UN PROYECTO ESTRATÉGICO

El desmontaje del escenario de Bunbury marca el inicio de una nueva era en La Romareda

Este lunes comenzarán los preparativos en el estadio para comenzar en breves con los primeros derribos del estadio

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Casi 30.000 personas disfrutaron este sábado del concierto de Enrique Bunbury en La Romareda, un espectáculo que sirvió como despedida del vetusto campo de fútbol zaragozano, que este mismo lunes comienza una nueva era con el inicio de los trabajos para derribar el Gol Sur, la Gerencia de Urbanismo y el Cubo.

Después del concierto, este domingo decenas de operarios trabajaban contrarreloj para desmontar el escenario y todos los elementos que se utilizaron durante el espectáculo del cantante maño.