+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TECNOLOGÍA

La multinacional de diseño de chips ARM se suma al bloqueo a Huawei

La firma china tendrá dificultades para montar los teléfonos sea de donde sean sus componentes

 

Guo Ping, presidente rotatorio de Huawei, en el Mobile World Congress de Barcelona. - PAU BARRENA (AFP)

AGENCIAS
22/05/2019

Nuevo varapalo para Huawei. La multinacional de diseños de chips ARM, con sede en Reino Unido, ha dado instrucciones a sus empleados para que suspendan sus negocios con Huawei, revela este miércoles la BBC tras acceder a documentos internos de la firma.

ARM, propiedad de Softbank y dedicada a los semiconductores y al desarrollo de software, ha instado a sus empleados a frenar "todos los contratos activos, respaldar derechos y cualquier compromiso pendiente" con Huawei y sus subsidiarias para cumplir con la orden comercial del Gobierno de Estados Unidos.

Los diseños de ARM, que tiene ocho oficinas en EEUU, están en la mayor parte de procesadores de aparatos de telefonía móvil de todo el mundo. También los de Huwei, que, con este veto, tendrá dificultades incluso para montar los aparatos, más allá de que pueda o no usar productos hechos en EEUU.

En un documento interno al que accedió la cadena pública británica, la compañía de fabricación de chips señaló que sus diseños contienen "tecnología de origen estadounidense".

ARM considera que le afecta el veto impuesto por la administración de Trump a las compañías tecnológicas de su país para que no hagan negocios con el gigante de China.

6.000 empleados
ARM, con base en Cambridge y que emplea a 6.000 trabajadores, era la mayor firma tecnológica del Reino Unido hasta que fue adquirida en 2016 por el fondo japonés Softbank.

En un comunicado, la firma dice que cumple con las últimas regulaciones del Gobierno de Estados Unidos, aunque declinó hacer más comentarios.

Los empleados de ARM fueron informados de la decisión el pasado día 16 a raíz del anuncio del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

La BBC tuvo acceso a documentos internos en los que también se indicaba las implicaciones del veto estadounidense.

Según uno de esos documentos, se pedía a los trabajadores de ARM que suspendieran todo tipo de interacción con Huawei y sus subsidiarias.

También se recomendaba a los empleados que enviaran una nota al gigante chino para explicar que por una "situación desafortunada", no podían "proporcionar apoyo, entregar tecnología (bien software, códigos u otras actualizaciones), involucrarse en discusiones técnicas o hablar de asuntos técnicos con Huawei, HiSilicon u otras de las entidades nombradas" (por EEUU)