+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El encuentro de Jesús y la Virgen centra hoy el interés

  •  Los tambores de la Cofradía de la Piedad vibraron ayer en el Centro


  •  

    Unos cofrades colocando El Cristo de la Piedad. - Foto:EDUARDO BAYONA

    A. O. C.A. O. C. 07/04/2004

    Los sonidos de la noche de ayer fueron masculinos en Zaragoza. Los cofrades de la Hermandad de Nuestra Señora de la Piedad y del Santo Sepulcro vivieron la caridad con los zaragozanos que hacia las 21 horas había congregados en la Hermandad del Refugio. Y si ayer la Semana Santa tuvo un aire formal, hoy la belleza llegará a las calles de la capital aragonesa con el encuentro entre Jesús Camino del Calvario y Nuestra Señora de los Dolores

    Vestidos con túnicas blancas y capirotes negros, unos 600 cofrades de todas las edades transmitieron ayer un espíritu de solidaridad, que ellos aseguran vivir todo el año, a ritmo de bombos, tambores y trompetas, que se intercalaron con momentos de silencio sepulcral y con aromas a incienso.

    Mientras ocho hermanos portaban el paso, el Cristo de la Piedad, creado por Juan Mena o su escuela (siglo XVII), los hermanos de la Cofradía del Cristo Abrazado a la Cruz caminaban hacia el noviciado de Santa Ana, cuyas hermanas dedicaron cantos al paso del titular.

    Por otra parte, a partir de las 20.45 horas, numerosos ciudadanos fueron testigos de la procesión de las Lágrimas, que dio comienzo en el colegio del Salvador. Un acto en el que se mezclaron el retumbar de los tambores y las jotas. Los asistentes pudieron disfrutar un año más del paso titular de la Cofradía del Descendimiento de la Cruz y Lágrimas de Nuestra Señora, su Virgen, una obra de la Escuela de Salzillo.

    LAS CITAS DE ESTA NOCHE El encuentro entre Jesús Camino del Calvario y Nuestra Señora de los Dolores permitirá disfrutar esta noche de uno de los momentos de mayor belleza plástica de los que ofrece la Se mana Santa en la capital aragonesa. La cita tendrá lugar sobre la medianoche en plena plaza del Pilar, al ritmo de las cornetas, tambores y bombos que acompañarán a ambos pasos.

    Además de estas dos cofradías serán otras cinco las que hoy marcarán con su paso el ritmo del Miércoles Santo, entre ellas, la del Ecce Homo, que levanta grandes pasiones en el barrio del Arrabal, donde tiene su sede. La hermandad realizará su Vía Crucis con su Cristo (un anónimo del siglo XV y el paso más antiguo de la Semana Santa zaragozana) como estandarte y llenando las calles con el particular sonido de las matracas.

    También causa gran fervor en su zona, en esta ocasión, en el barrio Oliver, la Cofradía de Nuestra Señora de la Asunción y Llegada de Jesús al Calvario, que partirá hoy de la parroquia de la Coronación en Vía Crucis. Por su parte, el Jesús de la Humildad realizará hoy su segunda salida, cuyo estilo de inspiración andaluza contrasta con la sobria tradición franciscana de la Crucifixión, que hoy volverá a recorrer las calles.

    Especial mención merece también el recorrido por el Casco Histórico de la ciudad de la Cofradía de Jesús de la Humillación, que cuenta con tres impresionantes pasos, dos del siglo XIX y un anónimo del XVIII.