+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Los tambores de semana santa que quiso ver yoko ono

ESTA FESTIVIDAD RELIGIOSA DECLARADA FIESTA DE INTERÉS TURÍSTICO INTERNACIONAL EN EL 2014 TANTO EN EL BAJO ARAGÓN COMO EN ZARAGOZA CAPITAL ES UN RECLAMO PARA ATRAER VISITANTES. ARAGÓN ES LA COMUNIDAD QUE TIENE MÁS LOCALIDADES CON ESTA CERTIFICACIÓN

 

La rompida de la hora de Calanda es el acto más reconocidos de la ruta del tambor y el bombo. - CEBOLLADA/EFE/EL PERIÓDICO

La rompida de la hora de Calanda es el acto más reconocidos de la ruta del tambor y el bombo. - CEBOLLADA/EFE/EL PERIÓDICO

27/07/2020

L a percusión apasionada del tambor, la puesta en escena, las procesiones y las liturgias que generan un gran espectáculo sobrecogedor, colorista y único. Desde el 2014, Aragón es la comunidad española con más localidades cuya Semana Santa ha sido declarada de Interés Turístico Internacional, en las que se incluyen Zaragoza y aquellas incluidas en la Ruta del Tambor y el Bombo: Albalate, Alcañiz, Alcorisa, Andorra, Calanda, Híjar, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda y Urrea de Gaén.

En realidad, el reconocimiento turístico de esta tradición que atrae visitantes a la comunidad comenzó mucho antes. Se cuenta que los tambores de la zona del Bajo Aragón datan de épocas medievales y están relacionados con el mundo militar. La primera localidad de la ruta en ser declarada Fiesta de interés turístico, pero en este caso nacional, fue la de Híjar en 1980. Su antigüedad y la pureza con la que se mantiene le valieron el reconocimiento.

El toque de tambor que las caracteriza, los repiques rituales de tambores, las tamboradas, fueron inscritas en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en noviembre del 2018 por parte de la ONU. Precisamente este atractivo es el que hace que personas de todo el mundo conozcan estas poblaciones y sus tradiciones y quieran conocer la Semana Santa del Bajo Aragón, los tambores y sus iconos culturales.

Fue lo que le pasó a la artista y viuda de John Lennon, Yoko Ono que viajó en el año a Calanda. Lo hizo cuando se inauguraron las actividades del año Buñuel, y estuvo acompañada por el que por aquel entonces ostentaba el cargo de Príncipe de España, Felipe de Borbón. Yoko Ono, ya en España preguntó: «¿Va a haber tambores? Porque, si hay tambores, yo quiero ir». La artista conocía a Buñuel y sabía de los tambores y quería llegar a Calanda para verlos en directo.

Calanda ha sabido explotar ese tirón turístico de sus tradiciones y promocionar su Semana Santa fichando a personajes famosos para romper la hora de su localidad. Fernando Tejero, Geraldine Chaplin, Pilar Miró, Verónica Forqué, Luisa Gavasa, Carlos Saura, Imanol Arias, Luis Eduardo Aute, Paco Rabal, entre otros, han participado en esta tradición.

Es tanto el impacto económico que cosecha el turismo vinculado a esta ruta que en la Comarca del Bajo Aragón dejó más de 2,6 millones de euros el pasado 2019, con más de 38.000 visitantes alojados en la zona.

LA COSTUMBRE ZARAGOZANA

Con más de 700 años de historia, 53 procesiones y más 16.000 cofrades inscritos en 25 cofradías, la Semana Santa de Zaragoza también cuenta con el título Fiesta de Interés Turístico Internacional desde febrero del 2014 y Nacional desde el 2001. Al igual que la del Bajo Aragón, lo que realmente hace de la de Zaragoza un acontecimiento peculiar y diferente es precisamente su sonido con la presencia de más de 4.000 bombos y tambores que llegaron del Bajo Aragón en 1941.

Para dar a conocer este patrimonio, Zaragoza Turismo y la Junta de Cofradías desde hace una década organizan la Ruta Cofrade, un compendio de visitas guiadas durante los días de Semana Santa que recorren algunas de las iglesias más representativas de la capital aragonesa como San Felipe, Santa Isabel de Portugal (San Cayetano), San Pablo, Santo Tomás de Aquino y Santiago. La ciudad ha querido difundir el gran valor artístico y cultural de los pasos de las cofradías y ya lo han conocido casi 2.500 personas desde su puesta en marcha.

Según un informe realizado por la Universidad de Zaragoza en referencia al turismo durante la Semana Santa en Zaragoza deja claro que el impacto económico de esta fiesta convertida en atractivo turístico es indudable. La Semana Santa del 2019, celebrada en el mes de abril, dejó en la capital casi 3 millones de euros, en concreto 2.884.484 euros. Casi el 40% de los encuestados venía del extranjero, mientras que los nacionales eran en su mayoría de provincias como Barcelona (12,8%), Madrid (9,8%) y Valencia (6,5%); y mostraron como motivación principal para visitar la ciudad conocer los monumentos y la cultura (un 64,0%) lo que demuestra que la tradición religiosa atrae de una manera cultural y turística.

A estas festividades se añade la Semana Santa de Teruel o la de Barbastro, dos tradiciones que ostentan el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Nacional desde el 2006 y el 2016, respectivamente. Por otra parte, la Semanas Santa de Huesca, Jaca, Calatayud, Tarazona o Valderrobles han sido valoradas con la distinción de Interés Turístico de Aragón. T

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla