+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TRIBUNALES

El Juzgado de Huesca investiga el caso de una mujer que fue operada de su rodilla sana

 

EFE
13/01/2018

El Juzgado de Instrucción número 2 de Huesca investiga una presunta negligencia médica referida a una mujer que fue operada de la rodilla izquierda a pesar de que la grave afección por artrosis que motivó la intervención quirúrgica se encontraba en la derecha.

La denuncia, según recoge un reciente auto de la instructora al que ha tenido acceso Efe, relata que la paciente, tras sufrir una caída accidental, fue derivada en 2010 al Servicio de Traumatología del Hospital San Jorge de Huesca, donde se diagnosticó una lesión en la rodilla derecha (bursitis prerrotuliana) que exigía su paso por quirófano.

Ante la imposibilidad de ser operada en el este centro sanitario, la mujer fue derivada a la clínica privada Viamed Santiago de la capital oscense, con una petición de demanda quirúrgica que informaba de la presencia de artrosis en la rodilla derecha de la paciente que exigía una prótesis total.

Después de ingresar en el centro hospitalario y ser sometida al proceso preoperatorio, la mujer pasó a quirófano, donde un especialista le colocó una prótesis total en su rodilla izquierda "a pesar de que no existía ningún reconocimiento físico de la paciente, ni prueba que justificara un cambio del diagnóstico en el registro de demanda quirúrgica".

El informe forense que acompaña la denuncia señala que la paciente sufre una agravación de la artrosis en rodilla derecha, presencia de prótesis total en su rodilla izquierda, limitación de movilidad, cojera y trastorno de humor de tipo adaptativo e un perjuicio estético derivado de la intervención.

Admite el forense que aunque la rodilla izquierda presentaba una afección por artrosis, "no existen datos referentes a una sintomatología asociada a dicha patología, por lo que su corrección quirúrgica futura podría haberse producido o no".

En su auto de conclusión de la instrucción, la juez ordena la continuación de las diligencias previas "por si los hechos imputados" al especialista que le intervino fueran constitutivos de un delito de lesiones imprudentes (imprudencia grave).

Ordena, además, la remisión del auto al ministerio fiscal y a las acusaciones particulares personadas para que formulen escrito de acusación y soliciten la apertura de juicio oral, o bien el sobreseimiento de la causa.

El representante legal de la denunciante, el abogado oscense Ricardo Orús, ha confirmado, en declaraciones a Efe, el proceso legal abierto contra el médico que operó a su cliente y su compañía aseguradora como responsable civil subsidiaria.

Aunque ha declinado realizar manifestaciones sobre el desarrollo de la causa, ha subrayado que la situación de la mujer en la actualidad es "desesperada", debido no sólo a los perjuicios sufridos sino al estrés derivado del procedimiento judicial interpuesto.

Orús ha expresado su confianza en la justicia y en una resolución favorable para la mujer que fue operada de forma presuntamente imprudente en su rodilla sana.

    Buscar tiempo en otra localidad

    Diez mil días informando

    Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.