+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Política sanitaria

El Militar ampliará su horario como hospital de día de lunes a viernes

El centro atiende hasta ahora dos fechas a la semana y solo por las mañanas. Lambán anuncia que estudian, junto a Defensa, habilitar sus espacios vacíos

 

Lambán visita la cámara hiperbárica del hospital Militar con Ventura y representantes del ministerio de Defensa. - CHUS MARCHADOR

M. D. S.
17/04/2019

El hospital Militar de Zaragoza ampliará sus atenciones como centro de día polivalente y ofrecerá estos servicios de lunes a viernes, en horario de mañana y tarde. El cambio, anunciado ayer por el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, se traducirá en más días, actualmente solo atiende dos a la semana, y en más horas, puesto que ahora solo lo hace en el turno de mañanas.

Lambán dio a conocer esta decisión, que se llevará a cabo «en las próximas fechas», durante la visita que realizó a las instalaciones del hospital junto con su directora, la coronel médico Ana Betegón, la consejera de Sanidad del Ejecutivo autonómico, Pilar Ventura, y representantes militares. Todos ellos mantuvieron una reunión en la que abordaron este y otros temas relacionados con la instalación médica y su funcionamiento.

Se reforzará así la prestación del servicio como centro de día polivalente, una modalidad que tiene como objetivo aquellos pacientes que han de someterse a intervenciones que requieran atención durante unas horas, aunque no su internamiento en el hospital. Sobre este aspecto, Lambán afirmó que se trata de un servicio que evita «molestias a los pacientes», además de «riesgos innecesarios de infecciones» y de resultar «conveniente» desde el punto de vista económico. «Se va a mejorar y se van a ampliar las horas y los días de prestación», apostilló.

MUY SATISFECHOS

El presidente también abordó el convenio firmado en junio del año pasado entre el Salud y el ministerio de Defensa en lo relativo al funcionamiento del hospital, con personal de ambas instituciones. Sobre este punto señaló que se encuentran «muy satisfechos» con esta colaboración, que está llevándose a cabo, a su juicio, de manera «absolutamente impecable», además de valorar las prestaciones que ofrece el centro como «espléndidas».

Por otro lado, Lambán anunció que estudian junto al ministerio de Defensa el aprovechamiento de espacios actualmente sin uso que hay en el hospital y que aumentarían el número de camas a medio plazo, aunque no precisó plazos ni costes al respecto. En ese sentido, relató que, dada la expansión hacia el sur que va a experimentar la capital aragonesa, es un asunto que se planteará «tarde o temprano». No obstante, indicó que «quizá haya que esperar a tiempos mejores», en los que existan «disponibilidades presupuestarias».

Sí que arrojó algo más de luz sobre esta posible futura ampliación, que afectaría a la planta sur y otros espacios del hospital, el general médico Manuel Cesáreo López, quien también es subinspector de apoyo sanitario y provincial de la Inspección General de Sanidad.

Sobre este aprovechamiento de las estancias del Militar, precisó que, para ello, necesitan «personal y dinero», algo que en estos momentos «no es fácil» de conseguir. Además, recalcó que requiere un plan director que todavía no está redactado.

«No se puede hacer una apertura indiscriminada», aseveró el general médico. Sobre este punto, añadió que sería necesaria «una serie de cosas», entre las que se incluye «un proyecto común» y que en este momento se encuentran «en pleno debate». «No hay plazos, hay proyectos», aseveró. En lo relativo a qué administración se encargaría de los gastos, señaló que serían ambas, el ministerio de Defensa y el Salud.

También se refirió a la intervención que van a realizar en el hospital y que pasará por cambiar las tuberías, unas obras de saneamiento que también afectarán a los depósitos de agua y a otros elementos del centro médico militar. Acerca de la razón de estas intervenciones, indicó que pasaría por obtener «una mejor asistencia» de los pacientes de la zona básica a los que atiende. «Ese es nuestro objetivo fundamental», afirmó López.

«Llevamos 200 años aquí y queremos estar otros 200, como poco. Tenemos vocación de permanencia y haremos lo posible para mantener nuestro querido hospital y, sobre todo, que se beneficie la población civil», concluyó.

VISITA A LAS INSTALACIONES

Además de la reunión que mantuvieron los miembros del Ejecutivo autonómico y del ministerio de Defensa, todos ellos realizaron una visita a las instalaciones del centro, de manera que pudieron conocer estancias y servicios como el archivo del hospital o la cámara hiperbárica. Precisamente, este último equipamiento es el único que hay en Aragón y es el de referencia para otras comunidades. En ella se tratan pacientes que han sufrido inhalación de gases tóxicos, síndromes por aplastamiento, infecciones necrosantes, gangrena gaseosa, osteomielitis y úlceras de piel de evolución tórpida. El centro, además de la cámara hiperbárica, dispone de 136 funcionantes, UCI, cinco quirófanos, un hospital de día polivalente de 10-15 puestos, otro con cuatro puestos para el paciente crónico complejo y 10 camas de hemodiálisis.

En lo que respecta a los profesionales del departamento de Sanidad y del ministerio Defensa que se desempeñan en la instalación, actualmente hay 148 trabajadores del Salud, del total de los 525 con los que cuenta el centro, pertenecientes a todas las categorías profesionales.

El hospital Militar es el centro de referencia para unos 80.000 habitantes de la ciudad, concretamente de los barrios del Seminario, Casablanca y Valdespartera. También presta servicio a los asegurados del Instituto Social de las Fuerzas Armadas (Isfas) y al personal que pueda requerir atenciones como consecuencia de su participación en maniobras militares.