+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MOVILIZACIÓN ECOLOGISTA

La marcha del Ebro alerta del posible retorno del trasvase

La movilización llega a Zaragoza para reivindicar la gestión pública del agua

 

La marcha ciclista y reivindicativa, con cerca de un centenar de participantes, ayer a su paso por Zaragoza. - JAVIER BELVER

J. H. P.
14/04/2019

La marcha del Ebro llegó ayer a Zaragoza, una parada que marca el ecuador de un itinerario ciclista que partió el pasado día 10 desde el nacimiento del río en Fontibre y que finalizará el próximo domingo 21 en Tortosa (Tarragona). La iniciativa, impulsada por varios colectivos sociales y ecologistas –la Red del Agua Pública de Aragón (RAPA), Ecologistas en Acción y la Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (Coagret), entre otros–, quiere poner sobre la mesa la necesidad de una gestión pública del agua y advertir sobre todo de la posible resurrección de un nuevo proyecto de trasvase por parte de la derecha.

La marcha, en la que participan una quincena de personas, está recorriendo algunos de los principales lugares del valle del Ebro con conflictos locales por este recurso básico. La protesta, que se desarrolla bajo el lema No al trasvase. Gestión pública del Agua, llegó en torno a las 12 horas al Parque Grande, desde donde un centenar de personas iniciaron un recorrido ciclista por el centro de la ciudad que finalizó a las 13 horas en la plaza del Pilar.

DERECHOS HIDRÁULICOS

José Luis Martínez, portavoz de la marcha, alertó contra «la reconducción del viejo proyecto de trasvase a un nuevo formato de gestión de los derechos hidráulicos que es incluso más peligroso que el anterior». Detrás de esta iniciativa situó al PP, Ciudadanos y Vox, un proyecto que desprende, dijo, «olor a naftalina».

En total, este grupo de ecologistas pedaleará un total de 1.000 kilómetros cuando concluya la ruta, que llegará hasta 2.500 kilómetros sumando los desplazamientos en coche y tren. Tras su paso por Zaragoza, se desplazaron en tren –en el Canfranero– hasta Jaca para denunciar los grandes embalses del Pirineo y hoy irán en bici hasta Artieda, donde hay una fuerte oposición al recrecimiento de Yesa.

Las siguientes etapas de la marcha pasarán por localidades como Tarazona, Morata de Jalón, Chodes, Castellote, Aguaviva, Fabara, Flix, Cherta y, por último, Tortosa, donde el próximo domingo se llevarán a cabo una manifestación que pondrá el punto final esta ruta reivindicativa.