Kiosco

El Periódico de Aragón

EL PROYECTO OLÍMPICO

Zaragoza 2022: el último 'juguete' roto

Zaragoza quiso en 2010 optar a los Juegos de este año y antes que candidatura ya tenía logo y sabía dónde acoger pruebas. Barcelona también quiso esa edición que al final haría Pekín. Antes de tener un proyecto, se preveía un palacio de hielo en Puerto Venecia y un AVE hasta Jaca

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, encabezó una delegación que visitó los Juegos de Vancouver para tomar nota de su modelo. AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

Érase una vez un sueño llamado Zaragoza-Pirineos 2022. Las aspiraciones aragonesas para organizar los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 recuerdan en muchos aspectos algunos de los pasos adelante y atrás que dio en su día otro proyecto, el que casualmente pensaba que podría albergar la edición de 2022, este año, el mismo en el que, de nuevo, y ya van unas cuantos intentos, se encuentra peleando por hacerlos dentro de ocho años.

El último juguete roto olímpico sobre el que la hemeroteca desvela numerosas similitudes y coincidencias que, unas públicas y otras nunca desveladas, asemejan lo que se quería y nunca fue a lo que se pretende ahora. Y también las enormes diferencias en el planteamiento inicial y, sobre todo, en cómo trasladar a la opinión pública una idea clara y concisa de lo que se quiere hacer y dónde.

Aunque ahora sean los ciudadanos los que parecen más ilusionados con el éxito de una candidatura que entonces, allá por 2010, no contó con ese respaldo de la gente.

En noviembre de 2011 se disolvió el consorcio de los Juegos. EUROPA PRESS

La aspiración de que el Pirineo, una de las mejores cordilleras de Europa y que mejores condiciones ofrece para la práctica del esquí, albergue unos Juegos Olímpicos de Invierno se remonta a hace muchas décadas. Pero ese año 2010 germinó una idea que empezó a sembrarse un año antes, en plena crisis económica a nivel mundial y al calor del prestigio internacional que le daba a Zaragoza haber celebrado la Expo de 2008.

Se veía en la capital aragonesa la proyección exterior y la capacidad organizativa para este tipo de eventos que el pasado le había negado a Jaca. Y su alcalde, Juan Alberto Belloch entonces, embarcó en ese proyecto a la DGA, entonces presidida por Marcelino Iglesias, la Diputación de Huesca y los consistorios de Jaca y Huesca, además de la capital aragonesa.

Daban forma a un consorcio que vería la luz a principios de en febrero de ese año, el mismo mes en el que el propio Belloch se plantaba en Madrid en el Fórum Europa, ante un buen puñado de representantes del tejido empresarial nacional, para exponerles los mimbres de una candidatura «para ganar».

Pues bien, antes incluso de tener un proyecto de candidatura en manos del COE, y siquiera la confirmación de que Zaragoza-Pirineos 2022 sería la apuesta española para competir por esa edición (al menos una validación como la que este pasado viernes recibía la candidatura para los Juegos de 2030 sin la presencia de Aragón en el acto), desvelaba sedes y pruebas con todo lujo de detalle a los asistentes.

Inauguración y clausura en Miraflores

Quizá hoy ya no se recuerden pero Zaragoza tenía claro que las ceremonias de inauguración y clausura se harían en "el nuevo campo de fútbol de Miraflores, con capacidad para 50.000 espectadores y cuya construcción podría iniciarse a finales de este año".

Las vueltas que da la vida. La ciudad, doce años después, aún no tiene claro ni siquiera si se va a hacer en esta ubicación. Pero sí que la ceremonia de clausura o de inauguración de la cita de 2030 debe hacerse en ese nuevo estadio.

También aseguraba que el hockey sobre hielo se disputaría en el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza y el Palacio de los Deportes de Huesca. Que el Palacio de los Deportes de Zaragoza, el Huevo, alojaría el curling, aunque ahora solo se pueda hacer en Jaca por ser el único recinto que reúne las condiciones para celebrar estas pruebas con los requisitos exigidos por el COI para 2030.

Otra de las grandes apuestas era el "nuevo pabellón Zénit que se va a construir como ampliación de la Feria de Muestras con capacidad para 16.000 espectadores", también con vocación de ser alternativa para deportes de hielo.

Pero la gran novedad en Zaragoza sería la construcción del nuevo palacio de hielo, un recinto que hoy se puede confesar que se pensó levantar "n Puerto Venecia", admiten algunos de los responsables de aquella candidatura. Era, dijo Belloch, la única instalación que "no estaba prevista antes de apostar por la candidatura".

Para la prensa, se iban a habilitar 125.000 metros cuadrados en la Feria, y para los deportistas y los miles de personas que mueven estos eventos, entre 23.000 y 30.000 habitaciones para alojarles, en varias villas olímpicas. Una, en Zaragoza en la orla este, Valdespartera o Arcosur, y otras dos en Jaca y Sabiñánigo.

El AVE a Jaca

También se dijo que para 2022, Zaragoza y Jaca estarían conectados con un tren de alta velocidad, hasta 250 km/h, que el Ministerio de Fomento daba por seguro en funcionamiento para ese año, con y sin Juegos. Qué curioso, doce años han pasado de aquella promesa. Esa cita olímpica lo ampliaba hasta Canfranc.

Pero esos Juegos de 2022 también eran pretendidos por otra ciudad española: la Barcelona de Jordi Hereu. Ninguna quiso compartir candidatura, aunque desde Aragón se contactó con un vecino próximo: el Principado de Andorra, que estaba "encantado de colaborar". Para alojar pruebas que no entraran en esa unión de estaciones que ya se ambicionaba entonces y que, 12 años después, sigue sin hacerse.

Se siguieron los pasos. Zaragoza viajó a Vancouver, que ese año celebraba los Juegos, para tomar nota e imitar su modelo organizativo. Días antes, habían hecho lo mismo miembros de la Generalitat.

Incluso se presentó un logo para la candidatura aragonesa, hoy se discute hasta el nombre. Y se vendía optimismo para un proyecto que acabó naufragando después de las elecciones de 2011. CHA e IU, imprescindibles para el PSOE en Zaragoza para formar gobierno entonces pusieron como condición a apoyarle dar carpetazo al último sueño roto de este juguete olímpico. 

Compartir el artículo

stats