+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INFRAESTRUCTURAS en teruel

Sale a información la mejora de la conexión entre la N-330 y la N-234

El tramo, de cinco kilómetros, coincide con la variante de la ciudad de Teruel

 

Reunión de una mesa de técnicos de Fomento para abordar las comunicaciones en el entorno de Teruel. - EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
25/01/2019

El Ministerio de Fomento, según se publica en el BOE de ayer aprobó provisionalmente y ha ordenado el inicio del trámite de información pública del proyecto de trazado 33-TE-3580, de Mejora de la conexión de la carretera N-330 con la variante de la N-234 en Teruel, adecuación de accesos y mejora de la seguridad vial entre Villastar y Teruel.

El objeto de esta actuación, como indica su título, es la mejora de la seguridad vial en un tramo con una alta concentración de accesos y con interferencia con gran número de servicios, por su proximidad a Teruel.

Se consideran las actuaciones necesarias para la mejora de uno cinco kilómetros de la carretera N-330 que permitan alcanzar unas condiciones de circulación que mejoren la seguridad vial, lo que implica una ampliación de la sección transversal y la adaptación del trazado en parte de su recorrido.

El trazado tiene su origen a la altura del kilómetro 296,5 de la carretera N-330, en las proximidades de Villastar, y termina en la intersección con la N-234, en Teruel, que se resuelve mediante una glorieta.

Las características propuestas para este tramo de carretera son las correspondientes a una carretera convencional, con una única calzada y un carril de circulación por sentido de 3,5 metros, arcenes exteriores de un metro y bermas de un metro y medio La carretera mantiene el eje actual en la llegada a la N-234, con trazado exento en el resto.

Se plantean dos enlaces que comunican el eje proyectado con la carretera actual, liberando los accesos a las fincas colindantes. El documento incluye una estructura sobre la rambla de Barrachina, y dos pasos inferiores en los enlaces diseñados, además de cinco muros de contención. Se prevé la reposición de caminos para restitución del viario de servicio a las fincas colindantes.

La variante de Teruel perdió intensidad de circulación a raíz de la puesta en servicio de la circunvalación de la autovía Mudéjar. Aun así, presenta una elevada peligrosidad, dado que existen distintos cruces, uno de ellos con la carretera de Cuenca, que está al mismo nivel, por lo que se producen arriesgadas incorporaciones. Asimismo, la variante sirve de arranque a distintas carreteras que comunican con pueblos y barrios rurales.