+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ONT quiere incorporar en el proceso de donación de órganos a la sanidad privada

 

Quirófano preparado para un transplante. - JONATHAN GREVSEN

EFE
31/01/2019

España es líder mundial en trasplantes de órganos y registra "cifras récord inimaginables" para otros países de su entorno, pero quiere continuar avanzando, y por ello, la Organización Nacional de Trasplantes trabaja para incorporar en el proceso de donación a la sanidad privada.

Éste es uno de los objetivos reflejados en el plan estratégico de la organización hasta el 2022, en el que se hace hincapié en fomentar la colaboración público-privada para alcanzar el objetivo: conseguir 50 donantes por el millón de habitantes.

Así lo ha afirmado a EFE la directora de la Organización Nacional de Trasplantes, Beatriz Domínguez Gil, con motivo de la XIX Reunión Nacional de Invierno de Coordinadores de Trasplantes que reúne hoy y mañana viernes en Zaragoza a los coordinadores autonómicos.

España se sitúa como líder mundial en donación y trasplantes de órganos como confirman los datos: en 2018 se alcanzó una cifra "récord" con 48 donantes y 114 trasplantes por el millón de habitantes.

Son cifras "inimaginables" para la mayor parte de los países del entorno, pero que responden, según Domínguez, a la obligación de los profesionales de "cubrir las necesidades de nuestros pacientes".

El objetivo reflejado en el plan estratégico es conseguir los 50 donantes por millón de población para el año 2022 mediante una serie de medidas, como una mayor colaboración con los servicios de urgencias; la utilización adecuada de órganos procedentes de donantes de edad avanzada o el desarrollo de la donación en asistolia (a corazón parado) y pediátrica.

Entre estas medidas, figura también favorecer la cooperación entre el sistema público-privado e incorporar la red de hospitales de la sanidad privada al proceso de donación de órganos y tejidos, sobre una "base de corresponsabilidad social compartida".

"Porque cuando una persona fallece en condiciones de ser donante ha de ser posible que sea donante con independencia del tipo de aseguramiento de esta persona", ha indicado.

Pero, además de los datos cuantitativos, la Organización Nacional de Trasplantes quiere ser líder también en el ámbito de la bioética, según Domínguez, "herramienta imprescindible de nuestro sistema".

Por ello, el objetivo de esta jornada de formación es dotar a los coordinadores autonómicos del conocimiento necesario para la resolución de conflictos éticos y proporcionarles las herramientas.

Con esta intención, la Organización Nacional de Trasplantes presentará en este congreso un sistema de funcionamiento para que cualquier coordinador de trasplantes del país pueda consultar sus dudas de forma urgente a un grupo de expertos en bioética.

Por su parte, el coordinador de Trasplantes en Aragón, José Ignacio Sánchez-Miret, ha destacado que Aragón siempre se ha caracterizado por su generosidad, lo que se refleja en la alta tasa de donación en la Comunidad. De hecho, en 2018, el 94 % de las familias a las que se solicitó una donación respondió de forma afirmativa.

Pero todavía hay que continuar avanzando, y entre esos avances, Sánchez Miret resalta la implantación en todos los centros hospitalarios de la donación en asistolia, que actualmente se hace en el Hospital Universitario Lozano Blesa de Zaragoza, y el fomento de la donación renal en vivo.

En 2018 en Aragón se registraron seis donantes renales en vivo. "Es una cifra importante pero que queremos seguir potenciando", ha puntualizado.

Sánchez Miret, que se jubilará en las próximas semanas, ha recibido el reconocimiento de la directora de la Organización Nacional de Trasplantes y de la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Pilar Ventura, quien ha inaugurado este encuentro.

Ventura le ha transmitido su agradecimiento en nombre de los consejeros de Sanidad que le han precedido y en el de toda la sociedad aragonesa, y se ha dirigido también a los asistentes, a quienes han dicho que la incorporación de nuevos perfiles de donantes exige un "esfuerzo enorme de formación" que incluya la resolución de dilemas éticos.