Servicios Públicos

Tres de cada cuatro quejas ciudadanas en Zaragoza son por la suciedad en las calles

El buzón municipal registró el año pasado cerca de 50.000 de denuncias, un 18% más que en 2022

Bolsas acumuladas en un contenedor en una calle San Eloy de Zaragoza.

Bolsas acumuladas en un contenedor en una calle San Eloy de Zaragoza. / Josema Molina

Carlota Gomar

Carlota Gomar

«Tenemos la acera plagada de excrementos de palomas. Les rogamos que pasen a limpiar». «Salvo raras excepciones, en los portales de los números impares de calle las Armas hay siempre basura». «Quería manifestar mi queja sobre el estado en el que ha quedado el lago del parque de los tapices de Goya». Estos son solo tres ejemplos de las denuncias que aparecen en el Buzón de Quejas y Sugerencias del Ayuntamiento de Zaragoza, que el año pasado registró 50.529, un 18% que en 2022. Este curso ya van por las 17.494.

Del total, tres de cada cuatro tienen que ver con la limpieza de las calles y, mayoritariamente, con la recogida de basuras y la acumulación de bolsas. Sobra decir que influye mucho la responsabilidad ciudadana en el mantenimiento de las calles. Este incremento no quiere decir que la situación esté peor, sino que cada vez más ciudadanos conocen este buzón, que es público y permite registrar la denuncia o sugerencia a través de la página web municipal.

Una herramienta sencilla y útil para que los zaragozanos puedan estar en contacto directo con la casa consistorial. Como ya es habitual, el ranquin está liderado por las quejas ciudadanas relacionadas con la limpieza (11.802), el estado de los parques y jardines (8.893), las infraestructuras (4.169) o el funcionamiento del transporte público (2.643). Un ranquin que, analizando los datos de los primeros cinco meses del año, se mantiene en el mismo orden.

Llama especialmente la atención el incremento registrado en las reclamaciones relacionadas sobre la limpieza, que han pasado de las 8.203 en 2022 a las 11.802 del año pasado. Supone un incremento del 44% en tan solo un año, coincidiendo con la adjudicación del nuevo contrato. Entre los principales motivos de queja a este respecto, llama la atención que los ciudadanos manifiestan su malestar por la acumulación de bolsas de basura, cartones o plásticos en las islas de contenedores.

El estado de las zonas verdes sigue siendo motivo de malestar entre los zaragozanos. El ayuntamiento, con el nuevo contrato, ha reforzado su mantenimiento, pero aún así, el año pasado se registraron cerca de 9.000 quejas al respecto. Las ramas caídas, las calvas en los jardines o la limpieza de sus caminos y mobiliario centran las continuas quejas. Otro clásico está relacionado con las infraestructuras y el estado de las calles de la ciudad. Los socavones, las aceras sueltas o la acumulación de suciedad en algunos puntos generan malestar y más de 4.100 quejas al año.

Por no hablar de un tema muy recurrente en las paradas de autobús, donde pocos usuarios evitan hacer comentarios sobre los tiempos de espera o los «frenazos» que dan los conductores. El aumento de denuncias también ha sido considerable, y se ha pasado de las 2.828 de 2022 a las 2.643 del año pasado.

Las quejas son infinitas y tan variadas como personas viven en Zaragoza. Una parte importante de las denuncias, hasta el 74%, son atendidas y resueltas por los distintos servicios municipales.