+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

transporte aéreo

La aerolínea Ryanair vuelve a rebajar su previsión de beneficios

La empresa reduce en unos 100 millones de euros sus estimaciones

 

SARA LEDO
19/01/2019

La aerolínea irlandesa Ryanair vuelve a rebajar su previsión de beneficios de cara a los resultados del presente ejercicio, según ha informado este viernes en un comunicado. Esta es la segunda vez en menos de tres meses que la empresa reduce su profit warning. Ya lo hizo en el mes de octubre, cuando redujo el rango de beneficios que se situaba entre 1.200 y 1.350 millones euros hasta los 1.100 y 1.200 millones, y lo vuelve a hacer ahora para bajar a la horquilla de entre 1.000 y 1.100 millones de euros.

Entre los motivos de esta nueva revisión, según la compañía, están la rebaja de sus tarifas de invierno que prevén que caigan hasta un 7%, mientras que en el mes de octubre la previsión estimada era que fueran solo un 2% más baratas, así como el crecimiento del 9% del tráfico aéreo. Entre los motivos de entonces, también estaban la mala relación con los trabajadores que provocaron sonantes huelgas durante todo el verano en Europa. Lo que no tiene nada que ver, ni antes ni ahora, son las pérdidas extraordinarias por la compra de la compañía Laudamotion que tendrán una reducción en el beneficio neto de 140 millones (en octubre la estimación era de 150 millones), según apunta la empresa.

«Aunque estamos decepcionados por esta pequeña caída de las previsiones anuales, el hecho de que es el resultado de un segundo trimestre con tarifas aéreas más bajas de lo esperado, compensado por un crecimiento del tráfico más fuerte del esperado, un desempeño mejor que el previsto en el costo unitario y las ventas complementarias (pago por maletas, por ejemplo) es positivo en el medio plazo», señaló en un comunicado el consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary.

La compañía low cost tampoco descarta nuevos recortes en las tarifas aéreas o una nueva revisión de sus beneficios del año completo si se produce un «inesperado» brexit, así como desarrollos de seguridad que afecten negativamente a sus rendimientos desde ahora hasta finales de marzo, cuando Ryanair cierra su año fiscal (31 de marzo de 2019). Esto provocó su caída en bolsa.