+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA MUELA // DIVISIÓN POLÍTICA EN EL MUNICIPIO

La moción sigue adelante pese a las advertencias de PAR y PP

Rodrigo, que se postula para alcalde, dice que «no hay forma de pararla»

 

Concentración contra la moción, el pasado domingo, en La Muela. - JAVIER BELVER

F. V.
24/01/2018

La reciente intervención de las direcciones del PAR y el PP en contra de la presentación de una moción de censura en La Muela no parece haber cambiado la situación. Los nacionalistas y los populares del municipio de Valdejalón siguen dispuestos a llevar adelante el desalojo del alcalde de Chunta, Adrián Tello, a quien respaldan el PSOE y Ganar La Muela.

«No hay forma de parar la moción», subrayó ayer Carlos Rodrigo, portavoz del PAR en el ayuntamiento muelano y candidato al cargo de regidor. Tanto él como sus dos compañeros de grupo están suspendidos provisionalmente de militancia, una circunstancia que no ha influido en su línea de conducta.

«Estamos a la espera de que el partido nos comunique algo oficialmente», señaló Rodrigo, para quien no es lo mismo suspender de militancia que expulsar del partido. «Para detener el proceso te tienen que echar, pero nadie echa a tres personas que están haciendo las cosas bien», añadió.

Marisol Aured, portavoz del PP y exalcaldesa, tampoco ha dado un paso atrás, si bien su formación se desmarcó de la moción. «Somos personas de partido, pero entendemos que tenemos que poner fin a la paralización que sufre el consistorio de La Muela», explicó.

Tanto ella como Rodrigo piensan que, aun sin gozar ya de la calidad de militantes, los concejales del PAR (que concurrieron a las elecciones municipales del 2015 como independientes) siguen conservando capacidad política para emitir votos válidos en cualquier decisión que adopte la corporación.

CONCENTRACIONES

«Expulsar de la militancia no supone pasar a ser no adscritos», manifestó Aured, cuyo grupo, unido al del PAR, suma seis concejales, cuatro más que el equipo de gobierno. Además, cuentan con el apoyo de un concejal no adscrito, expulsado de Ciudadanos, si bien su voto, según la normativa electoral, no sumaría en una moción de censura.

PAR y PP han elaborado una lista de 55 puntos en la que enumeran las causas por las que presentan la moción contra Tello. Entre ellas destacan la supuesta falta de avances para la construcción de un nuevo colegio en la localidad y la no imposición de un tributo local para gravar el paso de conductos por el suelo público, una medida que afecta directamente a las compañías energéticas.

Mientras tanto, el equipo de gobierno no está inactivo ni mucho menos. Ya ha organizado dos concentraciones de seguidores (una el 18 y otra el 21 de este mes) y el próximo lunes ha convocado a sus votantes a reunirse ante la casa consistorial una hora antes del pleno de la moción.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.