Hacienda

Zaragoza capta 30 millones para acelerar su plan verde y garantizar las inversiones previstas

A través de seis préstamos con cuatros bancos, la capital destinará 12,1 millones para actuaciones de sostenibilidad ambiental y otros 17 para proyectos en infraestructuras

Los consejeros municipales de Hacienda y Fondos Europeos, Blanca Solans, y Participación Ciudadana y Régimen Interior, Alfonso Mendoza

Los consejeros municipales de Hacienda y Fondos Europeos, Blanca Solans, y Participación Ciudadana y Régimen Interior, Alfonso Mendoza / EUROPA PRESS

Carlota Gomar

Carlota Gomar

30 millones dan para mucho en el Ayuntamiento de Zaragoza, que acaba de firmar seis préstamos para acometer, entre otros proyectos, la electrificación de la flota de autobuses, la construcción de viviendas destinadas al alquiler asequible para jóvenes, la sustitución del alumbrado público o la construcción de los distintos equipamientos municipales prometidos, como el del Distrito Sur. También servirán para empezar a trabajar en la Ciudad Inteligente del Deporte, que recibirá 200.000 euros. 

El Gobierno de la Ciudad ha dado luz verde a un expediente de captación de inversiones que contempla dos paquetes financieros distintos. Por un lado, 12,1 millones para actuaciones de sostenibilidad ambiental que se enmarca en el plan que la capital tiene en marcha para poder cumplir la encomienda de Europa de ser una ciudad climáticamente neutra en 2030, con la electrificación de la flota y la creación de espacios naturales a la cabeza. Por el otro, un segundo paquete de 17,9 millones destinados a inversiones generales, como la adecuación de infraestructuras, la adquisición de cámara de videovigilancia para los barrios, la rehabilitación del Quiosco de la Música o las futuras conexiones de Tenor Fleta. 

Seis préstamos con cuatro bancos y a buen precio

La concejala Hacienda y Fondos Europeos, Blanca Solans, ha explicado que la capital ha logrado alcanzar acuerdos con unas condiciones muy ventajosas para la ciudad. En cuanto al primer paquete (12,1 millones), el ayuntamiento suscribirá dos préstamos con Ibercaja de 10 millones en total (5 y 5), uno con Bantierra de 9,9, otro con Caja Rural Aragón de 2, el de Caja Rural de Soria será de cinco y un sexto y último con Sabadell, que asciende a 2,9 millones. El Euríbor oscilar entre el 0,03 el más bajo y el 0,26 el más alto, con un plazo de devolución de 10 años, pudiendo cancelar anticipadamente total o parcialmente la operación, sin penalización, según consta en el expediente. «Nada que ver con los gobiernos de izquierdas», ha afirmado. 

Según Solans, hasta once bancos se dirigieron al ayuntamiento para ofrecer financiación, lo que indica, a su juicio, la buena situación económica en la que se encuentra la institución. Según la concejala, este interés evidencia que el ayuntamiento es una administración «solvente». 

2,9 millones para proyectos de Vox

A estos 30 millones habrá que restar 2,9 comprometidos con Vox para impulsar proyectos que, inicialmente, iban a ejecutarse con financiación externa. Así lo ha anunciado la concejala de Vox, Eva Torres, que ha explicado que se utilizará parte del remanente de tesorería para impulsar la nueva comisaría del Casco Histórico, la reforma del Camino del Vado, la mejora del aparcamiento de la calle Embarcadero, la regeneración de los polígonos o la instalación de nuevos pasos de cebra iluminados. 

El Gobierno del PP contempla amortizar este ejercicio 46,1 millones en aras de continuar la senda iniciada en la anterior legislatura, con Jorge Azcón, para sanear las cuentas. Según el último balance que hizo público el Gobierno de Natalia Chueca (del pasado mes de febrero), el consistorio rebajó en 31 millones de euros la deuda municipal durante el último año. Al cierre del ejercicio 2023, la deuda viva era de 603 millones.

El PP reparte los 9,3 millones del remanente

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado el destino del remanente municipal, que asciende a 9,3 millones de euros, de los que 2,9 se dirigen a proyectos comprometidos con Vox, como la nueva comisaría del Casco Histórico, la creación de nuevos aparcamientos disuasorios o la regeneración de los polígonos. 

Según el expediente aprobado ayer en la sesión, 2,4 millones se utilizarán para hacer frente a la cuenta 413, famosa por las facturas en los cajones o, lo que es lo mismo, por las facturas pendientes de liquidar. 

Por otro lado, hay otra partida de 3,4 millones destinados al pago de facturas del transporte público.     

En cuanto a los proyectos que se financiarán con el remanente se encuentran, por ejemplo, la instalación de cámaras de vigilancia en los barrios (270.000 euros), la ornamentación navideña (340.255), la reparación y adecuación del alumbrado público (600.000), el proyecto César con la universidad de Zaragoza, la señalización de los polígonos, la prolongación de la calle Isla de Dragonera o Ibón de Astún. Aún hay más porque también se recurrirá al remanente para las ejecuciones subsidiarias (296.300) o la limpieza y mantenimiento de la Casa de la Mujer.