Kiosco

El Periódico de Aragón

INVESTIGACIÓN SOBRE UN GÉNERO PARTICULAR

Un libro para recorrer el wéstern aragonés

El historiador Javier Ramos Altamira ha publicado 'Las rutas del wéstern en Cataluña y Aragón', una guía ilustrada con localizaciones de los rodajes de lo que se conoció como 'spaghetti wéstern'

El historiador Javier Ramos, con su libro en Cardiel (Fraga), una de las localizaciones donde se rodó 'spaghetti wéstern'.

El wéstern es el relato fundacional de los Estados Unidos, un género creado por y para justificar la creación de una identidad nacional basada en la conquista: primero, el oeste; luego, en la Guerra Fría, el espacio exterior. Sea como fuere, es innegable que su capacidad y notoriedad extendió sus brazos por otros países. Uno de ellos fue España, hogar de multitud de rodajes del subgénero bautizado por los propios norteamericanos -de forma despectiva- como 'spaghetti wéstern' (debido a que las realizaban equipos de producción italianos) o sus modificaciones posteriores, más españolas, como 'chorizo wéstern' o 'paella wéstern'.

Muchos de esos rodajes, no obstante, no solo eran filmados en Almería o Madrid. Aragón y Cataluña (con su propia acepción, 'butifarra wéstern') fueron zonas muy prolíficas para el subgénero cinematográfico que inició en la década de los 60. El historiador y cinéfilo Javier Ramos Altamira es uno de los mayores expertos en el tema, y acaba de publicar 'Las rutas del wéstern en Cataluña y Aragón', un proyecto crowdfoundeado que recorre las localizaciones de rodaje de ambas comunidades, ilustradas con más de 100 imágenes y que contiene coordenadas, mapas e indicaciones sobre cómo llegar.

Películas como 'Pistoleros de Arizona' (1965), 'El retorno de Ringo' (1966) o 'Clint el solitario' (1967) son algunas de las más de cincuenta que fueron rodadas en zonas, en el caso aragonés, especialmente en el Bajo Cinca. "Es la zona central", explica Ramos, "sobre todo Fraga y sus alrededores, una zona semidesértica al borde de los Monegros, con cárcavas, pozales y barrancos que están muy bien para rodar wéstern".

Un subgénero similar... pero diferente

Pese a la gran cantidad de similitudes, obvias por otra parte, entre el wéstern y sus versiones italiana y española, Ramos destaca algunas diferencias nada desdeñables: "Esencialmente se diferencian en la figura del héroe. En este caso, suele ser más un antihéroe, un pistolero misterioso que vuelve al pueblo para vengarse por alguna afrenta". En esa línea, añade, la narrativa también varía, pues si bien el wéstern clásico americano "refleja más la épica de la conquista", dice el historiador, "el 'spaghetti wéstern' se centra más en historias concretas y sencillas, con más acción y violencia. Este género refleja un oeste más polvoriento, violento y sucio".

Frame del filme 'Sangre sobre Texas', rodado en el Barranco de las balas (Fraga).

La música es otro de los elementos diferenciales entre ambos. Al respecto, las composiciones de músicos tan insignes como Ennio Morricone, además de otros como Francesco de Masi o Bruno Nicolai, dieron un toque especial a los filmes. "Sin estas bandas sonoras, el 'spaghetti wéstern' no habría sido lo mismo", asegura Ramos.

Revitalizar el pasado y la zona

La idea del libro, explica el autor, surgió a raíz de la repercusión que generó su otra obra -de la que es coautor, junto a Ángel Caldito Castellano-, 'El cine del oeste en la Comunidad de Madrid'. "Gracias a él pude contactar con mucha gente interesada, como mi amigo Diego Tejera, que es de Fraga y fue quien me sugirió la idea", cuenta. Y añade: "Uno de los objetivos, además de fomentar el turismo cinematográfico, es recuperar ese pasado, y que las zonas donde se producían estos rodajes puedan beneficiarse de él".

Escena de 'El yankee' en la que se aprecia al fondo la ermita de Chalamera (Huesca).

Zonas que se beneficiaron entre 1962 y 1975 de las repercusiones económicas que el cine dejaba en ellas. "Suponían trabajo e inversión, pero también formación para muchos profesionales del cine. La gente de esos lugares ganaba mucho más que con sus trabajos habituales, trajo prosperidad y beneficios", afirma Ramos.

"El 'spaghetti wéstern' reflejaba un oeste más polvoriento, violento y sucio que el wéstern americano"

decoration

Y es que el libro, asegura, está destinado a todos los públicos, aunque el historiador reconoce que sí está "un poco orientado para los que somos fans". Eso sí, Ramos incide en que en él "puedes encontrar prácticamente todas las localizaciones: Fraga, Cardiel, Alcolea de Cinca... múltiples decorados que siguen prácticamente igual a los que los aficionados pueden ir para recrear las escenas". En cualquier caso, concluye, "son sitios muy bonitos, como la ermita de Chalamera, que ya merecen la pena por su belleza. Son paisajes que están muy bien para pasear".

Compartir el artículo

stats