+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ARRANCA EL MUNDIAL-2018

Italia teme que Rossi se retire el próximo año

Valentino, que ha vivido una de las peores temporadas de su vida, asegura que si no se divierte, lo dejará. El 'Doctor', empujado por su familia y equipo, no decidirá su futuro hasta pasadas las primeras carreras de 2018

 

El italiano Valentino Rossi, piloto de Movistar Yamaha. - MILAGRO / GIGI SOLDANO

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
19/11/2017

Italia empieza a estar muy preocupada por uno de sus grandes ídolos, por el icono del motociclismo mundial, el veterano Valentino Rossi, de 38 años. Los medios especialistas, la afición en general y, muy especialmente, la fiebre amarilla que sigue al Doctor allá donde vaya, temen que el campeonísimo italiano, que lleva ocho años persiguiendo su décimo título mundial (el último lo conquistó en 2009), decida retirarse una vez concluida la próxima temporada. En estos momentos, pese a que ven a Rossi “con ganas de seguir”, tal y como reconoció él mismo al concluir el GP de Valencia, están convencidos de que solo “si me divierto”, como él también dijo, se verá con fuerzas de renovar por el equipo Movistar Yamaha.

Rossi esperará a saber que moto le ofrece Yamaha y a ver cómo se comporta en las primeras carreras antes de renovar
Rossi (5º), que este año ha sido superado en la clasificación general del Mundial de MotoGP por todos los magníficos (Marc Márquez, Andrea Dovizioso, Maverick Viñales y Dani Pedrosa), menos Jorge Lorenzo (7º), que debutaba en Ducati, ha hecho la peor temporada a lomos de su Yamaha azul. En su primera época (2004-2010) conquistó cuatro títulos y nunca fue peor que tercero y, en la actual (2013 hasta hoy) fue cuarto, tras su horrible experiencia en Ducati, y tres veces segundo. Cierto, se ha roto la tibia y el peroné y la moto, desde que la probó en Valencia-2016, no le ha gustado.

La temporada ha sido muy mala
“He oído a Lin Jarvis (jefe del equipo Movistar Yamaha) decir que está satisfecho de nuestra campaña; será él, yo no lo estoy, no, pues salíamos a ganar el título y no lo hemos conseguido. No estoy contento porque solo he logrado divertirme en la pista en algunos momentos, hemos tenido muchísimos problemas técnicos, que aún arrastramos y nos provocan incertidumbre de cara al futuro, y no hemos podido estar entre los candidatos a la victoria de cada gran premio casi nunca”, fueron las contundentes palabras de Rossi en Cheste al concluir el Mundial.


Valentino Rossi, con dos de sus mecánicos en el Movistar Yamaha. / MILAGRO / GIGI SOLDANO

Especialistas como Alessandro Pasini, de Il Corriere della Sera, o Giovanni Zagmani, de la prestigiosa web Moto.it, temen que el próximo sea el último Mundial de Rossi. “Si todo depende de que se divierta –escribió recientemente Pasini--, es evidente que nos encontramos en un momento delicado”. “De aquí a marzo”, le dijo Rossi a Pasini, “hay muy poco tiempo para hacer una moto ganadora, aunque todos sabemos que Yamaha es capaz de ello. Ahora, en estos momentos, yo estoy muy desconcertado, pues todo lo que nos ha pasado este año ha sido un gran misterio”.

Seguir corriendo, pero no en moto
En una charla en Phillip Island (Australia), Rossi le comentó a Zagmani que “se veía con ganas de continuar”, pero que no tomaría la decisión hasta pasadas las tres o cuatro primeras carreras de la próxima temporada. “Valentino está pensando en correr 10 años más, este es el secreto que tú no sabías”, comentó Graziano Rossi, padre de Vale, en el programa Tutti Convocati, de Radio24, de Italia. “Sí, estoy pensando en correr 10 años más como dice papá, como me anima mamá Stefania, pero no significa que vayan a ser en MotoGP”, añadió Rossi desde Valencia, recordando, tal vez, la confesión que hizo su amigo íntimo Uccio Salucci, cuando dijo, hace unos meses, “que a Valentino le encantaría correr en la NASCAR norteamericana”.

Lo cierto es que Rossi, como Márquez, Dovizioso, Viñales, Pedrosa o Lorenzo, concluyen contrato a finales de la próxima campaña. Es muy posible que muchos de ellos, por no decir todos, esperen a saber qué hace Valentino para tomar sus decisiones. Evidentemente, todo parece indicar que cada uno de ellos tiene muchísimas opciones a seguir donde están, pues poseen las mejores mecánicas de la parrilla, pero un adiós anticipado del Doctor, poco antes de que empiece el verano, podría agitar aún más el mercado de pilotos de lo que se agitará ya de por sí cuando se destapen los rumores. La primera confesión que se ha producido, de cara al mercado de 2018, ha sido una declaración del dueño de KTM, Stefan Pierer, que ha dicho: “Me interesa, y mucho, Johann Zarco. ¿Marc Márquez?, Márquez juega en otra Liga. Si tuviésemos a Márquez, cuando ganásemos ganaría él y, cuando perdiésemos, perderíamos nosotros. Márquez es un talento irrepetible, la verdad”.


Aficionados y miembros del equipo Suzuki felicitan a Rossi tras ganar en Assen (Holanda) / ALEJANDRO CERESUELA

A la hora de valorar las posibilidades de que Rossi se canse de correr o decida cambiar de rol en el Mundial, no hay que olvidar que Carmelo Ezpeleta, máximo responsable del campeonato, ha llegado a decir que el interés de su organización es que Valentino siga vinculado al circo “incluso si desea tener su propio equipo en MotoGP, cosa que estudiaríamos y, con toda seguridad, le haríamos un hueco en la parrilla”. Rossi ya tiene su propio equipo en Moto3 y Moto2, con su academia VR46 y el patrocinio millonario de la cadena de televisión de pago por visión Sky, que le da muchos millones de euros para mantenerlo.

Presión desde el inicio
Rossi sabe que la presión que sufrirá cuando empieza el Mundial (Catar, 18 de marzo) serán tremendas pues ya, dados sus malos resultados en la recta final de este año, comprobó como muchos periodistas italianos le preguntaban si tenía ganas de retirarse, a lo que Vale respondió: "No me rompais i coglioni hasta junio, eh? Cuando tenga la respuesta, cuando decida qué voy a hacer, os lo diré".