+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Gerente de Fundación Aspace

Mónica Iglesias: "Intentamos que el día a día sea lo más normal"

 

Mónica Iglesias. -

EL PERIODICO
30/04/2020

Esta trabajadora social, nueva gerente de Fundación Aspace Zaragoza desde el 2 de marzo, nos cuenta cómo han vivido la actual crisis sanitaria en la entidad y las medidas tomadas para atender a las personas con parálisis cerebral.

–¿Se imaginaba estos primeros días como gerente de la Fundación Aspace Zaragoza de esta manera?

–Nunca. Esto era inesperado para todos. Sabía que ser gerente de Aspace conllevaba un gran compromiso y responsabilidad, pero esto era inimaginable. Aunque lo asumí muy rápido gracias al apoyo del resto de profesionales de la entidad. Sin ellos, esta tarea hubiera sido mucho más complicada.

–¿Qué proyectos tenía en mente cuando tomó posesión de su nuevo cargo?

–Mi principal objetivo es el bienestar de los usuarios y sus familias. Pero la finalización de la residencia era sin duda nuestra prioridad. Pretendemos garantizar el futuro de nuestros usuarios, incluso cuando sus familias no puedan atender sus necesidades. Que tengan la posibilidad de continuar viviendo y desarrollándose acompañados de los profesionales que les conocen, manteniendo su vínculo familiar.

–¿Cómo ha afectado la crisis sanitaria del covid-19 a los servicios y actividades de Fundación Aspace Zaragoza?

–Contamos con centro de día, colegio concertado, aula de atención temprana y residencia. Los chicos de centro de día y cole se marcharon a sus casas y nos quedamos con los residentes. Pese a las medidas de prevención aplicadas y a los EPIs, intentamos que el día a día sea lo más normal posible..

–En su residencia no se ha detectado ningún caso de coronavirus. ¿A qué cree que se debe?

–No tenemos una receta mágica. Nos puede pasar en cualquier momento. Debemos ser muy precavidos y no bajar la guardia. Desde el día 9 de marzo, una semana antes del estado de alarma, viendo la evolución de la pandemia, restringimos las visitas de familias y la entrada de personal ajeno a la entidad. A partir de ese momento pusimos en marcha todas las medidas preventivas. Nuestro objetivo ha sido ir un paso por delante, dentro de nuestras posibilidades.

–¿Qué medidas han tomado para proteger a los residentes?

–En el momento que se estableció el estado de alarma, realizamos una reorganización del trabajo. Esta medida nos permite protegernos y minimizar riesgos en caso de contagios. Esto desde mi punto de vista ha sido fundamental para el buen funcionamiento del centro. Hemos aplicado todas las medidas que nos han indicado las autoridades pertinentes. Los trabajadores también están extremando las medidas fuera de la entidad. Son muy conscientes de su responsabilidad con nuestros usuarios y su vulnerabilidad inmunológica.

–¿Cómo se ha sentido estos días el equipo de Aspace trabajando con los usuarios, muchos de ellos personas de riesgo?

–El equipo de Fundación Aspace, después de nuestros usuarios, es el mayor potencial que tenemos. Todos son indispensables y el trabajo en equipo es uno de nuestros mayores valores.

–¿Se han sentido desbordados en algún momento o han recibido muchos apoyos?

–Efectivamente, así ha sido. La solidaridad una vez más es la clave en situaciones límite. Hemos recibido ayuda de muchos particulares y empresas que se han puesto a nuestra disposición. Por parte de la administración, creo que al igual que nosotros han estado al límite y han respondido a todas nuestras necesidades. Esta situación es nueva y gestionar frente a lo desconocido no es fácil. Destacar nuestro agradecimiento a las familias, al patronato de la entidad y en especial a su presidenta, Consuelo Ciria, su apoyo incondicional.

–¿Han pensado ya en el día después? ¿Cómo va a ser ese retorno a la normalidad en la entidad?

–Por las características de nuestro centro, retomar la normalidad será todo un proceso. No podemos olvidarnos de nuestros usuarios que están en casa y no están recibiendo la atención que necesitan, los tratamientos de rehabilitación, etc. Necesitan incorporarse lo antes posible al centro de día, pero eso lo marcaran las autoridades pertinentes.

–La ampliación de la residencia, ¿va a seguir siendo su prioridad?

–La prioridad máxima es que esto termine, controlarlo y volver a la normalidad. Y luego sí, continuar con un proyecto que todos queremos que sea una realidad. El objetivo de la ampliación de la residencia es garantizar la calidad de vida de las personas con parálisis cerebral.