+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La fiesta de la nieve homenajeó a varias generaciones de olímpicos aragoneses

 

Los niños, reyes del desfile. - Foto:EDUARDO BAYONA

La pasarela mostró a ritmo de funky y pop las últimas tendencias. - Foto:EDUARDO BAYONA

EL PERIODICOEL PERIODICO 17/11/2004

Como el telearrastre de la baby en pleno puente de la Constitución. Así de llena lució ayer la sala Multiusos de Zaragoza que acogió, un año más, la fiesta de la nieve. Una tarde en blanco que además de presentar las novedades de la temporada y las últimas tendencias de moda para triunfar en las pistas, homenajeó a varias generaciones de olímpicos aragoneses.

Luciano del Cacho y José Manuel Pantoja, que participaron en los juegos de Grenoble 68; Emiliano Morlans Pueyo y Jorge Pérez Villanueva (Lake Placid 80 y también Sarajero 84 en el caso del último); Delfín Campo y Diego Ruiz Asín (Calgary 88); Ricardo Campo Galindo (Albertville 92); Vicente Tomás (Lillehame 94); y Ana Galindo (Nagano 98 y Salt Lake City 2002) fueron los protagonistas de una tarde que recordó sus hazañas deportivas.

Un honor del que muchos de los homenajeados y familiares como los de Delfín Campo, ya fallecido, disfrutaron en directo y contando con la presencia institucional del consejero de Industria, Arturo Aliaga, el director general de Turismo, Benito Ros, el teniente de alcalde del ramo, Florencio García Madrigal, el gerente de Turismo de Aragón, Antonio Llano, y el presidente de Aramón, Paco Bono, además de representantes de casi todas las estaciones de esquí. Entre los stands de las firmas deportivas y los de las propias estaciones de esquí, los visitantes de la fiesta pudieron ponerse al día de las novedades de la temporada. Hasta que el desfile de las últimas tendencias en moda blanca acaparó toda su atención, llenando la pasarela de ritmos contagiosos y algunos invitados vip . Los breakers del CAI y el coreógrafo Carmelo Arteaga, que llevaba mucho tiempo sin subirse a un escenario, unieron sus movimientos a los de los bailarines de la Aplauso.

Todo para poner a tono una temporada en la que vienen los tejidos muy elásticos, los rojos, negros y naranjas y las prendas más ajustadas, según aclaró Amalia Sancho, de Intersport Sueiro y Miraflores.

Tomó el público buena nota de las tendencias y también el director general Benito Ros, esquiador avezado y turolense de pro. Mientras, su consejero, Arturo Aliaga, esbozaba las expectativas del Gobierno de Aragón para la temporada, en la que se esperan superar el 1.500.000 de esquiadores de la anterior. Así lo confirmó el titular de Industria, que recalcó "el esfuerzo que están llevando a cabo las estaciones aragonesas para lograr la calidad", lo cual "ha llevado a la comunidad ha contar con el 25% de los esquiadores" del total nacional. Eso sí, Aliaga pasó de puntillas sobre la polémica de las obras de Aramón en Formigal ya que, según dijo, "todas las grandes infraestructuras despiertan desacuerdos".

Por último, no confió demasiado en disfrutar de las pistas este invierno. "Esquío poco y mal. La industria y cuatro hijos copan mucho tu vida".

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla