Kiosco

El Periódico de Aragón

Los psicólogos de Aragón piden "prestar atención a las señales" de abuso

Los profesionales lanzan una campaña para prevenir casos

Dibujo de una niña con osito y al fondo una silueta de hombre

'No al abuso sexual infantil. Prevención, detección y apoyo a las víctimas'. Este es el lema de la campaña puesta en marcha desde el Colegio Profesional de Psicología de Aragón, que hace un tiempo se orientó a los centros educativos y, ahora, a los de ocio y verano, como clubs de tiempo libre, colonias o servicios sociales, explica Santiago Boira, presidente del Colegio. La institución ha organizado este jueves una charla en la que trataron sobre la importancia de informar y formar sobre el abuso sexual a niños, adolescentes y adultos. Han estado presentes Eva García Gil. Empresaria, socia de la Asociación P.I.C.A. y víctima de abuso sexual durante la infancia; Fernando Arroba, psicólogo clínico y responsable del Área de Psicología, Prevención y Formación de la Asociación P.I.C.A; Sara Flores, psicóloga clínica de la Unidad de Atención a Víctimas con Discapacidad Intelectual UAVDI Aragón; un representante del centro de Asistencia a Víctimas de Abusos Sexuales CAVIAS y de la Fundación Vicki Bernadet, Carla Román Segura, especializada en trauma, abuso y violencia

«Hay que prestar atención a las señales», explica Boira, porque «los abusadores no pueden estar lejos del niño o la niña». Esos indicativos de que «algo no va bien» puede ser que el pequeño esté «apocado, apartado o haga comentarios inapropiados», cuenta, aunque también hace hincapié en que «depende de la edad». Pide «no alarmarse» pero insiste: «hay que prestar atención y no quedarse con la duda». «Lo importante es contarlo y que la situación salga a la luz», aunque es consciente de eso «provoca problemas» por tratarse habitualmente de una persona del entorno.

Campaña contra los abusos.

Boira explica que es importante este tipo de campañas porque «el abuso no sale muchas veces a la luz en el momento» y estas charlas «a veces hacen caer en la cuenta de niños que han sido abusados», que se dan cuenta de que «lo que les pasó no era normal» y hay que comenzar «el proceso». Un proceso que requiere el abordaje de especialistas, con terapias para abordar «el trauma». Reconoce Boira la importancia de «denunciar», aunque es consciente de que «queda mucho por recorrer» ya que los «porcentajes de denuncias han mejorado pero todavía vemos la punta del iceberg y aún hay mucho ocultamiento».

Y es que, desde el Colegio Profesional de Psicología son conscientes de que al tratarse de menores, existe «una gran sensación de vergüenza y también de culpabilidad» porque además, se trata de «denunciar a un conocido» y de ahí la importancia que tiene buscar un apoyo, dar a conocer la situación de abuso y ponerse en manos de profesionales.

Compartir el artículo

stats