+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

QUÉ HACER HOY... EN CASA

Visita virtual a la Casa Monet en Giverny y el Museo Van Gogh de Ámsterdam

Podemos recorrer online todas las habitaciones de la vivienda del pintor impresionista / La galería holandesa nos permite repasar la obra del artista cronológicamente

 

Entrada a la casa de Claude Monet en Giverny. -

EDUARDO DE VICENTE
02/05/2020

El mundo de la pintura intenta en los últimos años acercar a los artistas al gran público por medio de exposiciones inmersivas repletas de alicientes y espectacularidad. Ahora no podemos disfrutarlas, pero sí nos podemos dar un paseo por la vida y obra de estos pintores gracias a las visitas virtuales que nos permiten hacer tanto de la Casa de Monet como del Museo de Van Gogh en Ámsterdam.

Una imagen histórica, Monet en su casa. / FONDATION CLAUDE MONET GIVERNY

Empezaremos por viajar hasta la residencia de Monet en Giverny. Nos recibe la fachada con sus característicos bancos y escaleras verdes en un jardín repleto de flores. Una flecha nos indica que debemos dirigirnos a la puerta y adentrarnos en la vivienda. Moviendo el ratón podemos ver todos los detalles. En el vestíbulo, a la izquierda hay un espejo. Tenemos tres opciones para seguir, pero nos indican que, para seguir la visita, es mejor empezar yendo a la izquierda, donde se encuentra el pequeño Salón Azul y la colección de ilustraciones japonesas. Un armario con libros y un gran reloj de péndulo completan la estancia.

El Salón Azul tiene ilustraciones japonesas. / FONDATION CLAUDE MONET GIVERNY

Habitaciones de diversos colores

La siguiente pieza es el mercado (Lepicerie), es un espacio central en el que se muestran diversos cuadros sobre el comercio entre Oriente y Occidente. Unas especias en el armario permiten evocar diversos aromas como si fueran los colores de una paleta. Bajando unas pequeñas escaleras llegaremos al salón-taller, donde se exponen muchas obras del artista, la mayoría sin ni siquiera estar enmarcadas. Cada una de ellas representa una etapa de su vida, una habitación acogedora y muy artística.

El salón-taller, muestra parte de su obra. / FONDATION CLAUDE MONET GIVERNY

Volvemos hacia atrás y subimos las escaleras hasta la primera planta para llegar a la habitación del pintor, el dormitorio donde vivió y falleció. Está decorada con muchos cuadros impresionistas, pero ninguno es suyo, todos pertenecen a jóvenes artistas de esta corriente pictórica. Al lado encontraremos un elegante aseo lleno de grandes obras entre las que destacan los bodegones.

Aspecto del dormitorio de Claude Monet. / FONDATION CLAUDE MONET GIVERNY

Las estancias femeninas y el comedor

A continuación se halla el lavabo de Alice Hoschedé, su esposa, con una decoración sencilla y dibujos japoneses. La habitación de Alice está comunicada con el mismo y también destaca por su simplicidad y sus motivos florales y todos los marcos de puertas y ventanas de color azul cielo. Más adelante encontraremos el cuarto de Blanche Hoschedé, una pintora que fue hijastra, nuera y discípula de Monet. Las flores aparecen por todos los rincones de la estancia.

El cuarto de Blanche, repleto de motivos florales. / FONDATION CLAUDE MONET GIVERNY

Regresamos al vestíbulo principal para dirigirnos ahora al comedor, todo él pintado de amarillo. Allí descubrimos que sus platos favoritos eran los espárragos, el pato asado, las becadas, las perdices y las ensaladas y cuentan que el artista acostumbraba a abrir las ventanas para alimentar a los pájaros. Al fondo, se encuentra la cocina, donde predomina el color azul. La ventana da a la calle para saber cuándo llegaban los proveedores y se comunica con una escalera que va a la cava donde se encontraban los vinos. Eso sí, se echa a faltar que también podamos dar una vuelta por sus majestuosos jardines.

En el comedor predomina el color amarillo. / FONDATION CLAUDE MONET GIVERNY

El gran museo sobre Van Gogh

También podemos recorrer las instalaciones del museo Van Gogh de Ámsterdam y acceder a la planta baja y la primera planta, donde se halla la obra del pintor. Un audiovideo introductorio (en inglés subtitulado) nos prepara para lo que podremos ver: 600 de sus cuadros y 700 cartas, la mayor colección del mundo, pero también incluye obras de otros autores. Tras su espectacular fachada acristalada, en el vestíbulo, nos da la bienvenida una gran reproducción de su 'Autorretrato con sombrero de fieltro gris' (1887). Algunas de las obras ofrecen una pequeña explicación en inglés y holandés y pueden ampliarse.

Fachada del Museo Van Gogh de Amsterdam. / JAN KEES STEEMAN

En la primera sala se muestran algunas de sus obras, pero también las que le sirvieron de inspiración. Podemos ver una comparación entre 'Joven mujer campesina con una azada' (1882) de Jules Breton y un cuadro parecido de Van Gogh, 'Mujer levantando patatas' (1885) o la 'Henificación' de León Lhermitte. Subimos a la primera planta donde se encuentra el original de autorretrato antes citado y la pintura de un soldado, 'El Zuavo' (1888). En la sala contigua hallaremos sus obras realizadas en Nuenen (1883-85) como 'La cabaña', 'El devanador', 'Mujer cosiendo', 'Bodegón con Biblia' o 'La vicaría en Neunen' y las correspondientes a su estancia en Antwerpen (1885-86) como 'Cabeza de un esqueleto con un cigarrillo ardiendo', el 'Retrato de una prostituta' y 'Cabeza de una prostituta'.

En la planta baja vemos obras que le inspiraron. / JAN KEES STEEMAN

Los lugares por los que pasó

Un vestíbulo repleto de bodegones con frutas y flores nos lleva al siguiente espacio sobre su etapa parisina (1886-87) donde hallaremos su 'Autorretrato con sombrero de paja' o el óleo 'Los tejados de París' y la que pasó en Arles (1888-89) con sus famosos 'Girasoles', 'La silla de Gauguin', 'El sembrador', 'Los huertos en flor', 'El campo de trigo', 'La cosecha', 'El puente de Langlois', la 'Marina de Saintes Maries de La Mer' o las pinturas de árboles como 'El blanco del huerto', 'El durazno rosa' o 'El huerto con ciruelos en flor'. En la pared de enfrente se encuentran 'Un par de zuecos de cuero', el 'Retrato de Camille Roulin' o 'La granja del campo de trigo'.

'El sembrador' es una de las obras que se exponen en Ámsterdam. / MUSEO VAN GOGH

Seguimos adelante para repasar su periodo en Saint Rémy (1889), donde destacan el 'Campo de trigo con segador', 'El jardín del Hospital Sant Paul' o 'Irises'. En la misma habitación se encuentra el espacio dedicado a Auvers-sur-oise (1890) con su 'Paisaje con el Castillo de Auvers' al atardecer o sus originales 'Raíces de árbol'. El último espacio de esta sala se dedica a la influencia japonesa en su obra. Un viaje por dos espacios repletos de arte y detalles que vale la pena descubrir... aunque sea 'online'.

Apúntate a nuestra Newsletter

Desescalada en Aragón

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla