+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MUNICIPAL ZARAGOZA

Las Asociaciones vecinales exigen garantizar el transporte público por Don Jaime

Desde las Asociaciones del Rabal, explican en una nota de prensa, consideran que cuando se plantea una obra, debe de llevar aparejada un proceso participativo o consultivo con las partes afectadas directa o indirectamente, y, en este caso las partes afectadas no son sólo los comerciantes y vecinos de la propia calle, sino todos aquellos que de forma indirecta necesitan de esta vía para sus desplazamientos.

 

C/ Don Jaime, cortada al tráfico - CHUS MARCHADOR

EFE
21/08/2018

Las principales Asociaciones de Vecinos del distrito del Rabal de Zaragoza (Arrabal, La Jota, Barrio Jesús, Vadorrey y Picarral) han expresado su preocupación por las obras iniciadas en la calle Don Jaime para elevar la calzada a la altura de la acera para mejorar la accesibilidad y además exigen que se garantice la circulación del transporte público.

Desde las Asociaciones del Rabal, explican en una nota de prensa, consideran que cuando se plantea una obra, debe de llevar aparejada un proceso participativo o consultivo con las partes afectadas directa o indirectamente, y, en este caso las partes afectadas no son sólo los comerciantes y vecinos de la propia calle, sino todos aquellos que de forma indirecta necesitan de esta vía para sus desplazamientos.

La calle Don Jaime es la vía directa y más rápida para la comunicación en transporte público de los vecinos del Arrabal, Picarral, Jesús y La Jota, por lo que cualquier incidencia presente o futura que nos impida poder utilizar esta vía le obligaría a realizar rodeos innecesarios que aumentarían sus tiempos de desplazamiento y la perdida de frecuencia de paso de los autobuses urbanos.

También apuntan que se trata de una calle de acceso de transporte público y llevarlo a otras vías como alternativa, caso de San Vicente de Paul, supondría el colapso de circulación de estas vías y el consiguiente retraso en las comunicaciones de los vecinos.

Por ello insisten en que lo que se hace en la calle Don Jaime, afecta indirectamente al Puente de Piedra, lo que maximizaría los problemas de movilidad en transporte público de los vecinos de estos barrios dado que no existen alternativas razonables para el transporte público.

En su análisis señalan que de restringirse en el futuro el acceso en transporte público a la calle Don Jaime, podrían encontrarse a medio o largo plazo con estos barrios de la margen izquierda totalmente aislados con pocas alternativas de comunicación con el centro de la ciudad en transporte público.

Por todo ello, creen que de hacerse un tratamiento de calzada única con criterios de accesibilidad a la calle Don Jaime, se debería dar continuidad a la situación actual del Puente de Piedra, que tiene la consideración de peatonal con trafico restringido para el transporte público, incluso dar continuidad a la plataforma del Puente de Piedra a través de Echegaray con Don Jaime para dar la sensación de continuidad de la vía y que invite a llegar a la margen izquierda y de paso solucione los problemas del transporte público en la salida del Puente de Piedra por el bache permanente existente por la diferencia de rasante con Echegaray y Caballero.

Estas asociaciones exigen que las obras comenzadas se realicen en el menor plazo posible, que quede garantizado, una vez finalizadas, el paso de vehículos de transporte público a corto, medio y largo plazo, ya que Don Jaime es la vía directa de comunicación y transbordo con tranvía y otras líneas de transporte público en el entorno de Plaza España que si no se pudiera transitar por esta vía quedaría totalmente desvirtuada la movilidad del Distrito del Rabal.

También demandan al Ayuntamiento, que dado que no se ha informado de los detalles de esta obra y desconocen su ejecución exacta, debe garantizarse también el ascenso y descenso de los autobuses en la parada de Don Jaime Plaza de la Seo, ya que al quedar la vía en plataforma única tanto la zona de transito de vehículos como la peatonal, se deberán articular medidas de accesibilidad que garanticen el transporte universal para todas las personas en condiciones de cota cero.

Por ello conluyen que no van a aceptar esta calle peatonal por ser vital para los desplazamientos de los barrios, ni que con escusa del nuevo tratamiento de la vía tengan cortes de circulación de forma asidua para la realización de actividades fuera de las que actualmente se realizan como mercado medieval, fiestas del Pilar y semana Santa en momentos puntuales.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.

   
1 Comentario
01

Por Zaragoza2017 18:16 - 21.08.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Me parece vergonzoso que una calle que ha sido reasfaltada, por la chapuza de los adoquines, como quien dice hace cuatro días, se tenga que volver a reformar, Me gustaría que los paniaguados del ayuntamiento perdieran un día en darse vueltas por distintas líneas de bus, y verían la cantidad de AGUJEROS que hay, y sí, lo pongo con mayúsculas porque me extraña que nadie se haya dejado ninguna suspensión de su coche. Y ya si te toca un bus de los viejos, es horroroso, parece que se van a desmontar. Y van y me cortan Don Jaime en pleno Agosto, si señor , como siempre en contra del sentido común.