+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FORO WOMEN4TECH

El reto de la paridad

La feria lucha por incrementar la presencia femenina H Solo el 2% de los cargos directivos en firmas de inteligencia artificial son mujeres

 

J. M. B.
01/03/2019

El sector tecnológico es mayoritariamente masculino. Como pasa en muchas otras industrias, la gran mayoría de altos cargos directivos en firmas tecnológicas son hombres, algo que tiene su reflejo incluso en tendencias como la inteligencia artificial. ¿Por qué Alexa o Siri tienen voces femeninas?

El Mobile World Congress (MWC) de Barcelona hace años que se preocupa por impulsar el papel de la mujer en el sector. El mejor ejemplo es Women4tech, un programa que este año cumplió su tercera edición y que busca impulsar la diversidad en el sector con discusiones y estudios.

Si el tema principal del congreso has ido la conectividad inteligente (inteligencia artificial), esta también tiene mucho que decir en cuestión de diversidad. «Si analizamos la fuerza femenina en trabajos sobre inteligencia artificial esta es solo del 20%. Pero si vamos a altos cargos ejecutivos, tan solo el 2% están ocupados por mujeres», apuntó ayer Athina Kanioura, de Accenture, durante la jornada principal de Women4tech. Según la misma consultora, sigue habiendo una brecha importante también en salarios de este sector. «Solo hay que ver que Alexa o Siri son voces femeninas, mientras que Einstein (el asistente inteligente de Salesforce, una empresa de software para empresas) es un hombre», añadió Robert LoCasio, consejero delegado de LivePerson.

Lo que pasa con los asistentes de voz y la inteligencia artificial no es muy diferente a la foto de la industria, donde existe brecha de género. «El sector necesita más mujeres, y eso solo puede ser bueno para toda la sociedad», lanzó Doreen Bogdan-Martin, directora de la Unión Internacionald de Telecomunicaciones, una agencia con 135 años de historia dependiente de Naciones Unidas.

El sector lucha poco a poco por cambiar, y una muestra es el propio congreso. El año pasado se logró que el 24% de los asistentes fuesen mujeres (en el 2015 eran el 18%). En las presentaciones, sobre todo de firmas americanas, se buscó la paridad de los oradores, como pasó en la cita de Microsoft. Y entre los conferenciantes estrella, 11 de 39 han sido mujeres (porcentaje superior al de altos cargos femeninos en las empresas). Queda aún mucho camino por recorrer.