+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El futuro de la banca

La banca crea su pago por móvil como respuesta a las tecnológicas

16 bancos impulsan Bizum, una aplicación que hará 1.000 millones de operaciones en cinco años . Otras 18 entidades financieras se sumarán a esta nueva plataforma digital en los próximos meses

 

Dos personas activan en sus móviles la nueva aplicación de la empresa Bizum de pago telemático, ayer. - BIZUM

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS
07/10/2016

El servicio de pagos por móvil entre particulares en tiempo real impulsado por la banca española, Bizum, ya está disponible para los clientes de 16 de estas entidades, las mayores del sistema financiero español, que finalmente se han puesto de acuerdo en el desarrollo de una tecnología común para hacer frente a la competencia de las compañías tecnológicos.

Los usuarios solo tendrán que darse de alta en su banco para empezar a utilizarlo tras descargar la aplicación (app) en su móvil. En rueda de prensa, el consejero delegado de Bizum, Ángel Nigorra, explicó ayer que el servicio se caracteriza por la inmediatez y la universalidad, y es un avance «sin precedentes» para este tipo de transacciones interpersonales, que solo requieren compartir el número de móvil.

Además, el usuario solo necesitará darse de alta en su propio banco para vincular su número de cuenta con su número de móvil, por lo que no tendrá que introducir sus datos en ninguna otra aplicación bancaria y estará respaldado por los sistemas de seguridad de su entidad. Se trata de una solución de pagos por móvil «en tiempo real y de cuenta a cuenta», con la que «en menos de cinco segundos tenemos el dinero ingresado» y que «es válido sea cual sea nuestro banco». «Solo necesitamos un móvil y nuestra cuenta bancaria habitual, no tenemos que cambiar de banco», destacó.

SIN PRECARGA

Tampoco necesita precarga de efectivo, como otras aplicaciones, por lo que «si llevas móvil llevas dinero», explicó. El servicio, por el momento es gratis, también las entidades se han puesto de acuerdo es eso, aunque está por ver qué pasará en el futuro. El precio dependerá de cada entidad y de la relación que tenga con el cliente y las operaciones se podrán realizar para unos importes en principio de entre 50 céntimos y 500 euros.

Las entidades bancarias han decidido unirse de esta forma para hacer frente a la competencia del pago por móvil a la que se enfrentan desde varios frentes, desde fabricantes de móviles (Samsung Pay o Apple Pay) , operadores (Vodafone Wallet) o los gigantes de internet (Android Pay y Google Pay). El objetivo de Bizum es llegar a 10 millones de usuarios, que son los que usan una app bancaria con una frecuencia mensual en España. En una primera fase, que comenzó este lunes, 16 bancos se han unido en esta iniciativa que son, Caixabank, BBVA, Santander, Sabadell, Bankia, Popular, Kutxabank, Ibercaja, Bankinter, Laboral Kutxa, Cecabank, CajaSur, Imaginebank, Oficinadirecta.com y Banco Pastor. A lo largo del mes de octubre se unirán otras ocho entidades, y posteriormente otros, hasta completar 34 bancos.

Según Nigorra, se calcula que esta forma de pago que sustituye al efectivo, pueda alcanzar los 1.000 millones de operaciones en los próximos cinco años, con un importe de unos 30.000 millones de euros, que permite tanto realizar como solicitar pagos y solo requiere conocer el número de móvil de la otra persona. De momento, en los tres días que el servicio lleva operativo, ya tenía más de 37.000 usuarios dados de alta, que habían hecho más de 7.500 operaciones, en la mañana de este jueves. Es un comienzo espectacular y quiere decir que los usuarios «lo han entendido y nos han respaldado», pero «hay mucho trabajo por hacer», explicó el responsable de la firma de pago.

Asimismo, en los próximos meses se irán incorporando otras funcionalidades de pago en comercios electrónicos y físicos, explicó. Este servicio responde a las necesidades de los usuarios y de la sociedad, donde poco a poco se van imponiendo modelos colaborativos con interacción entre usuarios, que demandan medios de pago cada vez más sencillos, dijo Nigorra.