+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CAMBIO DE RESIDENCIA POR MOTIVOS DE TRABAJO

La movilidad laboral en Aragón cae más de un 50% por la crisis

En 2013 cambiaron de comunidad 3.335 aragoneses, frente a los 7.427 de 2007. La región atrajo hace seis años a 7.508 personas, por las 3.269 del pasado ejercicio

 

La caída de las ofertas de trabajo ha desplomado la movilidad laboral en España. -

R. L. M.
27/12/2014

La movilidad laboral se ha reducido a la mínima expresión a causa de la crisis. El descenso de las ofertas de trabajo ha provocado que el número de asalariados que entran y salen de la comunidad por motivos laborales haya caído más de la mitad en apenas seis años. En el 2007, las empresas aragonesas lograron atraer a 7.508 trabajadores, mientras que el pasado ejercicio la cifra bajó hasta los 3.269. Por otra parte, hace seis años 7.427 aragoneses decidieron emigrar a otra región para trabajar, frente a los 3.335 del 2013, según la serie estadística de la Agencia Tributaria.

De esta forma, la crisis ha provocado que el saldo de los asalariados que entran y salen de la comunidad resultara negativo el año pasado, algo que, por ejemplo, no sucedió ni en el 2006 ni en el 2007. Por no hablar de los datos del 2008, cuando el tirón de la Expo dejó la diferencia en +1.032 trabajadores (llegaron 8.353 y emigraron 7.321).

Con todo, la comunidad nunca se ha caracterizado por ser un gran polo de atracción laboral. De hecho, solo cinco regiones atrajeron el año pasado a menos trabajadores que Aragón: La Rioja (769), Cantabria (1.111), Extremadura (1.840), Asturias (2.031) y Murcia (3.077). Como siempre, Madrid y Cataluña volvieron a captar el mayor número de asalariados de otras comunidades: la primera recibió a 26.343 empleados y la segunda a 11.166.

 

SALDO NEGATIVO

A pesar de no ser un gran empleador foráneo, Aragón no arrojó un saldo tan negativo como otras regiones. Emigraron 66 trabajadores más de los que entraron, mientras que, por ejemplo, la diferencia en Andalucía fue de -4.271. En total, hay diez comunidades que en el 2013 presentaron un saldo negativo y solo cinco registraron un balance positivo.

Los datos de la Agencia Tributaria del año pasado ponen de manifiesto que Aragón logró atraer sobre todo mano de obra catalana (840 asalariados), valenciana (504), andaluza (458) y madrileña (433). En el lado opuesto, los empleados aragoneses emigraron especialmente a Cataluña (1.064), Madrid (743) y Valencia (444). Unas cifras que distan mucho de las del 2007. Ese año, 2.184 trabajadores de la comunidad se trasladaron a Cataluña por motivos laborales y 1.182 se fueron a Madrid.

La movilidad laboral se ha reducido con la crisis en todas las regiones. De hecho, en el 2013 se mudaron a otra comunidad un total de 91.007 españoles, frente a los 224.000 del año 2008. Eso sí, el informe de Hacienda no tiene en cuenta los traslados de los parados que encontraron un empleo en otro territorio.

La estadística, que tampoco analiza los movimientos realizados desde el País Vasco y Navarra por tener su propio régimen fiscal, recoge la información de los declarantes del IRPF de un año y los compara con los registrados en el año siguiente.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla