+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DOS SEMANAS DESPUÉS DE LA ROTURA DE UNA TUBERÍA

La zanja abierta en Mayandía no se cierra por la ola de calor

Una línea de media tensión bloquea la salida de los coches policiales

 

Zanja aún abierta en la avenida Anselmo Clavé, junto a Mayandía, ayer. - ángel de castro

D. L. G.
14/08/2019

El pasado 28 de julio la rotura de una tubería en la avenida Anselmo Clavé sobresaltó a todo el entorno del deteriorado cuartel de General Mayandía. Ayer, 16 días después del incidente, la zanja que destaparon las brigadas municipales para detectar la avería e intentar subsanarla sigue abierta y, al parecer, intacta. Todo porque, según explicó la responsable de Infraestructuras en el consistorio zaragozano, Patricia Cavero, «Endesa ha pedido que esperemos a que pasen los episodios de ola de calor».

Según argumentó la concejala en declaraciones a este diario, al destaparse la zona de la rotura, entre la calle Madre Sacramento y Anselmo Clavé, «se encontraron con que había una línea de media tensión que pasaba sobre la tubería». Un cable que hay que retirar antes de actuar sobre esta canalización que, por otra parte, ya no genera problemas de abastecimiento ni afecciones al tráfico rodado o al paso de peatones por la acera.

«Endesa nos explicó que no es lo más operativo intervenir estos días en los que el consumo eléctrico es más alto de lo habitual, que era preferible esperar a que pasaran estos días en los que sube el consumo y el suministro», relató Cavero. Y así se hizo, de manera que ahora toca «aguardar a que Endesa nos avise», por lo que no hay plazo previsto para intervenir y la zanja seguirá como hasta ahora, resguardada por un vallado que protege el perímetro y deja un pasillo libre en la acera para el paso de viandantes.

CRÍTICAS DE LA POLICÍA

Los únicos afectados en la situación actual son los que ya han levantado la voz, la Policía Nacional, para criticar que la decisión del ayuntamiento haya sido la de poner vallas y bloquear sine die la principal salida de vehículos que tiene el cuartel de Mayandía. Cavero aclaró que no se les impide el acceso al interior del edificio, solo «se ha cambiado a la que ya tenían por la calle Tomás Crespo Agüero», sin mayor problema para la operatividad del cuerpo.

Pero desde el Sindicato Unificado de la Policía (SUP) no lo ven igual. Ni siquiera lamentaron que la obra lleve más de dos semanas sin terminarse. Lo que criticaron ayer, a través de sus portavoces, es que el ayuntamiento mantenga bloqueada la salida de vehículos desde las instalaciones del cuartel de Mayandía a la avenida Anselmo Clavé cuando, a su juicio, «hay muchas soluciones antes de mantener cerrada esa puerta, como colocar planchas metálicas de las que se utilizan en numerosas obras para salvar la zanja y, mientras la tapan, poder entrar y salir con normalidad por ese punto».

De hecho, desde el SUP aseguraron a este diario que incluso la Jefatura Superior de la Policía Nacional ya se ha dirigido al ayuntamiento a través de varios escritos para buscar una solución de forma urgente, pero el consistorio ha hecho caso omiso a sus peticiones. Y que «se tarda menos de una hora en arreglar la situación», añadieron, con la colocación de esas planchas metálicas que en otros casos sí usan.