2.000 euros de multa por conducir drogado un patinete a 50 km/hora en Zaragoza

El joven también condujo en dirección contraria por la calle Cubel de la capital aragonesa

2.000 euros de multa por conducir un patinete drogado a 50 km/hora en Zaragoza.

2.000 euros de multa por conducir un patinete drogado a 50 km/hora en Zaragoza. / Archivo

La movilidad en las ciudades continúa con su particular evolución durante los últimos años. Las bicicletas fueron las primeras en compartir calzada con coches, camiones, furgonetas y motocicletas. Después fue el turno de los patinetes eléctricos, a los que les está costando convivir con el resto de vehículos y peatones de las ciudades. Cada vez son más el número de delitos e infracciones presenciados por la policía y que tienen a los conductores de patinetes como los grandes protagonistas del incumplimiento de la ley.

El último episodio tuvo lugar hace menos de una semana en las calles de Zaragoza. La Policía Local compartió mediante sus redes sociales la detención de un conductor de un patinete eléctrico que, ante el alto de los agentes de tráfico, decidió no hacerles caso y darse a la fuga por las inmediaciones del barrio zaragozano de Las Fuentes.

Por si esto fuera poco, el vehículo de movilidad personal (VMP) carecía de autorización para poder circular por la vía pública y, además, el conductor iba a una velocidad de 50 km/h. Todo parece un episodio más de infracción del límite de velocidad, pero no es así. El individuo dio positivo en varias sustancias estupefacientes tras realizarle la prueba de drogas. Por último y para hacer más completo este delito, el conductor circuló en sentido contrario al establecido por la calle Cubel de la capital aragonesa antes de ser interceptado por los agentes de seguridad.

Una sanción de 2.000 euros

El conductor puede ser castigado a penas de “prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días”, según precisa el artículo 379 del Código Penal, para quien “condujere un vehículo bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas”.

Aparte de una pena de cárcel, el conductor se enfrenta a una sanción económica que puede llegar hasta los 2.000 euros según indica la Policía Local de Zaragoza en su post de X antes Twitter. La primera de estas por dar positivo en drogas (anfetaminas y metanfetaminas) asciende a los 1.000 euros. Por otra parte, se le impusieron dos multas más de 500 euros, una por circular con un vehículo sin autorización administrativa para ello, y la segunda, por circular con el patinete en sentido contrario al establecido.