+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el próximo 10 de febrero, en el palacio de congresos

Javier Gurruchaga presenta el Camelot más rocanrolero

El líder de la Orquesta Mondragón protagoniza el musical ‘Merlín, la leyenda’

 

José Gasent (Arturo), Javier Gurruchaga (Merlín), y Marina Damer (Ginebra). - JAIME GALINDO

ADRIÁN SAN ROMÁN
02/02/2018

La leyenda artúrica más roquera y mágica llega el próximo 10 de febrero al Palacio de Congresos de Zaragoza de manos del cantante y showman Javier Gurruchaga. Se trata del musical Merlín, la leyenda un espectáculo en el que el célebre líder de la Orquesta Mondragón interpreta al icónico mago de la corte de Camelot, que, según el mito, se hizo cargo de la educación del joven Rey Arturo, que acabaría arrancando a la legendaria espada Excalibur de la piedra, desposando a la princesa Ginebra y fundando la orden de los caballeros de la mesa redonda.

Una base sobre la cual el escritor y productor Josep Mollà ha construido libremente toda una historia cargada de licencias e interpretaciones, a la que Josep Zapater y Noèlia Pérez han puesto música, presentando a un Merlín «sin barba» que esconde al heredero de Uther Pendragón en la casa del herrero para que nadie sospeche de su linaje. «Queríamos presentar a un Arturo idealista, que hubiese pisado mucha calle, para que después al llegar a Camelot tuviese muchas ganas de cambiar las cosas» explicó Mollà, que asimismo indicó que había intentado aderezar el musical con conflictos universales como la soledad, la identidad o el amor platónico.

UN MUSICAL A LO GRANDE

«Es un musical enorme, a lo grande, tan pronto parece Los miserables o Billy Elliot como una ópera de Bertolt Brecht. Se han gastado una verdadera barbaridad en ropa, luego cuando lo veáis en Madrid no vale quejarse, lo vais a tener aquí» bromeó Gurruchaga, que ataviado con su peluca blanca y su túnica de mago deleitó a los medios con el tema principal del musical Se busca rey, en el que Merlín viaja con Arturo en el tiempo hasta la Inglaterra moderna para mostrarle todo el legado cultural que se generará a raíz de su leyenda. «Es un musical como otro cualquiera, solo que en vez de haberse fraguado en Brodway se ha fraguado en Tabernes de Valldigna, un municipio de Valencia donde ensayábamos» explicó el cantante y actor, que asimismo habló de la curiosa aproximación que Mollà había dado al personaje de Merlín. «Es un personaje que ha tenido múltiples interpretaciones, Disney tiene la suya, la serie británica otra, nosotros hemos hecho la nuestra, que es un tipo simpático y afable que en ocasiones casi se parece más a Papa Noel» bromeó Gurruchaga.

Asimismo, los intérpretes de Arturo y Ginebra, José Gasent y Marina Damer, elogiaron el proyecto y su capacidad de conectar con las inquietudes actuales. «Es un espectáculo que rompe continuamente la cuarta pared y consigue conectar muchísimo con el público» explixó Gasent, mientras que Damer destacó la «humanidad» del proyecto. «Mi personaje, Ginebra, es una princesa que no quiere estar encorsetada y relegada a las actividades que tradicionalmente se dejaban a las mujeres; conecta mucho con las últimas princesas que hemos visto en la gran pantalla» explicó la actriz.

DRAGONES Y TROLLS

Por otro lado, el director y productor del proyecto, José Tomás Cháfer, destacó el gran despliegue técnico del musical. «Tenemos caballos, dragones y trolls, que son los ayudantes de la villana Morgana, además de ocho actores y 47 personajes» explicó el director, que se refirió al espectáculo como «un musical lleno de magia y mucho, mucho rocanrol».

Merlín, la leyenda ofrecerá dos pases en el Palacio de Congresos de Zaragoza el próximo 10 de febrero, tras lo cual continuará con una larga gira que le llevará por toda la geografía española.