UN PROYECTO ESTRATÉGICO

La nueva Romareda podrá acoger conciertos con aforo para 50.266 espectadores

El proyecto de ejecución del nuevo estadio detalla al milímetro todos los espacios

En días de partido, el campo tendrá capacidad para 43.100 hinchas

Mudanza en el Cubo antes de su derribo: comienza la cuenta atrás para las obras de La Romareda

Iván Trigo

Iván Trigo

Enrique Bunbury cerró ayer una etapa en el viejo estadio de La Romareda pero mañana, con el inicio de las obras, comenzará una nueva que cada vez cuenta con más certidumbres. Según consta en el proyecto ejecutivo del nuevo estadio, las gradas del templo zaragocista tendrán un aforo para 43.100 aficionados en días de partido, una cifra que podrá ampliarse hasta superar las 50.000 cuando se celebren conciertos.

Esta es una de las novedades que se han conocido con la entrega por parte de la consultora Idom del proyecto del futuro estadio a la sociedad Nueva Romareda, si bien todavía quedan multitud de detalles por conocer, como el coste. No obstante, la alcaldesa, Natalia Chueca, ya ha dicho al respecto y en más de una ocasión que no habrá sorpresas desagradables.

Desde la consultora de arquitectura e ingeniería Idom han trabajado duramente para ajustarse al presupuesto que se dio cuando se presentó el proyecto básico, 148,5 millones de euros. Así que por ahí estará la cosa, si bien lo previsible es que el coste de los materiales de obra siga aumentando en los próximos años.

El proyecto ejecutivo va acompañado de nuevas imágenes y recreaciones inéditas del aspecto que tendrá el nuevo templo zaragocista, dos de las cuales acompañan este artículo.

A falta de que se concrete más información, con los plazos que se han manejado hasta ahora el estadio podría estar terminado a finales de 2027, casi dos años antes de lo inicialmente previsto, puesto que las obras ya no tendrán que compatibilizarse con la temporada futbolística, ya que el Real Zaragoza se mudará a un estadio modular en el Parking Norte en agosto 2025.

Objetivo: Mundial 2030

Acortar el periodo de obras permitirá también comenzar a generar ingresos antes y, más allá del fútbol, una fuente importante de dinero serán los eventos y también los conciertos. No está previsto que La Romareda se convierta en un escenario donde cada año se celebren decenas de macroespectáculos, pero poder acoger a 50.000 espectadores durante un show permitirá a Zaragoza atraer a grandes estrellas que solo son rentables en recintos con aforos multitudinarios.

Para llegar a ese aforo de 50.000 personas se ha calculado el número de personas que cabrían sobre el césped (cuatro por metro cuadrado) restando el aforo de una de las gradas en los goles. No obstante, este sería el límite máximo de capacidad, pero siempre podría ser menor.

Recreación inédita de la nueva Romareda según el proyecto ejecutivo del nuevo estadio.

Recreación inédita de la nueva Romareda según el proyecto ejecutivo del nuevo estadio. / IDOM / REAL ZARAGOZA

En las últimas semanas, un equipo de unas 70 personas de Idom ha estado trabajando en terminar el proyecto ejecutivo del nuevo estadio, que será presentado mañana, el mismo día del inicio de las obras.

No obstante, todavía falta que los responsables de la sociedad Nueva Romareda SL, es decir, el Gobierno de Aragón, el ayuntamiento y el Real Zaragoza, revisen el documento que les ha entregado Idom para comprobar que se amolda a sus necesidades. También deberán repasar el proyecto los técnicos municipales para asegurarse que se ajusta a la normativa urbanística. Y mientras, se espera que en los próximos días la Real Federación Española de Fútbol confirme que Zaragoza es una de las sedes seleccionadas para acoger partidos en el Mundial de 2030.