La medida aplicada en la Zona de Bajas Emisiones de Zaragoza que es única en España

El horario de la ZBE, es decir, el periodo en el que habrá vigilancia y se sancionará en el entorno, abarcará de lunes a viernes, de 7.00 a 20.00 horas

Señal informativa sobre la Zona de Bajas Emisiones en Zaragoza.

Señal informativa sobre la Zona de Bajas Emisiones en Zaragoza. / ÁNGEL DE CASTRO

La Zona de Bajas Emisiones (ZBE) ya es una realidad en la ciudad de Zaragoza. Este requisito legal es de implantación obligatoria en 2026 para todas las poblaciones con más de 50.000 habitantes que, hasta ahora, en la capital aragonesa ha funcionado más como una medida informativa o simbólica que real, debido a que las sanciones todavía no se han puesto en marcha.

Aunque muchas localidades están llevando a cabo este trámite durante este año, Zaragoza tiene previsto que esta medida entre en funcionamiento a partir del próximo mes de junio. A pesar de todo, durante los primeros meses, el consistorio zaragozano ha informado que no se van a sancionar a los vehículos sin derecho a la etiqueta medioambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT) que accedan a ella.

Esta nueva ZBE contará con una aplicación progresiva y dos zonas bien diferenciadas, de manera que, para el año 2030, llegará a límites del centro de la ciudad como los paseos María Agustín y Constitución o las plazas Paraíso y Europa. Cabe destacar que esta medida ha generado una necesidad para los conductores hasta ahora casi inexistente para muchos: colocar el distintivo medioambiental correspondiente en el parabrisas delantero del coche.

Esta es la ocasión en la que no se multarán

El Ayuntamiento de Zaragoza ya ha informado que, durante los primeros meses en funcionamiento, no se van a poner sanciones a los vehículos sin derecho a la etiqueta medioambiental de la DGT. Además, el anteproyecto de la Ordenanza de la Zona de Bajas Emisiones de la capital aragonesa hace referencia a los vehículos que accedan por error a esta zona sin contar con una autorización podrán salir de la misma en un plazo de 10 minutos sin ser sancionados. Esta medida llevada a cabo por el consistorio es única en toda España.

El sistema de control, que se encarga de vigilar las zonas restringidas, está obligado a dejar un plazo de diez minutos a todos los vehículos que hayan accedido a la Zona de Bajas Emisiones por error. Este sistema de vigilancia contará con cámaras inteligentes que leen las matrículas de los coches y, con una base de datos, podrán comprobar si el vehículo tiene la autorización de acceso o el derecho a la etiqueta.

Otras claves del proyecto

  1. El horario de la Zona de Bajas Emisiones , es decir, el periodo en el que habrá vigilancia y se sancionará en el entorno, abarcará de lunes a viernes, de 7.00 a 20.00 horas.
  2. El sistema de control de la ZBE se realizará con cámaras inteligentes que leerán específicamente los datos de matriculación del vehículo, para comprobar si tienen etiqueta o autorización. 
  3. Los vehículos que accedan por error a la Zona de Bajas Emisiones sin contar con una autorización podrán salir de esta en un plazo de 10 minutos sin ser sancionados.
  4. Las zonas de estacionamiento  para residentes y para no residentes, así como para distribución urbana de mercancías, bicis, VMP y motos estarán señalizadas dentro de la ZBE.
  5. Se considerará una infracción grave, cuyo importe actual es de 200 euros, no respetar las restricciones de acceso, circulación y estacionamiento establecidas y las sanciones se realizarán conforme a lo que establezca la Ley de Tráfico. 
  6. La ZBE medirá la calidad del aire con la incorporación de sistemas dedicados a tal efecto, incluida una estación portátil, con el fin de realizar un seguimiento mediante indicadores de la reducción de emisiones.
  7. Un millón y medio de euros es la cifra que el consistorio estima que supondrá la implantación de la Zona de Bajas Emisiones en sus dos fases, con todos los sistemas de control, señalización y otros elementos necesarios para su correcto funcionamiento.