+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ESTUDIO DEL BANCO DE ESPAÑA

La oferta crediticia baja por los mayores riesgos percibidos

Los criterios de concesión de préstamos para consumo y otros fines se han endurecido en el tercer trimestre por el deterioro de las perspectivas económicas

 

Anuncios de pisos en alquiler en una inmobiliaria de Barcelona. - FERRAN NADEU

27/10/2020

Los últimos resultados de la 'Encuesta sobre Préstamos Bancarios' divulgados por el Banco de España evidencian que, durante el tercer trimestre del año, tanto en España como en la Unión Económica y Monetaria (UEM) se ha registrado una contracción generalizada de la oferta crediticia. La causa de esta caída de la concesión de préstamos y créditos "estaría vinculada a un aumento de los riesgos percibidos", según el estudio. En cuanto a la demanda, la procedente de las empresas descendió en ambas zonas, tras el fuerte aumento registrado entre abril y junio. En cambio, se elevaron las solicitudes de créditos de los hogares para adquisición de vivienda, tanto en España como en la UEM, mientras que las de préstamos para consumo y otros fines siguieron reduciéndose en España, aunque a un ritmo considerablemente menor que en el trimestre previo, y crecieron en el conjunto de la eurozona.

La confianza de los consumidores se está resquebrajando de manera rápida, con una reducción del gasto destinado a bienes de consumo duradero, según concluye el informe.

Las entidades financieras consideran que las medidas de política monetaria han seguido contribuyendo, en general, a una expansión de la oferta de crédito, pero en la práctica ese convencimiento no se lleva a la realidad en el mercado.

La demanda de préstamos procedente de las empresas habría descendido tanto en España como en la UEM entre julio y septiembre de 2020, tras el fuerte aumento registrado el trimestre previo, para financiar las cuantiosas necesidades de liquidez generadas en las compañías en ese periodo. En cambio, las solicitudes provenientes de los hogares para adquisición de vivienda habrían aumentado ligeramente en ambas áreas, recuperándose algo después del fuerte retroceso experimentado entre abril y junio, mientras que las realizadas por familias para financiar consumo y otros fines habrían crecido levemente en la eurozona, en tanto que en España habrían seguido reduciéndose, aunque de forma más moderada que en el trimestre anterior.

Los criterios de concesión de préstamos para consumo y otros fines se habrían endurecido durante el tercer trimestre del 2020, continuando la tendencia que se viene registrando desde finales del 2018. Esta evolución de la oferta se explicaría fundamentalmente por el aumento de los riesgos percibidos, "vinculado al deterioro de las perspectivas económicas generales, y, aunque no en la misma medida, por la menor solvencia percibida de los prestatarios, así como por una menor tolerancia al riesgo por parte de las entidades financieras".

CONDICIONES DE LOS CRÉDITOS 

Las condiciones generales de este tipo de créditos también se habrían endurecido, como resultado principalmente de los mismos factores, lo que se tradujo en un aumento de los márgenes aplicados, tanto a los préstamos ordinarios como a los de mayor riesgo, una disminución de las cuantías concedidas y los plazos, y un incremento de los gastos distintos de intereses. Por su parte, el porcentaje de solicitudes de fondos denegadas volvió a crecer durante el tercer trimestre del 2020. La demanda de crédito en el segmento de los préstamos al consumo y otros fines habría vuelto a reducirse entre julio y septiembre del 2020, si bien en este caso de forma muy ligera, después del abrupto descenso del trimestre anterior.

Los criterios de aprobación de los créditos a los hogares para adquisición de vivienda en España se habrían endurecido fundamentalmente como consecuencia del aumento de los riesgos percibidos (vinculado al deterioro de las perspectivas económicas generales), así como por la menor tolerancia al riesgo por parte de las entidades. Sin embargo, el Banco de España considera que las condiciones generales aplicadas en estos préstamos "no habrían presentado variaciones significativas". Un análisis más detallado revela que tanto los márgenes (los aplicados a los préstamos ordinarios y a los créditos con mayor riesgo) como el resto de las condiciones (garantías, cuantía, plazo, gastos distintos a los intereses) permanecieron sin cambios apreciables. Por último, el porcentaje de peticiones de fondos rechazadas también se habría mantenido estable.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla