Conflicto laboral

CGT convoca una huelga durante los fines de semana en las piscinas municipales de Zaragoza

El sindicato lamenta que se hayan impuesto nuevos turnos sin haber negociado con la representación de los trabajadores

Una piscina de Zaragoza en una imagen de archivo.

Una piscina de Zaragoza en una imagen de archivo. / EL PERIÓDICO

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La sección sindical de CGT del Ayuntamiento de Zaragoza ha convocado una huelga indefinida en las piscinas municipales de la ciudad "como medida de presión ante las actuaciones autoritarias del servicio de Instalaciones Deportivas". "Siendo conscientes de la situación climática, la huelga contempla sólo los turnos en los que las instalaciones no se usan por colectivos vulnerables, campamentos de verano o escolares y diferentes colectivos que acceden con monitores, los cuales desarrollan sus actividades entre semana, convocando por ello a la huelga de forma indefinida durante las jornadas de sábado y domingo desde el próximo día 29 de junio", explican desde la organización.

Con respecto a estas actuaciones autoritarias, explican desde CGT que "de forma unilateral se han impuesto unas nuevas directrices sin haber negociado con la plantilla ni con los representantes sindicales que marcan unos nuevos turnos de trabajo". El sindicato asegura además que la huelga de hace dos años se cerró sin alcanzar los mínimos necesarios para que “no afecte” la conciliación de la vida laboral y familiar, punto del acuerdo que "no se ha conseguido". A pesar de los compromisos alcanzados, la plantilla sigue sufriendo una falta de personal importante, afirman, algo agravado ahora con la imposición de un turno adicional sin ningún tipo de negociación y limitando el derecho a las vacaciones sin haber adaptado el número de personas para desempeñar dicho turno. "Hay instalaciones que han llegado a tener cinco cambios calendarios diferentes en un solo mes. Dicha falta de personal supone tener que realizar horas extra de carácter obligatorio por 'necesidades del servicio' a la vez que se cierran muchas jornadas (más de 1000 en 2021). Es imposible hacerse la más mínima planificación de tu vida personal”, lamentan.

A todo esto, se suma "otra decisión unilateral por parte de la jefatura de Instalaciones Deportivas": se redistribuye al personal en nuevas zonas de trabajo, sin información específica sobre las nuevas instalaciones a las que se destina al personal, ni valorar la repercusión en materia de Prevención de Riesgos laborales que tal medida pueda suponer.

Los motivos

Desde CGT aseguran que la dotación de personal es insuficiente para la cobertura de las piscinas de verano o los pabellones deportivos durante el invierno, “estamos viviendo una falsa dotación de personal”. Del total actual de casi 200 personas, hay que detraer 29 personas que cuando cesen, entre enero y junio de 2025, no podrá ser cubierta su plaza mediante oposición. "Esto provocará un déficit de personal inédito que debe ser abordado con tiempo para que el Ayuntamiento vaya creando las plazas necesarias en la plantilla. Por ello han decidido dar este paso tan importante, en defensa de un servicio 100% público y de calidad", aseguran.

CGT exige la retirada de la obligatoriedad de realizar horas extras, la circular de redistribución de las instalaciones y del turno extra, así como la garantía de un calendario que respete los descansos establecidos y la creación de las plazas necesarias para garantizar la realización de un servicio de calidad y la conciliación familiar de la plantilla.

Según explica Carlos Lasaosa, delegado sindical de CGT en el Ayuntamiento de Zaragoza y miembro del Comité de Huelga, esperan que "sea una huelga indefinida larga con un seguimiento moderado" pero que podrá suponer que, en algunos momentos, no puedan abrirse algunas de las piscinas públicas de la ciudad. Hay que tener en cuenta que CGT es el único sindicato de los ocho con representación en la Junta de Personal municipal que ha convocado la huelga, si bien desde la organización hacen un llamamiento al resto para sumarse a los paros.