Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

EN VEJER DE LA FRONTERA, CÁDIZ

Dos adultos y una niña de 4 años mueren en el incendio de una casa

También fueron ingresados en estado muy grave la madre y otro hijo de 9 años. Una vela encendida prendió una mesa de plástico y el fuego alcanzó una viga

EL PERIÓDICO
17/07/2017

 

Dos varones de 45 y 40 años y la hija del primero, de 4 (que ayer mismo habría cumplido 5) fallecieron en la madrugada del domingo como consecuencia del humo inhalado en el incendio de la vivienda en la que la familia suele pasar las vacaciones, en la playa del Palmar de Vejer de la Frontera (Cádiz). La madre, de 43 años y otro hijo de 9 tuvieron que ser ingresados con carácter muy grave en la unidad de quemados del hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Los médicos consiguieron recuperar el pulso de la pequeña, que también ingresó en estado crítico en el hospital gaditano Puerta del Mar tras ser rescatada inconsciente, pero murió pocas horas después.

UNA VELA

El incendio, según las mismas fuentes, se produjo sobre la una de la madrugada debido a una vela encendida que en el patio de la vivienda prendió fuego a una mesa de plástico, lo que generó que quemara una de las vigas de madera del porche de la casa y que las llamas se propagaran con rapidez.

El padre, trabajador de Airbus, trató de rescatar a la niña de su habitación, pero ambos quedaron inconscientes por el humo. Las otras tres personas lograron salir de la casa, pero sufrieron quemaduras muy graves, tanto que la madre –trabajadora del 112– presentaba quemaduras en un 90% del cuerpo, por lo que anoche se temía por su vida; su hijo, que pudo escapar por una ventana, en un 65%. El otro adulto que en principio escapó de las llamas sufrió quemaduras en el 80% de su cuerpo y definitivamente falleció a última hora. Se trataba de un amigo de la familia que se había quedado a dormir.

El Ayuntamiento de Vejer decretó tres días de luto por la tragedia familiar, cuyos miembros residían La Algaba (Sevilla), donde se suspendieron las fiestas. La mujer y el amigo adulto eran naturales de Jerez, de ahí que la alcaldesa de este municipio gaditano, Mamen Sánchez, mostrara también su pesar. «Al ver el fuego, han abierto la puerta y eso ha permitido que las llamas pasaran dentro», lamentó el alcalde de Vejer, José Ortiz.