a seguir atendiendo a los pacientes más mayores, que son "los que requieren de más recursos", mientras que la población joven es la que se cambiará al nuevo centro

El centro de salud Barrio Jesús está terminado y a la espera de su inauguración. ÁNGEL DE CASTRO

Todavía no ha abierto sus puertas y el nuevo (y demandado) centro de salud del Barrio Jesús, en Zaragoza, está generando confusión entre los vecinos y los profesionales de La Jota y el Arrabal en lo que a la atención sanitaria se refiere. El motivo de estas dudas está en la movilidad voluntaria de plazas que ha convocado el Salud para proceder al traslado de varios trabajadores de los centros de La Jota y el Arrabal al Barrio Jesús para ejercer su labor en la nueva instalación. Consecuentemente, también se cambiarán con ellos las cartillas que tengan asignadas, pero solo la de los pacientes que vivan en el barrio Jesús, no el cupo completo.

Es decir, si un médico de La Jota se traslada al Barrio Jesús se llevará a sus pacientes del Barrio Jesús, pero los que residan de La Jota se quedarán en La Jota.

La situación no termina de contentar a las partes, quienes consideran que el movimiento de médicos y enfermeras al nuevo centro de salud «debilitará» la atención sanitaria en La Jota y el Arrabal. «La sensación que tenemos es que esto no va a solucionar el atasco de demoras que tenemos. Pensamos que no se debería quitar ningún profesional o, al menos, hacerlo en menor proporción», explicó ayer a este diario Teresa Tolosana, enfermera en el centro de salud del Arrabal. Aquí, el Salud mantuvo una reunión con la plantilla el lunes para explicarles la situación y ayer hizo lo propio en La Jota.

En La Jota, con 34.230 pacientes, verán reducidos sus usuarios en casi un 32% porque pasará a tener 23.371 para 14 médicos y 3 pediatras. En el Arrabal, con 20.737 pacientes, se quedarán 15.796 para 9 médicos de familia y dos pediatras (un 24% menos)

decoration

Por otro lado, los pacientes que pasarán a ser atendidos en el Barrio Jesús son personas jóvenes o de mediana edad, mientras que los más mayores continuarán asignados a La Jota y el Arrabal. «Es decir, el paciente que requiere de más recursos, de más atención, de más visitas a domicilio y de más consultas médicas continúa aquí, pero sin embargo se reducen las plantillas. Por esto tememos que la presión asistencial no baje», precisó Tolosana, quien en todo caso valoró positivamente la apertura de un nuevo centro de salud. «Es evidente que en esta zona sanitaria hay mucha población y cada vez va a más, pero parece que será un centro de mucho paciente joven, muchos niños, y no tanto mayores», reiteró.

Un 32% menos en la Jota y un 24% menos en el Arrabal

En este sentido, el Barrio Jesús contará con 15.800 usuarios asignados para 9 médicos de familia y tres pediatras. En concreto, según los datos del Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón, habrá 2.596 pacientes de 0 a 14 años, lo que supone una media de tarjetas sanitaria por pediatra de 865 usuarios. En cuanto a los mayores de 14 años, tendrá asignadas 13.204 personas, lo que supondrá una media de 1.467 pacientes por cada médico de familia.

«La Jota se va a quedar, mayoritariamente, con la zona histórica del barrio, con una gran proporción de mayores. Creemos que se debería dejar el mismo número de profesionales para bajar la ratio», indican desde la Asociación de Vecinos de La Jota.

decoration

Esta situación supondrá, obviamente, una reducción de pacientes en los otros dos centros. En La Jota, donde actualmente hay 34.230 pacientes, verán reducido su volumen de usuarios en casi un 32% porque pasará a tener 23.371 para 14 médicos y 3 pediatras. Es decir, 10.859 personas menos. En el caso del Arrabal, ahora atiende a 20.737 pacientes y se quedará con 15.796 para 9 médicos de familia y dos pediatras. Es decir, casi un 24% menos de usuarios al reducirse estos en cerca de 5.000, según los datos de la consejería.

Con los cambios, la media de tarjetas por pediatra en el Arrabal será de 880 menores, mientras que serán 1.559 pacientes por médico. En La Jota, se estima una media de 736 niños y niñas por pediatra y 1.511 pacientes por médico.

Movilidad de 22 personas

Desde la Asociación de Vecinos de La Jota consideran que el traslado de profesionales al Barrio Jesús «no es la mejor solución», sobre todo aludiendo al perfil joven de usuarios que van a atender. «La Jota se va a quedar, mayoritariamente, con la zona histórica del barrio, con una gran proporción de mayores. Creemos que se debería dejar el mismo número de profesionales para bajar la ratio», indicaron.

La movilidad de plazas convocada por el Salud termina el próximo 20 de enero, fecha en la que se sabrá cuántos profesionales se han apuntado voluntariamente a ese traslado de al Barrio Jesús. Si no hay suficientes candidatos, se procederá a un traslado forzoso, algo que contempla y permite la normativa.

Según la resolución de Sanidad publicada en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) el pasado 9 de enero, el centro de salud de la Jota es el que sufriría más traslados. Así, desde aquí se requieren 4 médicos de familia (dos para el turno de mañana y dos para el de tarde), 2 pediatras (mañana y tarde); y seis enfermeras (tres de mañana y tres de tarde); una enfermera especialista de tarde que pasaría a ejercer por la mañana; un fisioterapeuta; y dos auxiliares administrativos.

La movilidad de plazas convocada por el Salud termina el 20 de enero. Si no hay suficientes candidatos voluntarios, se procederá a un traslado forzoso, algo que contempla y permite la normativa.

decoration

En el caso del Arrabal, se precisa el traslado de 2 médicos de Primaria (turno de mañana); un pediatra (mañana); y tres enfermeras (turno de mañana). En total, 22 personas entre ambos centros de salud cambiarán de ubicación.

A ellas se sumarían cupos de nueva creación. Es decir, que el Salud también creará en el Barrio Jesús nuevos puestos de trabajo con médicos que empiecen desde cero a ejercer en la zona. En este sentido serán tres plazas nuevas de médico de familia, tres de enfermería, una matrona, una trabajadora social, una Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE), dos administrativos y un celador.

De momento y a la espera de los procesos administrativos, la construcción del centro de salud del Barrio Jesús está terminada desde el pasado mes de octubre. La instalación está completa, a la espera de una parte del equipamiento y de que se proceda a su inauguración. Teniendo en cuenta que el plazo para optar a la movilidad finaliza el 20 de enero, el estreno podría tener lugar ya en febrero.

Compartir el artículo

stats