+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Fase de clasificación de la eurocopa

España recobra fútbol ante Noruega (2-1)

La selección generó tramos de buen juego y más ocasiones que goles, pero también sufrió en defensa

 

Ramos remata ante el portero noruego Jarstein, sin suerte. - AFP (JOSÉ JORDÁN)

ALEJANDRO GARCÍA
24/03/2019

Si Guardiola fue el responsable, con la indispensable colaboración de Messi, de la mitificación del falso 9, Luis Enrique se dispuso este sábado en Mestalla ante Noruega (2-1) a gestionar un problema histórico de la selección española, la ingente posesión de balón, con Busquets constantemente entre los centrales, como un falso líbero que permitió proyectar a los laterales en funciones de carrileros ofensivos, una asistencia capital para el dominio en el centro del campo y la superioridad en la franja central del ataque. El mediocentro del Barça fue la bisagra que unió al equipo y dio sentido a una disposición de Luis Enrique a la que le faltó concreción en las ocasiones y seguridad defensiva, pero que le llevó a su primera victoria en la fase de clasificación para la Eurocopa.

Desde el inicio, España dominó ante una Noruega muy replegada, sin posibilidad de trenzar una jugada ante la presión inmediata e intensa con la que el equipo español combinó su disposición táctica de ataque.

Navas y Alba, dos puñales
 El planteamiento de Luis Enrique encontró profundidad con los tres atacantes tendiendo puentes constantes con el centro del campo, asistidos por los espacios que consiguieron abrir Navas y Jordi Alba con su amenaza desde las bandas. Asensio y Ceballos, frescos tras su inactividad en el Madrid, fueron dos de lo más activos de un inicio intenso y dominante, cristalizado en el primer gol de Rodrigo Moreno.

Gracias a una buena combinación con Asensio, Alba ganó línea de fondo otra vez y puso un centro al corazón del área que remató el delantero del Valencia, habilitado por el movimiento previo de Morata.

Todo lo orquestado parecía funcionar demasiado bien, tanto, que con el paso de los minutos el juego de España entró en una fase de distensión que avivó las esperanzas nórdicas. Empezaron a llegar imprecisiones, la circulación sin profundidad y las primeras llegadas peligrosas del rival, sobre todo un balón de Elyounoussi a un metro del área de gol de De Gea que remató en dirección contraria.

Doble taconazo
 Como un acto reflejo, España recuperó el brío perdido y reaccionó con una ocasión de Morata que únicamente el preámbulo de otra oleada de fútbol del equipo de Luis Enrique. La idea de la nueva España quedó plasmada en una jugada esperanzadora, con un pase interior de Asensio que superó las dos líneas defensivas rivales y un doble taconazo, de Parejo y Morata, para culminar la combinación dentro del área ante la llegada de Rodrigo, que no pudo conectar el último remate.

El portero Jarstein se erigió en el mejor noruego de la primera parte en Mestalla, el artífice de que los mejores minutos de España en el partido pudieran ampliar la ventaja antes del descanso.
 

Las ocasiones de España se reprodujeron en el inicio del segundo periodo, con protagonismo casi total de Morata, salvo un remate muy claro de Ramos que el madridista mandó fuera cuando tenía todo de cara.

La diferencia en el marcador era exigua para lo exhibido por una España que, tras su falta de concreción, sufrió el empate de Noruega gracias a un penalti, tras un bombardeo de ataques aéreos, por agarrón de Íñigo Martínez que King transformó ante De Gea.


Ramos celebra el gol de la victoria, un penalti a lo Panenka. / AFP (JOSÉ JORDÁN)


La réplica inmediata volvió a ser un cabezazo de Morata, otra vez errado, pero de nuevo fue solo un aviso de lo que venía, una España que no se descompuso y siguió generando ocasiones. La siguiente se la fabricó el delantero del Atlético con la presión al rival, el portero noruego le hizo penalti y Ramos puso otra vez por delante a España.  

Luis Enrique recurrió a Canales y a Rodrigo Hernández para apuntalar el centro del campo. Fue la sentencia de un partido al que Noruega no le terminó de perder la cara, a un gol de llevarse un botín inmerecido.

Todavía hubo tiempo para el debut de Jaime Mata y para que Asensio perdonara la sentencia casi en el descuento, antes de que, con el portero incluido, Noruega terminara el partido asediado el área de España.

 

España, 2 - Noruega, 1
España: De Gea (5); Navas (7), Ramos (6), Íñigo Martínez (4), Alba (8); Parejo (7), Busquets (7), Ceballos (6); Rodrigo Moreno (7), Morata (7), Asensio (7). Técnico: Luis Enrique Martínez (8). Cambios: Canales (7) por Ceballos (m. 73), Rodrigo Hernández (5) por Parejo (m. 75), Mata (sc) por Morata (m. 88).

Noruega: Jarstein (6); Elabdellaoui (3), Nordtveit (5), Ajer (4), Aleesami (5); Odegaard (6), Johanssen (6), Selnaes (5), Henriksen (5); King (6), T. Elyounoussi (4). Técnico: Lars Lagerback (4). Cambios: Maars Johnsen (4) por T. Elyounoussi (m. 55), M. Elyounoussi (5) por Odegaard (m. 56), Kamara (5) por Johansson (m. 76).

Goles: 1-0 (m. 15) Rodrigo Moreno remata en la frontal del área pequeña un centro de Jordi Alba. 1-1 (m. 64) King de penalti. 2-1 (m. 70) Ramos de penalti.

Árbitro: Andris Treimanis (7), letón.

Tarjetas: Ajer (m. 34), T. Elyounoussi (m. 51), Ceballos (m. 53), Íñigo Martínez (m. 63), Johanssen (m. 63), Johnsen (m. 74).

Estadio: Mestalla (39.742 espectadores).


Así narramos el partido en directo

Destacamos

Galerías de fotos